Primer contacto de Martín Guzmán con el FMI: acordaron que llega una misión en febrero

Economia
Lectura

El ministro de Economía Martín Guzmán finalizó este martes su viaje a Nueva York con una reunión con funcionarios del Fondo Monetario Internacional para discutir la economía argentina y la renegociación

de la deuda, un encuentro que ambas partes calificaron como “muy productivo” y “positivo”. El diálogo continuará el mes que viene con la titular del organismo, Kristalina Georgieva, el 5 de febrero en Italia y en Buenos Aires, cuando viaje una misión del FMI, también en febrero según se anunció.

Quizás para evitar empantanarse en el endiablado tránsito de Manhattan, todos los funcionarios llegaron en subte o a pie al coqueto palacete del consulado argentino de la calle 57 de Manhattan. El primero, cerca de las 10 de la mañana, (mediodía en Buenos Aires) fue Sergio Chodos, representante argentino ante el Fondo. Minutos después arribaron el jefe de la misión para nuestro país, el venezolano Luis Cubeddu, junto a Julie Kozak, la subsecretaria para el Hemisferio Occidental del organismo. Al final, llegó Guzmán.

Si bien era la segunda vez que Guzmán y Cubeddu se veían personalmente (antes de que trascendiera su designación el ministro había viajado en noviembre en secreto a Washington), ambos tienen diálogo fluido a través de Whatsapp. Los funcionarios del FMI salieron tres horas después del consulado y Cubeddu dijo a los periodistas que la reunión había sido “muy productiva”, “extremadamente positiva” y que iban a “comenzar a elaborar los pasos a seguir”.

Luego salió Guzmán y mientras caminaba apurado por la calle dijo que el encuentro había sido “muy productivo” y que seguían trabajando porque “vamos dando pasos, es parte de un proceso para resolver la crisis de forma integral”. “Hablamos de la economía argentina, de la crisis de la deuda, de la sostenibilidad de la deuda”, dijo. Y confirmó que se reunirá con la titular del Fondo en Italia, en el marco de un seminario organizado el 5 de febrero por el Vaticano.

Según fuentes de Economía, Guzmán expuso los lineamientos generales del plan económico del Gobierno para salir de la crisis y brindó detalles de las medidas adoptadas hasta ahora. Pero, tras una reunión que duró 2 horas y 45 minutos, es seguro que se conversó sobre la reestructuración del préstamo de 57.000 millones de dólares que el organismo pactó con el gobierno de Mauricio Macri, de los que 44.000 millones ya han sido entregados.

En la reunión se acordó que irá una misión del Fondo a Buenos Aires, en febrero, sin fecha determinada aún, que debería encargarse de revisar los números de la economía y “seguir intercambiando miradas sobre los planes macroeconómicos y la sustentabilidad de la deuda”, según dijo el portavoz del FMI, Gerry Rice, en un comunicado. La última misión quedó suspendida tras el triunfo de Fernández en las PASO y las turbulencias económicas que luego se desataron.

Guzmán se reunió también con un funcionario del Tesoro estadounidense, en medio de una gran discreción. El encuentro fue el lunes por la tarde, también en el Consulado, pero el ministro no quiso confirmar el nombre de la persona con la que se vio, ni tampoco lo hizo el Tesoro estadounidense ante la consulta de Clarín.

El apoyo del gobierno de Donald Trump en el directorio ejecutivo del Fondo es fundamental, ya que Estados Unidos, dado el tamaño de su economía, tiene un poder de voto con más peso que ninguno. De hecho, Macri disfrutó de un respaldo crucial del Tesoro para obtener el préstamo más grande de la historia del organismo.

El Gobierno ya ha dicho que no quiere más dinero del Fondo y que buscará aplazar los vencimientos porque primero quiere que la economía del país crezca para después poder pagar. También tiene que reperfilar la deuda con los bonistas, aunque aún no está claro cuál es el plan, la oferta ni la secuencia. Funcionarios del Fondo ya expresaron que las primeras medidas de Fernández fueron “positivas” para estabilizar la economía, pero aún no ven un programa económico en base al cual negociar.

En su primera visita a EE.UU. como ministro, Guzmán no se lleva demasiado de regreso. Si bien la reunión con el Fondo fue “productiva”, no hubo novedades más allá de que proseguirán el diálogo. Pero hubo cierta decepción en la reunión del lunes en el Consejo de las Américas con acreedores privados, inversionistas, banqueros y representantes de calificadoras de riesgo. En ese encuentro, el ministro expuso los lineamientos generales del plan de Alberto Fernández, pero no ofreció los detalles que la audiencia esperaba, como una clara hoja de ruta sobre el reperfilamiento de la deuda y el plan económico para pagarla.

Según dijeron varios de los asistentes consultados por Clarín, no hubo novedades y no se mostraron los números, por ejemplo, de las metas fiscales y la inflación. Algunos llegaron a decir: “Fue la peor reunión en el Council a la que fui en mi vida. Guzmán no dijo nada relevante”. “Dio la sensación de que no tiene plan económico y que él solo se ocupa de la deuda”.

Diego Ferro, presidente de M2M Capital, también resaltó la ausencia de un plan. Dijo que “el primer paso en cualquier reestructuración siempre es tener un plan económico y tener la aprobación del Fondo para ese plan es clave”. “Si tenés un programa a largo plazo sustentable, es fácil llegar un acuerdo con el Fondo y es mucho más fácil encarar a los inversores”, señaló.