Nicolás Dujovne: "A partir de mayo o junio la inflación será más baja"

Economia
Lectura

En el día en que se revelaba el índice de inflación de febrero, el ministro Nicolás Dujovne se negó una y otra vez -un par de horas de conocerse la inflación

de febrero de 3,8%- a hacer un vaticinio del índice de precios anual. “No hacemos pronósticos sobre inflación”, repitió. Pero dijo que a partir de “mayo o junio se verán tasas bastante más bajas”. Además, dijo que la economía "tocó un piso" en noviembre y diciembre y que ya ha comenzado una recuperación "gradual".

En una entrevista con corresponsales argentinos en Washington, Dujovne dijo que “desde el pico en septiembre está yendo a niveles más bajos. Indudablemente la inflación del 2019 va a ser más baja que la del 2018”.

Agregó que “todavía estamos digiriendo el traspaso a precios de la depreciación de tipo de cambio del año pasado. Estamos en los primeros 4 meses del año, con la modificación de los servicios regulados de los servicios públicos y tuvimos también el movimiento en el precio de la carne vacuna bastante importante que también influyó sobre el índice de precios. Así que mantenemos nuestra visión de que en 2019 se está desacelerando marcadamente respecto al 2018. Creemos que va a ser más visible este proceso una vez que termine la suba de precios regulados, tal como ocurrió en 2017. Pero también pensamos que puede haber sorpresas positivas en términos de inflación una vez que este proceso termine. A partir de mayo o junio pensamos que vamos a ver tasas de inflación bastante más bajas”.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

--¿Tiene sentido hacer el ajuste de tarifas cuando se sabe que eso va a empujar la inflación?

--No hay otro camino. Ya probamos el camino de la magia, de congelar las tarifas y nos llevaba a un apagón indefinido como el que vemos en Venezuela hoy.

--Pero la inflación es un problema para mucha gente y para el Gobierno también.

--Sin duda. Pero nuestra preocupación es construir una economía sana con equilibrio presupuestario. Los argentinos tenemos que comprender que los servicios públicos alguien los paga. Si no lo pagan los consumidores cuando pagan la boleta de su servicio, lo estarán pagando con impuestos o con emisión monetaria. Nos parece mucho más eficiente que se pague mediante las tarifas de servicios públicos, con las que además podemos enfocar la ayuda en los que realmente más lo necesitan porque tenemos una tarifa social que no existía antes. Esta idea mágica de que alguien no está pagando lo vivimos durante el kirchnerismo, donde destruimos toda la matriz energética de la Argentina. Alguien lo paga. Hoy afortunadamente estamos viendo que crece la producción de petróleo y la de gas, el precio en dólares del gas en la Argentina probablemente pueda bajar en los próximos años gracias al éxito de la política que estamos llevando adelante.

¿La gente en algunos años puede empezar a pagar el gas menos de lo que paga ahora?

--Estoy convencido de que la Argentina va a lograr reducir los costos de su energía gracias al fenomenal aumento de la oferta que vamos a lograr gracias a las políticas que estamos llevando adelante.

--¿Tocó un piso ya la economía?

--Nosotros pensamos que sí. Monitoreamos un conjunto muy amplio de indicadores y pensamos que el piso en términos de actividad lo vimos entre fines de noviembre y principios de diciembre. A partir de ahí ha comenzado una gradual recuperación, muy lenta, que tiene que ver con una ligera mejora en los salarios reales. Por otro lado, con un sector exportador que este año va a crecer a niveles de doble dígito por primera vez desde el año 2011. Argentina destruyó sus exportaciones en el período del cepo, cuando nuestras exportaciones cayeron un 35% en cuatro años. Un homicidio macroeconómico que perpetró la administración anterior. Gracias al paquete de reformas que se empezó a implementar en diciembre de 2015, las exportaciones de la Argentina comenzaron a recuperarse gradualmente: es el cuatro año seguido de crecimiento de las exportaciones.

--¿Cuándo se va a recuperar el empleo?

--Primero se empieza a recuperar la demanda y luego de uno o dos trimestres empieza a recuperarse el empleo. Por eso creemos que se va a demorar algunos meses esa recuperación, pero a lo largo del año vamos a ver creación de empleo.

--En la oposición hay economistas que hablan de una herencia macrista y que es peor que la herencia del kirchnerismo ¿Esto es así?

--Creo que es totalmente equivocado. En todos los aspectos de la economía estamos mejor que en el 2015. No hay un sector de la economía en el que estemos peor que en el 2015.

--El año pasado la inflación fue la más alta desde 1991

--Por empezar, ahora afortunadamente tenemos datos de inflación. Durante el kirchnerismo no había estadísticas. No es comparable la inflación de un gobierno que la barría debajo de la alfombra --con cepo, congelando las tarifas y consumiendo todas las reservas del Banco Central—con la de un gobierno que está llevando adelante una política macroeconómica sana, que permite erradicar la inflación sobre bases permanentes.

--¿Y el aumento de la deuda? Esta es una de las principales críticas que se le hacen al gobierno.

--La deuda es el mecanismo que se utiliza para financiar el déficit. También cuando hablamos de deuda estamos pagando el precio de la herencia kirchnerista en términos del déficit fiscal que nos dejaron. El kirchnerismo nos dejó un déficit consolidado de 8 puntos del PBI, entre nación y provincia. Nosotros hemos bajado ese déficit. La deuda que hemos tenido que emitir durante estos años es producto del déficit que nos dejó el kirchnerismo, donde nosotros hemos decidido eliminar el financiamiento monetario del Banco Central porque queremos combatir la inflación y entonces financiamos el déficit con deuda y ya no con emisión monetaria. Pero la deuda que hemos emitido nosotros claramente hay que computarla con el déficit que heredamos del kirchnerismo. Cuando vayamos al equilibrio presupuestario, vamos a dejar de emitir deuda. Entonces hay que mirar la película completa y entender la dinámica por que la economía no es una foto, es una película. Claramente, la película kirchnerista nos llevaba a Venezuela y la película que proponemos nosotros nos lleva a parecernos a lo que hacen los países que hicieron sus reformas hace 20 años y prosperaron.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS