Una petrolera puso en venta uno de los mejores bloques de Vaca Muerta

Economia
Lectura

La empresa de servicios petroleros Schlumberger puso en venta su participación en un importante bloque de Vaca Muerta en el que había desembarcado, asociada con YPF, hacía apenas dos años. Miguel

Galuccio antes de convertirse en presidente de YPF en tiempos de Cristina fue un alto ejecutivo de Schlumberger.

La compañía va a desprenderse de su 49% en Bandurria Sur, mientras que el otro 51% le pertenece a la firma nacional. “Estamos en la última etapa de desinversión y el cierre previsto será durante el primer trimestre del año, una vez que se cumplan con todas las condiciones”, aseguró el CEO de la firma, Olivier Le Peuch.

La noticia ha impactado fuertemente en los pasillos de la industria. Schlumberger es la principal compañía de servicios petroleros del mundo y Bandurria Sur integra uno de las áreas más prometedoras del yacimiento no convencional. Los franceses habían anunciado en abril de 2017 que invertiría US$ 320 millones. En todo el sector se esperaba un desembolso conjunto de US$ 6300 millones en el periodo 2019-2050, lo que implicaba la perforación de 557 pozos y la construcción de una planta de tratamiento de petróleo shale.

“La administración actual quiere tener inversión adicional en el país y nosotros vemos que hay oportunidades para invertir. El clima de negocios es bueno porque el negocio será rentable para YPF y para nosotros y derivará en la posibilidad de realizar nuevos proyectos en el país”, decía aquel año el titular de Operaciones de Schlumberger Limited, Patrick Schorn.

Bandurria Sur, Loma Campana y La Amarga Chica se encuentran en el área “dulce” de Vaca Muerta y desde donde se extraen unos 64 mil de los 100 mil barriles diarios de shale oil. Las proyecciones son de unos 500 mil barrios por día.

En noviembre pasado Schlumberger y San Antonio enviaron alrededor de 500 telegramas a su personal. Le Peuch había advertido en septiembre de 2019 que la industria de los no convencionales comenzaba a protagonizar una crisis internacional que afectaría todas sus operaciones. El CEO de Schlumberger, Oliver Le Peuch, dijo que las empresas de servicios petroleros atravesaban “una especie de recesión”. “Involucra vender participaciones de proyectos que a la fecha no han rendido lo suficiente para la nueva gestión, entre ellos Canadá y Argentina”, aseguró.

Schlumberger emplea a unos 100 mil trabajadores en 140 países y su facturación anual es de US$ 32.815 millones.

A partir de la firma del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), por parte del ex presidente Mauricio Macri en agosto de 2019 para el congelamiento del valor de los combustibles, Total, Pampa Energía, Pan American Energy, Tecpetrol, Pluspetrol, Shell y XTO- ExxonMobil bajaron su actividad exploratoria y en algunos casos la frenaron. Los despidos se sumaron a unas 2000 suspensiones.

El gobierno, las empresas y los gremios mantienen hasta estos días conversaciones para evitar un paro general y lograr darle nuevo impulso al yacimiento.