Brasil advierte que el Mercosur no volverá a la "caverna" del proteccionismo

Economia
Lectura

(Beto Goncalves, corresponsal). El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, aseguró el miércoles en el inicio de la cumbre del Mercosur que su país está dispuesto a continuar trabajando con sus socios

del bloque aduanero en un marco de libertad económica y compromiso con el libre comercio, y advirtió que no aceptará volver a la “caverna” del proteccionismo.

El mensaje fue ampliamente considerado como un nuevo llamado de Brasilia al futuro gobierno de Alberto Fernández para que no se vuelvan aplicar mecanismos de restricción al comercio entre Argentina y Brasil, tal como ocurrió durante los gobiernos kirchneristas y muy especialmente entre 2011 y 2015.

Esa exhortación fue hecha varias veces por el presidente Jair Bolsonaro, quien dijo que apuesta a una relación pragmática y hacer negocios con Argentina, y aseguró que de su parte no levantará restricciones al intercambio bilateral y que esperaba lo mismo de sus contrapartes.

“Nuestro gobierno tiene un compromiso con el cambio, con el combate a la corrupción, con la reducción de un Estado excesivamente hinchado, con las reformas y con la promoción de libertad económica. El comercio internacional es parte fundamental del proyecto de cambio y transformación, removiendo las barreras al comercio que limitan nuestro crecimiento. El Mercosur es parte fundamental de este nuevo proyecto de nación”, dijo Araújo.

En ese sentido, el jefe de Itamaraty, la cancillería brasileña, dijo que “el Mercosur dejó de ser un freno para pasar a ser un acelerador. Se apagó la memoria de un Mercosur proteccionista e ineficiente. Salimos de la caverna y volvimos a la luz del sol. No volveremos a la caverna, afirmó.

Al hablar ante sus colegas de Argentina, Uruguay y Paraguay, el canciller de Brasil atacó la ideología socialista "que esclaviza a las poblaciones", pidió un Merocusr con libertad y democracia, y reconoció que le hubiera gustado avanzar más en la revisión del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur, de modo de establecer un cronograma de apertura comercial. Por eso, manifestó su confianza que ese proceso continúe y avance en el próximo semestre.

“La opción (a una economía abierta) es volver a la caverna. A la economía controlada por el Estado y los amigos del rey.Es una caverna sin aire y sin luz que solo nos da estancamiento y desempleo”, indicó también Araújo.

El canciller de Brasil despidió con aplausos a sus colegas de Argentina, Jorge Faurie, y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, quienes dejarán sus cargos próximamente. Faurie agradeció ese saludo, elogió el trabajo conjunto con Brasil y dijo que “para Argentina el Mercosur es nuestra política externa y nuestra política de Estado y así nos presentamos y espero que nos sigamos presentando en el mundo”.