Bonistas: "No vemos que Kicillof logre el 75% del apoyo para postergar la deuda"

Economia
Lectura

El tiempo y la mano invisible del mercado se convirtieron en el principal enemigo de Axel kicillof. Hoy, al cierre de la jornada, vence el plazo para lograr que la mayoría

de acreedores acepten su propuesta de patear el pago de $ 250 millones. Pero además de la carrera contrareloj existe otro problema: nadie sabe a ciencia cierta con quién hay que negociar. Por eso, los bonistas ven dificil que la Provincia pueda obtener en las próximas horas el respaldo del 75% de los tenedores del bono BP21.

"Creemos que la propuesta de la provincia de Buenos Aires más o menos va en una dirección correcta, el tema es que se hizo sobre la hora y eso va a dificultar la adhesión", advirtió a Clarín uno de los tenedores del bono. "No vemos que se logre el 75% de adhesión", agregó. La Provincia anunció el martes pasado que no podía pagar sus compromisos, por lo que propuso postergar la cuota que vencía el 26 de enero hasta mayo.

En ese marco, el ministro de Economía, Martín Guzmán, salió a apoyar ayer el pedido del gobierno bonaerense y solicitó "tiempo" a los tenedores de la deuda provincial y nacional durante una conferencia en la que presentó el proyecto de ley de sostenibilidad de la deuda. El problema es que si hoy Kicillof no consigue el respaldo de los tenedores, tendrá un plazo de 10 días desde el 26 de enero para cancelar los vencimientos y evitar el default.

Uno de los desafíos es descifrar quiénes son los interlocutores en un mercado globalizado y vertiginoso. Si bien existe un listado publicado por Bloomberg con los bonistas que tienen un 30% del título en circulación, el resto es una incógnita. "No hay una contraparte con la que hablar, no tenés una mesa ni un comité de crédito porque el bono está distribuido entre diversos tenedores que no conocés y los registros que hay son viejos, es muy dificil saber con quién hablás", advirtió uno de los prestamistas.

En las últimas circuló el rumor de que Fidelity había rechazado el pedido de Kicillof, pero desde la Provincia desmintieron esa versión. Fidelity es el principal inversor del listado, en el que figuran fondos de EE.UU., gigantes de Wall Street y tenedores locales. Ellos son solo una porción de los actores con los que el gobernador debe negociar. Pese a todo, anoche había esperanzas en su equipo. "Nosotros esperamos que con la confirmación del proyecto de ley (de sostenibilidad de la deuda) se despejen las dudas que podían existir sobre nuestra postura", aseguraron a este medio.