Dos días soñados para Macri tras la pesadilla de las PASO

Politica
Lectura

Mauricio Macri coronó el domingo un fin de semana soñado. El sábado convocó en el Obelisco a la manifestación política más concurrida de las últimas décadas y al día siguiente consiguió

revertir la tibia imagen que había dejado en el primer debate presidencial. Con una sucesión de ataques directos al kirchnerismo, el Presidente reprodujo la estrategia que había desplegado Alberto Fernández en Santa Fe y neutralizó la ventaja discursiva en que había quedado el candidato del Frente de Todos desde hacía una semana. Macri también aprovechó la novedad de encontrarse con un Fernández muy atado a su discurso ensayado y al encadenamiento de eslóganes, que sólo consiguió destacarse cuando le informó al Presidente que su gestión dejará un 40 % de la población en la pobreza.