Boca goléo a los temores, a los fantasmas y dio un paso clave en la Libertadores

Deportes
Lectura

La chapa dice y dirá que Boca ganó 2 a 0. Pero la realidad es que Boca, este miércoles, goleó. No desde el juego, es claro. Tampoco al Palmeiras. Boca, en

una noche difícil, muy difícil, goleó a los temores, a los fantasmas, al qué dirán. No era sencillo jugar esta semifinal de Libertadores. Por el rival, por la presión interna, porque River, apenas 24 horas antes, había perdido en la misma instancia y ante otro rival brasileño. Pero ahí apareció el Boca que sueña con la Copa. Y va.

Muchas eran las dudas en la previa. La confección del equipo había dejado al descubierto a Guillermo Barros Schelotto, porque acumular delanteros no necesariamente quiere decir que se es ofensivo. Boca, de hecho, no lo fue. En ningún momento. Hizo dos goles por Benedetto, ni más ni menos. Pero después, al equipo le costó generar fútbol, no tuvo circuito ofensivo. Barrios, Pérez y Nandez estuvieron programados para dar batalla. Y eso hicieron. Después, que Wanchope, Zárate o Pavón te ayude. Y ayudaron poco.

Boca goleó porque la decisión del Mellizo de dejar afuera del banco a Edwin Cardona va a quedar escondida debajo de la alfombra, pero no fue menor. Sin el colombiano entre las alternativas para el recambio, Boca no tuvo conductor natural. Y se notó. Por momento, sobre todo en el primer tiempo, acumuló pelotazos sin sentido. Y es claro que jugadores de sus características son tan necesarios para abrir partidos como, pensando en la revancha, tener la pelota.

Si bien el Palmeiras jugó lejos del área local, Boca también goleó en defensa. Con la gente transpirando ante las pocas intervenciones de Rossi, la última línea casi no fue exigida. Y el cero en el arco propio sirve para sumar confianza, rodaje.

Viajar a Brasil con un 2 a 0 a favor, nadie lo duda, es más que interesante. No asegura nada, es verdad. Pero en un fútbol en el que mandan los resultados, Boca goleó. Y metió un pie y medio en la final de la Copa Libertadores.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS