Encuesta en Provincia: María Eugenia Vidal se acerca, pero sigue lejos de Axel Kicillof

Politica
Lectura

El escrutinio definitivo en la provincia de Buenos Aires dejó clavada la estaca sobre el corazón reeleccionista de María Eugenia Vidal: su rival del Frente de Todos, Axel Kicillof, le

sacó en las PASO 1.636.674 votos. Una diferencia de 16,78 puntos porcentuales en votos válidos (incluyendo los blancos). Más que lo que consiguió Alberto Fernández contra Mauricio Macri a nivel nacional. ¿Se puede remontar?

Clarín accedió a una nueva encuesta bonaerense de la consultora Trespuntozero. Buena noticia para la gobernadora, pero hasta ahí. El estudio muestra que la brecha con el ex ministro de Economía se achicó, aunque sigue siendo muy amplia.

Camino a las elecciones
Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

El sondeo, de 1.000 casos online relevados entre el 3 y el 13 de septiembre, se presentó con un margen de error de +/- 3,2%. Y en su medición electoral, muestra a la candidata de Juntos por el Cambio con 35,5% de intención de voto contra 50,4% de su contrincante K. Este escenario incluye menos de 10 puntos para los otros tres postulantes que pasaron el filtro de las PASO, un 1,4% de blancos y un 4,3% de indecisos.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para gobernador.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para gobernador.

Si se compara con las primarias, Vidal había sacado 32,56% de votos válidos (incluyendo los blancos en la base), por lo que estaría creciendo unos tres puntos, sin proyectar indecisos. Mientras que Kicillof subiría poco más de un punto: 49,34% obtuvo el 11 de agosto y ahora mide 50,4%. La distancia se recorta de los 16,78 puntos mencionados a 14,9. Menos, pero mucho.

El estudio no muestra el escenario de votos afirmativos, que es como se cuenta en octubre para decretar el ganador, excluyendo los votos en blanco y, claro, sin indecisos. En ese conteo, la diferencia que obtuvo Kicillof en las PASO bonaerenses fue aún más grande en términos porcentuales: 17,86 puntos, producto de un 52,51% contra 34,65%.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para gobernador.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para gobernador.

Esta es la segunda encuesta en Provincia que hace Trespuntozero después de las primarias. En su primer relevamiento, cerrado el 2 de septiembre, Kicillof tenía 49,6% (0,8 punto menos que ahora) y Vidal 32% (3,5 por debajo que el actual). 

Los que siguen navegando por abajo son Eduardo "Bali" Bucca, el candidato de Consenso Federal (4,8% en la última medición); Gustavo Alvarez, del Frente NOS (3,1%) y Christian Castillo del FIT-Unidad (0,5%). 

Números nacionales y corte de boleta

El sondeo de Trespuntozero trabaja sobre otros dos escenarios clave pensando en la elección para gobernador, donde no hay balotaje: el que saca un sufragio más queda consagrado por cuatro años. La consultora mide por un lado la intención de voto para presidente en el distrito (las candidaturas van en la misma "sábana") y pregunta a la gente sobre un eventual corte de boleta. La primera medición reafirma a Kicillof como gran favorito. La segunda abre algún interrogante.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para presidente en Provincia.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para presidente en Provincia.

Por un lado, Alberto Fernández y Cristina le sacan más de 20 puntos a Macri-Pichetto en Provincia: 51,7% contra 29,9%, con un 2,2% de blancos y 4,8% de indecisos. Si bien aquí el oficialismo también recortó distancias respecto a la medición de principios de mes (era 53% contra 28,3%), sigue lejísimos.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para presidente en Provincia.

Encuesta bonaerense de Trespuntozero. Intención de voto para presidente en Provincia.

Pero por otro lado, un 14,4% asegura que es "muy probable" que corte boleta en octubre y un 5,3% dice que es "bastante probable". Esa posibilidad resultará clave para que Vidal al menos crezca en octubre. Para agosto, si bien hizo campaña por la boleta completa, la gobernadora se esperanzaba con que la potencia de su figura (al menos hasta entonces era la dirigente con mejor imagen del país) inflara un voto propio, por encima de Macri, como en 2015. No hubo bis: aunque terminó mejor que el Presidente, la diferencia fue marginal e insuficiente como para dar otro batacazo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...