La producción automotriz cayó 26,4% en noviembre

Economia
Lectura

La producción de vehículos cayó 26,4% durante noviembre, según datos de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA). Con 27.099 unidades, el mes pasado se fabricaron 26,4% menos que en el

mismo mes de 2018 y 14,9 % menos respecto de octubre. La producción acumulada en los primeros 11 meses fue de 300.263 unidades, lo cual confirma la proyección de que 2019 cerrará con el peor indicador de producción automotriz desde 2005, cuando la producción total rozó las 320.000 unidades (al año siguiente, 2006, se produjeron 432.000)

En cuanto a la exportación, durante noviembre las terminales automotrices exportaron 17.921 vehículos, 31,2% por debajo de noviembre de 2018 y 7,3 % menos que en el mes anterior. En lo que va del año las terminales exportaron 205.283 vehículos, 16,7% por debajo del desempeño de los primeros 11 meses de 2018. El año pasado, en 11 meses se habían exportado 246.413 unidades a diversos mercados.

En ventas mayoristas, durante noviembre el sector automotor en su conjunto comercializó a la red de concesionarios 22.900 unidades, 30,8% por debajo de noviembre del año pasado y 15,8 % menos que en octubre. En lo que va del año, las ventas de las fábricas a sus concesionarias suman 341.323 unidades, una caída de 46,1 %  contra el mismo período de 2018. Para esta misma altura del año pasado, se habían vendido 633.398 vehículos.

La industria automotriz venía registrando caídas sucesivas tanto en 2017 como 2018, con registros inferiores al medio millón de unidades producidas. Pero la combinación, este año, de la abrupta caída de las ventas locales y la escasa demanda de unidades desde Brasil profundizó la recesión en la mayoría de las terminales.

Gabriel López, presidente de Ford y nuevo titular de ADEFA, señaló a través de un comunicado de la entidad que el año que finaliza resultó muy "desafiante" para el sector, un eufemismo que suelen utilizar las empresas cuando las cosas no marchan bien. “Los volúmenes registrados en las principales variables son una muestra de ello”, agregó López.

“Hemos trabajado intensamente para administrar esta situación. Es fundamental estabilizar las variables de la economía y despejar así la incertidumbre en el mercado local, para que sumado a una potencial mejora en la demanda externa, nos permita comenzar a registrar resultados interanuales positivos durante el año próximo”, dijo el ejecutivo.