El Fondo Monetario Internacional afirma que está abierto a renegociar la deuda con el nuevo Gobierno

Economia
Lectura

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está abierto a renegociar el programa de préstamos otorgado a Argentina en cuanto el nuevo Gobierno tome posesión y le presente su plan económico, según dijo

a la agencia internacional EFE un alto responsable del organismo multilateral.

"Estamos a la espera del diálogo con el Gobierno argentino para construir un diseño de un programa del FMI, si es que así lo requiere", afirmó este martes el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, quien, sin embargo, señaló que dicho plan económico deberá "restablecer los balances internos y externos del país". En otras palabras, un ajuste.

"El FMI tiene un programa de financiación con Argentina por importe de 57.000 millones de dólares, de los que 44.000 millones ya han sido desembolsados", detalló Werner.

Hasta el momento, Alberto Fernández busca una estiramiento de los plazos de pago con el organismo internacional, una coincidencia conceptual con el ministro de Hacienda saliente, Hernán Lacunza, quien ayer lunes decía que el estiramiento de plazos es similar a una quita de capital. Fernández, además, ya adelantó que no le pedirá al FMI los US$ 11.000 millones restantes del megacrédito.

Preguntado por la disposición del Fondo a aceptar un aplazamiento de los pagos del préstamo, Werner ha asegurado que se trata de una "manera de operar tradicional" del FMI la suscripción de "nuevos programas con los que, en algunos casos, los nuevos desembolsos ayudan a mitigar la carga de los repagos del programa anterior".

En ese sentido, apuntó que recientemente el organismo con sede en Washington ha suscrito nuevos programas con Jamaica o Honduras.

Pero para abordar un eventual nuevo programa, el FMI requiere del Gobierno argentino un plan económico propio "consistente, que lleve al restablecimiento de los balances internos, externos, etc. Esos programas pueden ser apoyados con financiación del FMI".

"Ha habido una llamada telefónica entre el presidente electo, Alberto Fernández, y la directora del FMI, Kristalina Georgieva, hace algunas semanas y, después de eso, no hemos tenido contacto", aseguró Werner, quien manifestó "la mejor disposición del Fondo para trabajar con ellos".

El presidente saliente Mauricio Macri alcanzó con el FMI un acuerdo para recibir un préstamo de 56.300 millones de dólares en 2018. A finales de noviembre, Alberto Fernández —que asumirá la presidencia el próximo 10 de diciembre— se mostró partidario de que el país no aumente la deuda con los 11.000 millones de dólares que el Fondo debe entregar a Buenos Aires como último pago de ese préstamo.

Tras su victoria en octubre, Alberto Fernández decía: "El FMI tiene que entender lo que ha pasado y asumir la responsabilidad. No se trata de conseguir una quita, sino de lograr que nos den la posibilidad de ponernos de pie y juntar los dólares necesarios para poder pagar". 

Con agencia EFE