Los intendentes del PRO se cortan solos: video y delivery de boletas para zafar del arrastre de Mauricio Macri

Politica
Lectura

El video dura 31 segundos. Va al hueso desde el arranque. "¿Sabías que podés elegir a los candidatos que más te representen aunque no sean del mismo partido?", pregunta en su

primera placa, y pone un par de boletas en rincones opuestos. Por un lado, presidente y diputados; por el otro, gobernador e intendente. "Recordá que a la hora de votar, tenés la opción de cortar boleta. Es muy simple. La boleta tiene cinco categorías, divididas por líneas punteadas", aclara. Y enseguida, a los 16 segundos, revela quién fue: "Elegí tu candidato a intendente, cortá por la línea punteada y armá tu boleta con el resto de los candidatos elegidos. Este 27 de octubre, cuidá tu voto. #Cortá boleta".

x

Clarín consultó a tres municipios macristas y a la Gobernación y hubo dos coincidencias básicas: la pieza circula desde hace varios días en distritos conducidos por intendentes del PRO, como Lanús y Quilmes, pero no es un video "oficial". Tampoco allí se explicita que el voto debe ser para Juntos por el Cambio. No hace falta. La necesidad de fomentar el corte es un boca a boca desesperado que comenzó en la misma noche del 11 de agosto. Clarín anticipó el fenómeno una semana después de las primarias.

Camino a las elecciones
Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

"Los intendentes subestimaron las PASO. Como en la Rosada, creyeron en las encuestas que hablaban de una diferencia menor y se confiaron en revertir el resultado en octubre. Por eso militaron la boleta completa", resumieron a este diario desde uno de los pocos distritos gobernados por el oficialismo que zafó del golpazo.

Los ocho municipios importantes del Conurbano a cargo de Juntos por el Cambio podrían dividirse en tres categorías:


Los ganadores

En las PASO, hubo triunfos en Vicente López (intendente Jorge Macri), San Isidro (Gustavo Posse) y San Miguel (Jaime Méndez). En los dos primeros casos, además del jefe comunal, también ganaron Mauricio Macri para presidente y María Eugenia Vidal para gobernador.

El tercero se convirtió en caso modelo: el intendente Jaime Méndez ganó por casi 10 puntos en su categoría, mientras Macri y Vidal perdieron por mayor margen aún contra Alberto Fernández y Kicillof. Corte a full. "El corte no fue en contra de Mauricio y María Eugenia, fue a favor de Jaime", justificaron desde San Miguel.

Salvo imponderables, los tres debería reelegir. Pero el clima no está para hacer la plancha: Jorge Macri, que ganó por casi 30 puntos, lanzó un bono de 12.000 pesos para sus empleados, más del doble que el plus nacional. 


Los perdedores con más chances

Son los ejemplos paradigmáticos. Jefes comunales con buena imagen y gestiones valoradas en las encuestas, pero derrotados en las PASO. Aquí también hay coincidencia, incluso desde la oposición: los más perjudicados por la ola kirchnerista fueron Néstor Grindetti en Lanús y Diego Valenzuela en Tres de febrero. 

Tuvieron elecciones en espejo. Ambos compitieron solos contra amplias internas kirchneristas (con 5 ó 6 candidatos) y en la suma quedaron entre 12 y 13 puntos abajo. Son los que más confían en revertir el resultado y acaso los más sueltos para ir a buscar el voto K.

En Lanús se vieron pintadas con tijeras dibujadas y admiten que "militantes peronistas nuestros están trabajando el tema". En Tres de Febrero, el propio intendente está yendo a reuniones de vecinos a convencer a votantes de otros partidos. Valenzuela quedó particularmente fascinado con un joven, Nahuel Nieto, que posteó en Facebook una foto de una reunión con el jefe comunal y explicó: "Ojo, mi marido y yo seguimos con Alberto y Cristina, nuestras convicciones siguen siendo las mismas. Y sí, también estamos con Diego. Porque eso es la democracia, apoyar y valorar lo bueno de cada uno".

Un escalón más abajo en ponderación, pero más cerca en las primarias, quedó Ramiro Tagliaferro, intendente de Morón y quien le cedió la plaza de su municipio a su ex, María Eugenia Vidal, para darle un baño de apoyo. El jefe comunal perdió por poco más de 7 puntos contra su antecesor, Lucas Ghi. La gobernadora, asegura una fuente macrista, dio vía libre para la pelea por las intendencias: "Hagan lo que tengan que hacer para ganar".


Los perdedores con menos chances

En esta categoría entran Martiniano Molina, de Quilmes, y Nicolás Ducoté, de Pilar. Tuvieron gestiones criticadas y en las PASO quedaron relegados. Molina, a 21 puntos de otra amplia interna K; y Ducoté a poco más de 12 de Federico de Achával, empresario e hijo de un antiguo socio de Cristóbal López en los casinos.

No se dan por vencidos, de todos modos. En Quilmes, además del video, circulan afiches virtuales de un agrupación peronista que dicen así: "Arriba votá a quien quieras, en Quilmes votá con el corazón. Martiniano intendente".

El caso San Miguel y la boleta personalizada

Por el resultado en las PASO, pero también por el antecedente de 2015, cuando Joaquín de la Torre consiguió su reelección con un derrotado Sergio Massa para la presidencial, San Miguel se convirtió en foco de consultas. Varios intendentes macristas empezaron a pedir la fórmula para cortarse solos.

"Vos tenés tres pasos. Primero vas a visitar al vecino, sin boleta, y lo intentás convencer de que también vote a Macri y Vidal. Pero si te dicen que no los quieren y es irremontable, no insistís. En la segunda visita le llevás la boleta a pedido. Por ejemplo, Alberto, Kicillof y el intendente macrista. El tercer paso, si es una zona muy complicada, es llevarlo a votar el día de la elección. Nosotros ponemos Trafic. Siempre te puede cagar y votar otra cosa, pero nuestra experiencia fue buena. Igual ojo, la gestión tiene que ser buena", explicaron desde un municipio con antecedentes probados en corte.

En las intendencias y en la Gobernación aún hay recelo por la negativa de Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, de separar las elecciones provincial y municipales de la nacional. Por la incomodidad de la jugada, de todos modos, ningún intendente macrista admitirá en público el operativo. Pero la fidelidad tiene fecha límite: el 27 de octubre se juegan la de ellos. Y vale cortarse solos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS