El noveno paro docente nacional se sintió con más fuerza en las ciudades

Sociedad
Lectura

El noveno paro docente nacional en lo que va del año dejó unas cuantas aulas vacías, sobre todo en las grandes ciudades. Lo más curioso esta vez estuvo en el motivo

por el cual se hizo la huelga: fue para rechazar el proyecto de ley de Presupuesto 2019 que se iba a debatir en el Congreso y que los gremios denuncian que esconde un “ajuste educativo”. De acuerdo a un informe que hizo el gremio docente Sadop, la ley que envió el Poder Ejecutivo establece un recorte del 10% -en término reales- de los fondos destinados a Educación y Cultura con respecto a 2018. Los gremios también reclaman por las paritarias que aún no cerraron en algunos distritos y por la reapertura de la negociación salarial en otras jurisdicciones.

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

Como suele suceder con estas medidas que abarcan situaciones tan disimiles, como son las de las escuelas de cada rincón del país, el resultado del paro fue muy dispar. En algunas provincias ni se sintió y donde más fuerza tuvo fue en las escuelas estatales de las zonas urbanas, de acuerdo a relevamientos que hizo Clarín.

Como es costumbre, la evaluación sobre la medida de fuerza por parte de gremios y gobiernos están casi en las antípodas. Fuentes de Ctera le dijeron a Clarín que la medida tuvo una adhesión de más del 90% en todo el país. El gobierno porteño hizo auditorías y le dio que el acatamiento fue del 31%. Para el gobierno de la provincia de Buenos Aires, la adhesión llegó al 42%. Es una cifra similar al resto de las medidas de fuerza docente en ese distrito, que ya suman 27 en lo que va del año.

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

Un informe que presentó la Universidad Austral muestra que 2018 es el año más conflictivo en la Provincia desde 2002. Ese reporte exhibe cómo fue creciendo la cantidad de paros docentes en ese distrito, sobre todo a partir del año 2012, con la única excepción del año 2015 cuando no hubo ningún paro docente en Provincia. El año 2016 con seis paros docentes parece, visto desde hoy, un año tranquilo.

La recorrida de Clarín por Capital y el Conurbano mostró que en algunas escuelas el paro fue total. Fue el caso de la Escuela N° 7 Manuel de Sarratea, la N°24 y la N°3 Juan Mario Gutiérrez. Todas ellas ubicadas en el sur de la Ciudad.

En el Conurbano se veía el mismo panorama. Muchas escuelas de Lanús, Avellaneda y Lomas de Zamora permanecieron cerradas y sin clases. “La mayoría de los maestros adhirió al paro”, contó a Clarín la directora de la E.P.B. República de Brasil.

Pero otras instituciones educativas sí abrieron sus puertas. En la Primaria N°11 de Avellaneda, donde también funciona una secundaria, algunos profesores se presentaron a trabajar como cualquier día.

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

En otros colegios, la adhesión fue parcial. Hubo maestros que dieron clases y otros que no. “Eso depende de cada profesor”, sostuvo una maestra de la Escuela Técnica N°8.

Durante la recorrida, Clarín encontró establecimientos que funcionaban con total normalidad. “Acá trabajamos siempre. Todo el año”, dijeron en la Escuela N°19 República Italiana, en la Boca. Lo mismo dijeron en el colegio Mariano Moreno, de donde se veía salir a un grupo de alumnos con sus mochilas, bajo la lluvia.

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

Sin clases. Un colegio de la Ciudad este miércoles, donde se sintió el paro. Los gremios porteños también reclaman mayor aumento salarial. L. THIEBERGER

El nivel de acatamiento a la medida de fuerza fue alto en Rosario, salvo algunos casos puntuales de escuelas privadas. En Neuquén el paro también se sintió fuerte, sobre todo en las escuelas públicas. Además, hubo movilizaciones que recorrieron las principales calles de la capital neuquina.

En Mendoza, en cambio, el paro docente ni se sintió. Prácticamente nadie adhirió. En esa provincia rige el llamado “ítem aula”, que desalienta el ausentismo docente. Una situación similar se vivió en Misiones. La adhesión al paro allí fue casi nula. El sindicato mayoritario de ese distrito, la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones, no se plegó a la huelga y sólo fueron dirigentes a la manifestación frente al Congreso.

Informes: corresponsales