Dólar-tasa: ¿quedó superado el vendaval de los últimos días?

Economia
Lectura

La suba del dólar de mediados de la semana y la rápida suba de la tasa de interés posterior le puso fin al "veranito "financiero de enero y comienzos de febrero

y sacó a la luz el alto grado de sensibilidad del mercado financiero.

En la semana, el billete tocó $41 ( el mayorista cerca de $40) y se encendieron las luces amarillas dentro y fuera del Gobierno. Un suba de 2% en dos días en el dólar mayorista pareció poner fin a la expectativa de que la divisa se mantendría estable por algún tiempo tras la idea de que la Casa Rosada necesita un dólar quieto para mejorar sus chances en la elección de octubre.

La respuesta del Banco Central fue rápida: la tasa de interés de las Letras de liquidez (Leliq) subieron cinco puntos en dos días hasta 49% anual, aplacaron los ánimos y bajaron al dólar. ¿Que desató el cambio de tendencia?.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Si bien no hay unanimidad, entre el mercado y los funcionarios se destacan dos motivos: el primero fue la decisión del Central de limitar la tenencia de Leliq en algunos bancos extranjeros (son poderosos pero captan pocos depósitos en el mercado doméstico) y esas entidades se habrían corrido a dólares.

El otro argumento, por cierto contundente y mucho más preocupante, fue el 2,9% de la inflación de enero que terminó con la idea de que el ritmo de inflación continuaría siendo descendente para lo cual deberían haberse ubicado más que cerca de 2 que de 3 por ciento.

Y el tema cobró fuerza al calor de los primeros pronósticos para febrero que hablan de un aumento superior al 3%.

El cambio de sentido de la inflación licuó rápidamente la idea de que el Gobierno comenzaría a virar sus prioridades postergando la estabilidad del dólar en favor de una baja de las tasas de interés que pudiese ayudar a mejorar el caído nivel de actividad.

De hecho, el Central había avalado una fuerte baja de 9,75 puntos en las dos primeras semanas de este mes para ubicar la tasa en 44% anual, un nivel que duró muy poco para dar paso a otra suba.

Mantener calmo al dólar volvió a ubicarse en el primer puesto del podio de las prioridades financieras en un contexto en el que el concepto "inercia" empieza a ganar espacio y a requerir atención

Si este mes suben la luz, los colectivos, los trenes, las prepagas, los combustibles, las garrafas de gas y, en forma robusta, la carne, es difícil esperar una moderación de la inflación.¿Habrá que esperar que se retrase algo el dólar?

Los funcionarios se niegan a responder y los economistas creen que el FMI no lo permitirá pero hacen los números respecto al poder de fuego que tiene el mercado para correrse hacia una dolarización de carteras.

Resaltan que en los "tiempos de las Lebac" (comienzos de 2018) la masa de pesos para "pasarse a dólares" representaban unos US$ 25.000 millones y que ahora "no llega al 10% de esa cifra". Pero la dolarización, si bien a menor nivel, sigue jugando su partido.

El informe oficial del Central dice que las compras de divisas para atesoramiento y viajes al exterior de las personas alcanzaron US$1.850 millones en enero con un descenso de 37% con relación al mismo mes del año anterior. La baja de las compras fue importante pero el nivel sigue siendo elevado.

En una semana sensible con varios datos importantes se destacó la frase de un alto funcionario del área económica sobre el futuro de la relación dólar-tasa: " el mercado lo pide (refiriéndose a la suba de la tasa) y vamos a validar lo que el mercado nos pida".

Las cartas se dieron vuelta y el fin del "veranito" financiero mostró que si el dólar sube el Central está dispuesto a aceptar la suba de las tasas aunque sea una mala señal para la actividad económica.

"Queremos que la gente vea que hay músculo" en materia cambiaria para defender la cotización del dólar más cerca del piso que del techo de la banda ( 38,45/ 49,76 pesos para el mayorista) afirmó sobre el fin de semana un encumbrado funcionario del área económica.

La mención, tal vez, responda a que el Gobierno confía en que el FMI le autorice a utilizar parte de los dólares del préstamo para intervenir en el mercado cambiario a partir de junio. La búsqueda de dólares continúa siendo la principal tarea del área económica. En términos futbolísticos sería con el equipo a la defensiva y colgado del travesaño.