Acreedores coinciden con Guzmán en que la propuesta de Kicillof tuvo poca adhesión

Economia
Lectura

Pese a las diferencias inocultables que separan al Gobierno y los acreedores, las dos partes se pusieron de acuerdo al menos en un punto en las últimas horas: la adhesión obtenida

por el gobernador bonaerense Axel Kicillof es baja. Así lo reconocieron a Clarín fuentes oficiales y del lado de los bonistas, después de las idas y vueltas que generó la reunión que mantuvo el lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los inversores en New York.

Aunque la conclusión del funcionario fue que el encuentro había salido "muy bien", lo que trascendió fue una cifra que generó revuelo en la city financiera y que se le escapó al propio Guzmán al ser consultado sobre la situación de la deuda en la provincia de Buenos Aires. Frente a banqueros y bonistas, el ministro les dio a entender que hasta ayer solo habían aceptado la propuesta un 26% de los acreedores.

El dato era clave. El propio Kicillof se había cuidado en los días previos de revelarlo, a la espera de lograr un 75% de respaldo antes del próximo miércoles para evitar que su distrito entre en default. La sorpresa fue tal para los hombres de negocios que rápidamente empezaron a hacer circular la cifra. Desde el Gobierno intentaron negar la versión, pero finalmente el representante del FMI, Sergio Chodos, explicó el lunes que se trataba de la adhesión inicial obtenida el viernes último.

"Esa cifra es solo el principio, no es un número definitivo", confirmaron anoche a Clarín fuentes oficiales. "Nunca se dijo que la negociación se quedaba ahí, son intereses en juego de quienes apuestan a que no funcione esa operación", advirtieron. De esa forma, terminaron por reconocer que a pocos días del "deadline" la adhesión obtenida está lejos de ser la necesaria, una realidad que podría cambiar rápidamente si el el Gobierno consiguiera el apoyo de peces gordos, con una tenencia mayoritaria de los bonos provinciales.

Frente a ese panorama, Kicillof intentó endulzar el lunes los oídos de los acreedores con la propuesta de pagarles por adelantado los intereses, lo que equivale a u$s 7 millones adicionales que hasta ahora no habían estado en la mesa de negociaciones. La iniciativa original presentada el 7 de enero pasado solo contemplaba postergar hasta el 1 de mayo el pago de capital de u$s 250 millones que vencieron este domingo 26 de enero. Una situación que en las últimas horas el gobernador le atribuyó por Twitter a la herencia de Mauricio Macri.