Mario, el chico de 12 años que viaja solo en la caravana de inmigrantes a Estados Unidos

Internacionales
Lectura

Solo. Sin sus padres, sin sus hermanos, sin sus amigos. Solo. Sin valijas, sin dinero, sin más que la ilusión de llegar a los Estados Unidos para buscar un futuro mejor

que el de su Honduras natal. Así es el viaje que emprendió el pequeño Mario Castellanos, el chico que con solo 12 años se convirtió en símbolo de la caravana de migrantes que va hacia Norteamérica.

Su periplo comenzó en la mañana del 13 de octubre desde San Pedro Sula, en medio del éxodo masivo. Fueron varios días de caminar con la multitud y atravesar las continuas inclemencias del clima y la falta de comida en busca del "sueño americano".

Miles de hondureños pasaron por la frontera de Guatemala a México, tras burlar la seguridad y derribar la valla de seguridad. Hubo incidentes. DPA

Miles de hondureños pasaron por la frontera de Guatemala a México, tras burlar la seguridad y derribar la valla de seguridad. Hubo incidentes. DPA

"No empaqué nada. Me vine solo con la ropa que tenía puesta. En el viaje uso la ropa que la gente me va regalando. Yo me la voy poniendo y la voy botando, no puedo llevar mucha carga", avisaba.

Pero el fin de semana pasado, al llegar a México, su marcha se detuvo. El pequeño, que pese a su edad se encontraba en el grupo que lideraba la caravana, quedó en medio de los incidentes que se desataron en el puente que conecta Guatemala con México y fue "arrestado" por la Policía.

"Un policía me agarró y me jaló... Me cayó gas lacrimógeno", contó a un medio local, tras lo cual quedó demorado en la frontera. Eso sí, sufrió un golpe en el hombro y un raspón.

Encontramos entre la multitud a Mario, el niño de 12 años que viaja solo en la #CaravanaDeMigrantes. Según cuenta, lo alcanzó el gas lacrimógeno y fue detenido por la policía. pic.twitter.com/QcYvsov9pa

— PlazaPública en Vivo (@PzPenVivo) October 19, 2018

Al tiempo que su historia se viralizaba en las redes sociales, sus padres pedían por su regreso en los medios hondureños. "En ningún momento yo le di permiso. Él salió 'queditamente'", aseguró José Castellanos al noticiero de Canal 3. Y agregó: "Yo no me di cuenta hasta que él me llamó de Copán (noroeste de Honduras) y avisó que iba ya rumbo a Estados Unidos".

El padre trabaja como agente de seguridad y su madre es desocupada. Y aunque reconocieron los problemas económicos, dijeron que a su hijo nunca le faltó comida. "El deseo de él es ayudarnos a todos nosotros", aseveró José.

Mario Castellanos es un niño de doce años que viaja solo en la Caravana de Migrantes

En Honduras no iba a la escuela, vendía chicles para llevar algo a la casa #CaravanadeMirgrantespic.twitter.com/ZGge2Eh6Jp

— DHAYMI (@DHAYMI) October 24, 2018

En eso coincide con su hijo. Porque mientras recibía atención en el puesto de inmigración, Mario le contó a la BBC Mundo que en Honduras vendía chicles para ayudar en la casa, que por eso solía faltar a la escuela y que incluso lo querían meter en una pandilla de su barrio.

La caravana de migrantes hondureños. EFE

La caravana de migrantes hondureños. EFE

Por estas horas, Mario se encuentra en un albergue para menores migrantes en Tapachula, México. Y si bien la idea de las autoridades era deportarlo antes del fin de semana, el joven ya avisó que piensa no abandonar su sueño. "Voy a seguir, hasta llegar en el nombre de Dios", dice en un video que se volvió viral.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.