Alejandro Finocchiaro: "Argentina necesita una reforma laboral urgente"

Politica
Lectura

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, hace su propio balance de la herencia que dejará. Dice que está orgulloso de sus sus evaluaciones "Aprender" y de haber

roto "la inercia del sistema educativo". También, como político, de haber conseguido unos 200.000 votos en La Matanza, donde fue derrotado en sus aspiraciones de intendente. Tras la derrota, se convirtió en uno de los voceros del gobierno de Mauricio Macri, y ensaya una autocrítica del ciclo que está por terminar. También deja un mensaje para el Gobierno que viene y habla de la necesidad de una "reforma laboral urgente".

Clarín habló con el ministro en París. Viajó para participar en el plenario de la UNESCO, donde Argentina fue distinguida. En el debe educativo, lamenta no haber tenido tiempo para acortar las carreras universitarias. Pero apunta, previsiblemente, a la economía: “El principal problema que tuvimos nosotros fue no poder controlar la inflación. Porque de ahí se deriva todo".

- ¿Cuál es su herencia en educación?

- Nosotros empezamos a romper la inercia de un sistema educativo que estaba absolutamente inmovilizado, que todavía se encontraba en el siglo XX y en algunos aspectos, en el siglo XIX. Lo primero que yo quiero rescatar son las Evaluaciones Aprender.El hecho de haber puesto en valor la verdad. Pero no sólo la verdad de mostrar cuál era nuestro sistema, sino también de poder tener información confiable para poder diagramar políticas públicas. A partir de allí empieza nuestra tarea en capacitación en lengua -porque estábamos mal en lengua- y el Presidente este año anunció una mejora de 8 puntos porcentuales en lengua en la escuela primaria. Hoy el 75% de nuestros chicos están en los niveles satisfactorio y alto. También las Escuelas Faro. Tomamos las 3.500 escuelas que más necesitaban de la acción del Estado. Pusimos nuestros recursos, no sólo dinero sino recursos humanos, pedagógicos. En la evaluación del año pasado estuvieron por encima del promedio nacional. Cuando el Estado está presente se logran resultados. Hoy en cada escuela, desde Jardín de Infantes hasta la secundaria, hay equipamiento tecnológico diversificado, hay conectividad.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en París.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en París.

- ¿Y qué no pudo?

- La planificación para ver de tener en nuestras universidades carreras en áreas vacantes de conocimiento, hacer carreras más ágiles, más cortas. Es ridículo que todavía pensemos que la duración teórica para tener un abogado tienen que ser seis años. Eso nos ha quedado porque en principio quisimos atacar las causas que generaban este inmovilismo en la educación obligatoria. Porque si no arreglábamos lo que estaba antes, es difícil arreglar lo que está después.

- ¿Por qué usted se convirtió últimamente en vocero del Gobierno?

- No lo sé. Es la primera vez que me lo dicen. Cuando dicen cosas de nuestro gobierno que no son verdad en términos objetivos -no estamos hablando en términos opinables- hay que salir y hay que dar la cara.

- ¿Por qué perdieron?

- Perdimos porque, en la profundidad del cambio que estábamos llevando a cabo, en algún momento no advertimos el tremendo sacrificio que estaba haciendo quien es el gran soporte electoral de Cambiemos: la clase media. Y la clase media, en algún momento, nos dijo :"Fíjense en nosotros".

- Y ustedes no se fijaron.

- Después de las PASO sí . Eso explica que el Presidente haya sacado 8 puntos más que en las PASO. Es un presidente que se retira con el 40 por ciento de los votos.

- ¿Este 40 por ciento es del PRO o es de gente que no quería ver a Cristina en el poder?

- Yo creo que es de la gente. Los políticos no son dueños de ningún voto. Cambiemos surge como una consecuencia de que la gente quería cambiar. Surge de abajo hacia arriba y en este caso es lo mismo. Yo creo que la gente que votó a Cambiemos sí tiene una sólida convicción republicana y libertaria.

- "Esto recién comienza", como dice el Presidente.

- Nosotros hemos perdido la elección. Pero hemos dejado plantada una vara muy alta en cuanto a la calidad democrática, a los valores republicanos, a las libertades y en cuanto a que es posible cambiar. Creo que esto viene para largo, porque en la política hay alternancia.

- Seamos realistas. La economía que ustedes dejan es una economía hecha pedazos.

- Es una economía que va a tener un presupuesto equilibrado por primera vez en 70 años, con un déficit fiscal que bajó del 4% al 1,4%. Tiene las condiciones para poder crecer si se la quiere hacer crecer. Nosotros tuvimos que manejarnos estos años pagando lo que habíamos heredado, con circunstancias externas e internas muy difíciles y, por supuesto, con errores propios.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en París.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en París.

- Ustedes se equivocaron. ¿Convirtieron al país en una timba financiera?

- No, no, yo creo que el principal problema que tuvimos nosotros fue no poder controlar la inflación. Porque de ahí se deriva todo.

- ¿Cómo se va a resolver el problema del liderazgo de Cambiemos? ¿Será Macri?

- Siempre que un movimiento político deja el poder, ahí se producen alineamientos, ajustes. Hoy entiendo que el Presidente claramente es el líder de un espacio que tiene 40% de los votos. Creo que su conducción va a ser más horizontal. Va a haber más participación de los partidos con representación parlamentaria.

- ¿Va a mantener la coalición como hasta ahora? ¿y si mantiene , va  a aceptar la sugerencia de sus aliados, que quieren ver un liderazgo horizontal, no gerencial?

- Nosotros tenemos que seguir juntos. Cambiemos o Juntos por el Cambio tiene que permanecer junto, unido por esa responsabilidad que tenemos. Creo que naturalmente Mauricio va a liderar. Por supuesto, posiblemente en otro formato. Pero lo va a liderar. Tiene que estar (Alfredo) Cornejo y tiene que estar (Gustavo) Valdés y tiene que estar (Gerardo) Morales y tienen que estar los líderes parlamentarios de la Coalición Cívica y el PRO; y tiene que estar (Miguel Angel) Pichetto. Tienen que estar todos.

- ¿Para qué quieren los aliados? Muchas veces se los critica por encerrarse. 

- Eso será parte de nuestra profunda reflexión.

- Usted viene de la militancia política desde los 15 años. ¿Por qué el PRO parece despreciar la política? Cuando la utiliza puede llegar al 40%.

- Es un mito. Nuestro espacio ya tiene casi 20 años, pero ha producido una renovación de la política. Porque acá hay personas que venimos de la política de toda la vida, otra que empezó hace muy poco tiempo, o viene del mundo privado o del mundo intelectual. Hay gente que simplemente un día dijo: "Quiero trabajar para que este país cambie". Fue difícil amalgamar todo eso. Ya está empezando a cuajar, pero los procesos políticos son lentos. Uno no puede armar un espacio político y pensar que puede tener el mismo nivel de cohesión que un partido que tiene 100 años, un partido que tiene 70 años. Mauricio ha formado un partido, que después se alió con otros partidos políticos y llegó al poder.

- Sí, pero al mismo tiempo, ustedes perdieron a los que los votaron. Votaron a Alberto Fernández y a Cristina esta vez.

- Eso es parte de esa reflexión de la que yo hablaba. Hubo algún momento donde nosotros no llegamos a advertir el sacrificio que estaba haciendo la clase media, el esfuerzo.

- ¿Usted cree que va a ser diferente el vínculo hoy entre la oposición y el peronismo que va a llegar al poder, que van a poder establecer  un cierto lazo para cierta normalidad?

- No lo sé. Lo deseo. De hecho, yo creo que nosotros tenemos que aceptar como oposición todo diálogo que nos proponga el Gobierno que asuma a partir del 10 de diciembre, para buscar consensos, que permitan que nuestro país crezca. A la vez, tenemos que seguir siendo muy firmes en la defensa de la Constitución, de la República, de la calidad democrática, de las libertades.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en París.

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en París.

- ¿Es necesario aceptar políticas de Estado por parte del Peronismo?

- Sería muy sano generar consensos. Si esos consensos no se generan, finalmente las políticas duran pocos años. Argentina necesita una reforma laboral urgente, porque las empresas no toman empleados. Porque existe un costo laboral altísimo y los desocupados no tienen sindicatos que los puedan representar. Entonces ahí hay que trabajar. Hay que trabajar con el nuevo gobierno, con la CGT, hay que trabajar con todos los que haya que trabajar. Pero hay que buscar un consenso, porque sino cada vez va a haber menos empleo formal en la Argentina.

- ¿Cómo cree usted que va a ser el vinculo entre los aliados en el Parlamento? ¿Van a votar juntos? ¿El radicalismo va a votar separado? ¿Creen que Monzó va a votar separado?

- Esto es parte de esos reacomodamientos que se tienen que ir dando. Pero tenemos que votar juntos, porque si va a haber un interbloque, deberíamos tener una política común y resolver nuestras diferencias adentro. No es malo que un espacio político tenga diferencias. Lo malo es que no pueda resolverlas. 

- ¿Monzó debe ser parte del PRO o tiene que estar fuera?

- Monzó es parte de Juntos por el Cambio, salvo que él decida no serlo. Hasta ahora es parte de Juntos por el Cambio. Yo lo conozco a Emilio hace casi 30 años. Es parte.

- ¿Pichetto?

- Pichetto es parte. Pichetto va a trabajar con nosotros en la construcción de un peronismo democrático, que se integre a Juntos por el Cambio.

- Por eso entonces estallan estas cosas. Más allá de Piñera, creo que en Latinoamérica está habiendo crisis institucionales profundas. Tenemos Venezuela, Bolivia, Chile, Nicaragua. Hay un problema de representación política.

- ¿El escenario de crisis regional, como en Chile y Bolivia, puede repetir en Argentina? ¿El triunfo del peronismo ayudó a que no ocurra?

- Argentina tuvo su última gran crisis institucional en el año 2001. Fue muy malo para el sistema jurídico y político argentino, muy malo para la sociedad argentina. Yo espero y deseo fervientemente que eso no pase en Argentina. Creo que el arco político en Argentina está dando muestra de otro tipo de madurez hoy.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...