Siguen los vientos a favor para Macri

Politica
Lectura

Se mantiene la racha favorable para Macri, el análisis de Willy Kohan . A continuación, sus principales conceptos vertidos en Somos Nosotros en La Nación+TV.:Por Willy Kohan

 

  • Sigue la racha favorable para Mauricio Macri en la carrera electoral. Se conjugan en estas horas varios elementos que benefician al oficialismo. Se evidencia una mejora relativa en el humor social que se viene confirmando con sucesivas mediciones confiables de consumo y claramente en las encuestas, donde todas coinciden en un virtual empate entre Macri/Pichetto vs Alberto/Cristina.
  • A la dispar recuperación económica, que sigue verificándose en mayo y junio y que podría potenciarse si el Gobierno sortea sin dramas las PASO y se mantiene con chance de victoria, surgió ahora una novedad que puede ser determinante para los sectores medios y moderados.
  • Sindicatos muy identificados con el kirchnerismo como los gremios aeronáuticos y cuyos dirigentes son conocidos militantes opositores lanzaron la amenaza de paros salvajes contra los pasajeros en vacaciones de invierno; todo en el marco de una escalada sindical opositora para debilitar al Gobierno en un contexto clave a la hora de la definición electoral.
  • El rechazo generalizado en la opinión pública al primer ejercicio de este plan, con los cientos de cancelaciones de vuelos la semana pasada antes del fin de semana largo, activaron una fuerte respuesta del Gobierno. La Casa Rosada decidió redoblar la apuesta y enfrentar a los líderes gremiales más opositores y más identificados con prácticas sindicales violentas.
  • Más sutil fue la amenaza del líder de los bancarios, Sergio Palazzo, un radical de izquierda allegado a Cristina Kirchner, pero muy profesional en su carrera sindical y con claras intenciones de convertirse en futuro titular de la CGT. Palazzo pretende agrandar su poder como lo hizo Moyano y convertirse en referente para el futuro: ya controla casi 80 mil afiliados y busca unos 20 mil más, con el argumento de que los trabajadores de fin-techs, o cajeros de supermercados que reciben pagos de servicios, en verdad realizan tareas bancarias.
  • Será interesante seguir la saga de esta escalada sindical. En el campamento opositor, los estrategas de campaña de Alberto Fernández se agarraban la cabeza al conocer las novedades de los paros aeronáuticos. Pidieron suspender toda práctica gremial que afecte a la clase media: ni paros docentes ni mucho menos de transportes o servicios esenciales.
  • En el Gobierno, como siempre, halcones y palomas. Surgió por parte del Presidente abrir un debate parlamentario sobre la regulación del derecho de huelga en los servicios básicos, educación incluida. También, avanzar en la Justicia con denuncias penales contra los responsables. No es la primera vez que el Gobierno promete enfrentar a los sindicatos más combativos. Pero la sola disputa, en principio, suma más para el oficialismo que lo que resta.
  • Tal como lo comentamos la semana anterior, la economía, aun en forma dispar y relativa, sigue mostrando una mejora en las cifras con respecto a las de la primera parte del año. El especialista Guillermo Olivetto confirmó en una nota que publicó LA NACION que sus números revelan mejoras mes a mes en los distintos segmentos del consumo desde mayo y junio. Ahora la discusión ya no se centra en si terminó la recesión, sino en el grado de recuperación de la economía y si ese volumen alcanzará para cambiar el humor social.
  • Por su parte, el economista Miguel Ángel Broda calculó en su último informe que los planes de estímulo al consumo para el año electoral superan los 200 mil millones de pesos, entre créditos de la Anses a jubilados y beneficiarios de los planes sociales, congelamiento de tarifas, Ahora 12 y estímulos para la compra de 0km. Este último también como gesto del Gobierno al gobernador Schiaretti y a la industria automotriz muy concentrada en Córdoba y también en la Buenos Aires de María Eugenia Vidal.
  • De este modo, mejoran las chances de reelección de Macri si efectivamente la economía se estabiliza y en el margen comienza a mejorar, con los mercados internacionales jugando a favor y el dólar anestesiado, con algo más de dinero en el bolsillo de los consumidores por la subas nominales de ingresos y el freno en la dinámica inflacionaria.
  • Si se detiene el deterioro económico, la oposición perdería argumentos, en tanto lo que afloraría son contradicciones y debates que impactarían en la carrera de Alberto Fernández.
  • Así como Macri pareciera experimentar vientos a favor, naturalmente a su principal opositor le ocurre todo lo contrario. Por lo pronto, la mayoría de los expertos en marketing político coinciden en que el ex jefe de Gabinete no es un buen producto político para poner en la góndola. No es buen orador, no luce como una persona joven y saludable, toca de oído en materia económica y su paso por el gobierno de Néstor y Cristina y luego su posterior performance como tenaz opositor de Cristina no resiste ningún archivo y lo colocan en una suerte de incomodidad permanente. Sobre todo, si además se trata de acercar a electores moderados.
  • Hasta se relativiza la amenaza de un Kiciloff ganando junto a Cristina en la provincia de Buenos Aires y radicalizándose contra Macri en la presidencia. Todos parecen haber aprendido de la experiencia De la Rúa, en especial de las diferencias entre el actual y aquel momento político y económico. También los personajes en juego.
  • Por un lado, Macri ya demostró que no es De la Rúa. Sobre todo porque ahora no es necesario patacones ni corralito. Ahora, como se ha visto, se puede bajar el déficit con una devaluación. Y lo más sorprendente: se puede ganar una elección después del ajuste. Al revés, sería Kiciloff el que podría tener problemas en La Plata si no paga los sueldos sin la asistencia de la Casa Rosada
  • Al moderarse la crisis económica, se achica el espacio para cuestionar al Gobierno y crecen los argumentos del oficialismo para mostrarse mejor que el pasado: libertades públicas, clima republicano, respeto al que opina distinto, política exterior, reglas básicas de mercado en la economía, Indec independiente y creíble, gestión más decente y eficiente en la contratación y realización de obra pública, o las políticas públicas contra el delito.
  • Todos elementos con los que el Gobierno puede sacar ventaja. Siempre y cuando no suceda algo que impacte negativamente en la economía. Solo un cisne negro en las PASO podría alterar el clima de optimismo que se vive hoy en Casa Rosada. Nada de eso aparece en las encuestas.