Las claves de la causa por los bolsos con 9 millones de dólares por los que juzgan a José López

Politica
Lectura

encuentra con prisión preventiva desde el 14 de junio de 2016, cuando apareció en un convento de General Rodríguez con bolsos que contenían unos 9 millones de dólares.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

López, ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, cuenta con tres procesamientos por enriquecimiento ilícito. Los hechos por los que fue procesado incluyen, además de los bolsos que arrojó en el convento de General Rodríguez con 9 millones de dólares, las irregularidades detectadas en la casa de Dique Luján y la compra del departamento de la calle Las Heras 2032, piso 13.

En la causa se encuentran acusados además del ex funcionario K, su esposa María Amalia Díaz, a Celia Inés Aparicio, a los empresarios Carlos Hugo Gianni, Marcos Marconi, señalados como supuestos testaferros, y a Andrés Galera.

La causa cuenta con tres instancias bien definidas.

En primer lugar, la tenencia de casi 9.000.000 de dólares y unos 150.000 euros, que se secuestraron el año pasado en el Monasterio de Nuestra Señora de Fátima, en la localidad de General Rodríguez.

Las imágenes de López con los bolsos cargados de dinero, que nunca pudo justificar, fueron determinantes para su detención. El dinero se encuentra secuestrado desde entonces al igual que las joyas que buscó esconder en el convento.

En segundo lugar, se investigó la compra y refacción de la casa de Dique Luján, partido de Tigre, que López decía alquilar. En este punto se planteó que era el dueño original y que fue registrada en calidad de testaferro, primero a Andrés Enrique Galera, hasta el año 2010 y de ahí en adelante, también en carácter de testaferro, a Eduardo Ramón Gutiérrez.

Para la Justicia “se dio por probado en la causa que López y Díaz, pese a figurar como “inquilinos”, participaron y decidieron en el diseño de la construcción de la casa, y efectuaron luego ampliaciones a la misma”. Por otra parte, el supuesto alquiler que se pagaba “resultó ser irrisorio para la cotización de la propiedad”.

x

​Según el peritaje oficial ordenado por el Juzgado, la tasación oficial arrojó que el inmueble de 200 m2 construidos sobre una propiedad de 2000 m2, con muelle propio, tiene un valor de 680.000 dólares.

"López y Díaz, pese a figurar como “inquilinos”, participaron y decidieron en el diseño de la construcción de la casa, y efectuaron luego ampliaciones a la misma. Por otra parte, el supuesto alquiler que se pagaba resultó ser irrisorio para la cotización de la propiedad", señaló el juez Daniel Rafecas cuando envió a todos a juicio.

El tercer procesamiento es por la compra del departamento 13° “B” de calle Las Heras 203. López habría utilizado como pantalla a la sociedad “Marketing y Eventos S.A.” propiedad del empresario Carlos Hugo José Gianni y al abogado Marcos Artemio Marconi.

La propiedad fue valuada en 110.000 dólares, y se encuentra en el mismo edificio en el cual el ex funcionario K y su esposa ya contaban con otro departamento."Fue María Amalia Díaz quien se interesó por la compra del mismo, y que el empresario Gianni se limitó a comprarlo sin siquiera conocer el inmueble", indicó el juzgado.

Además, bajo sospecha, estuvo el contrato de alquiler a nombre de López, cuya confección "fue prácticamente idéntico al firmado meses antes para la casa de Dique Luján".


Las joyas secuestradas

El TOF 1 buscó asignar un valor final a los bienes del ex secretario de Obras Públicas preso hace más de dos años y medio. Primero valuaron la casa de Pilar a la que se le asignó un valor de 460.000 dólares.

En paralelo, se inició otra tasación: la de las joyas que se encuentran secuestradas en el Tribunal. Un dato no menor: uno de los relojes, en una valuación preliminar, arrojó un valor de 12.500 dólares, según pudo constatar Clarín. "Se tasaron el resto de las joyas que están secuestradas en el Tribunal, joyas y algunos relojes que se secuestraron en diferentes allanamientos posteriores", indicaron fuentes judiciales.

Esa tasación le asignó a las joyas y relojes un valor de $ 452.600 "a un dólar a 20 pesos en aquel entonces, con lo cual hoy su valor será aún superior", indicaron fuentes de la causa.

El trabajo se realizó con expertos del Banco Ciudad y el listado incluía relojes Rolex, anillos, aros, collares, gemelos, entre otras joyas que tenía el ex funcionario entre todas las pertenencias que buscó ocultar en el convento de General Rodríguez. "Había muchos gemelos y collares por un importante valor", indicaron a este medio.

¿Qué bienes se tasaron? Un reloj Tommy Hilfiger en $ 1.000, un Aviator Cronógrafo en $ 600, una pulsera articulada con Reloj Omega automático $ 37.000, un Hamilton Automatic en $ 20.000. También un reloj Rolex en $ 350.000, un reloj Mont Blanc en $ 12.000, un reloj suizo Tag Heuer por $ 20.000, un anillo de oro de 20 gramos en $ 12.000.

La confesión

Tras su confesión como arrepentido ante el juez Claudio Bonadio en la causa que investiga el sistema de corrupción que funcionó en el extinto Ministerio de Planificación, según el expediente, el origen del dinero, las armas y las joyas sigue siendo un punto central. El ex funcionario K apuntó contra un entonces secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner.

En su declaración señaló que días previos a la madrugada en la que trasladó los bolsos con dinero y joyas, lo contactó Fabián Gutiérrez para darle indicaciones al respecto. “Cuando me contactó, sin ninguna duda sabía que los mensajes u órdenes que vendrían con él provendrían de Cristina Kirchner, más allá de que Fabián hiciera referencia a la mujer de Muñoz.

Y fue un poco más allá: "Fabián Gutiérrez era funcional a los dos, a Néstor y a Cristina, pero en ese momento la única viva era Cristina. La plata era de la recaudación, la plata no sé donde estaba antes de que me la trajeran. Si me llamaba Fabián era porque Cristina así se lo había indicado, Fabián era Cristina. Yo me preguntaba en ese momento porque me habían elegido a mí. Es obvio que creí que el dinero era de Cristina y que quien estaba enviando a Fabián era ella, y por eso le hice caso".

JPE

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS