Quilmes elaborará Budweiser en Tucumán

Economia
Lectura

Con una inversión de US$10,2 millones, Quilmes -que forma parte de la compañía cervecera internacional AB InBev, comenzó a elaborar, en Tucumán, su marca más vendida en el mundo: Budweiser. La

misma que, hasta hace poco más de un año, era comercializada por su competidora CCU.

La inversión se hizo en la planta tucumana de Acheral e incluyó la ampliación de la capacidad y la realización de una adecuación y mejoras en la cervecería que funciona desde hace 103 años en esa provincia.

Según la empresa, "se incorporó una nueva planta de agua con filtro de carbón activo para lograr mayor pureza, se amplió la sala de elaboración, y se incorporaron cuatro nuevos tanques de fermentación y un nuevo tanque de propagación de levadura, entre otras modificaciones", detalló en un comunicado.

Si bien la producción comenzó hace un par de meses, el lunes fue la inauguración oficial y participó el gobernador de Tucumán, Juan Luis Manzur y parte de su gabinete.

En la ocasión, el presidente de la cervecera, Martín Ticinese comentó “Somos una agroindustria federal con casi 130 años en el país. Tenemos una visión de largo plazo y compromiso con la Argentina. A pesar del duro contexto económico del país y de nuestro negocio, nosotros no especulamos, sino que tomamos riesgos y apostamos a invertir, a producir y a generar empleo de calidad en todas las regiones del país", dijo. La caída de las ventas de la empresa, en 2019, orilló el 6%.

Hoy la marca Budweiser tiene entre un 4% y 5% de mercado. Y con la nueva inyección recibida , el objetivo es que siga creciendo. "Queremos posicionar a la marca y tener también un mayor consumo en Buenos Aires", señaló Ticinese.

Otras marcas que elabora Quilmes, en el país, además de Budweiser, son:  1890, Brahma, Stella Artois, Andes Origen y Corona. Además de la Cervecería, Quilmes tiene una planta de gaseosas ubicada en la capital tucumana, una planta de maíz desgerminado, un centro de distribución y una oficina de venta regional. 

Fuentes de la compañía explicaron que, "para conseguir la autorización para elaborar la marca, en Acheral, los maestros cerveceros de la compañía se sometieron a auditorías internacionales de Saint Louis (EE. UU.) y Bélgica para garantizar que la cerveza Budweiser que se elabora en el mercado local sea igual a la que existe en el resto del mundo, con los mismos estándares de calidad.