Alimentación insuficiente

Economia
Lectura

El 22,2% de la población urbana ---9 millones de personas – redujeron en forma involuntaria las porciones de comida (intensidad moderada) y/o atravesaron experiencias de “hambre” (intensidad severa) por problemas

económicos – falta de dinero para comprar alimentos básicos--durante los últimos 12 meses. Se trata del mayor registro de “inseguridad alimentaria” de toda la década, según la reciente medición del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina). En 2010 era del 13,3% y en 2015 del 15,3%.

Según el Estudio ( 2010-2019), el problema es estructural porque entre 2010 y 2017 se mantuvo en niveles altos, comprometidos, en torno del 15%, -entre 5 y 6 millones de personas. Luego, en los dos últimos años, con la pérdida de los empleos más estables y caída del poder adquisitivo de los ingresos, tanto de salarios como de jubilaciones y prestaciones sociales, pegó un salto de 7 puntos porcentuales. Así, se agregaron otros 3 millones al contingente de personas con privaciones alimentarias.

El Informe reconoce  que no se trata de un fenómeno nuevo sino de un problema estructural de toda la década que se agravó durante 2018 y 2019.  

A diferencia de la pobreza, donde se comparan los ingresos de los hogares con el valor de la canasta básica total, la inseguridad alimentaria toma en cuenta en forma directa y absoluta si los hogares se vieron obligados a reducir las porciones de comida o si esas familias atravesaron por situaciones periódicas de “hambre”.

El Estudio marca que entre los chicos, menores de 17 años, las privaciones alimenticias llegan al 30,1%, al 22,9% entre 18 y 29 años, al 19,2% entre 30 y 59 años y al 12,7% entre los mayores de 60 años.

Otro dato significativo es que la inseguridad alimentaria golpea también a los que tienen trabajo. El Informe destaca que afecta al 43,7% de los trabajadores marginales y al 24% de los obreros integrados, por la pérdida y bajos ingresos.

Por regiones, con el 27,4%, el conurbano bonaerense encabeza el ránking de insuficiencia alimentaria total, un 19% en el resto del país urbano, con excepción de CABA donde afecta al 9,4% de la población porteña.

Por edades, las inseguridad alimentaria severa, es del 14,1% entre los menores de 17 años, del 9,2% entre 18 y 29 año, del 7,4% entre 30 y 59 años y del 4,5% entre los mayores de 60 años.