Dujovne podrá salir a vender más divisas para calmar el dólar y bajar la inflación

Economia
Lectura

Las autoridades de la conducción económicas anunciaron ayer medidas con el objetivo de llevar calma al mercado cambiario en las próximas jornadas y, al mismo tiempo, sobre las expectativas de inflación

tras conocerse ayer la suba de precios de febrero (3,8%), acumulando 6,8% en el primer bimestre del año.

Por un lado, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reveló en Washington que desde abril el Tesoro venderá US$ 9.600 millones hasta fin de año, en licitaciones diarias de US$ 60 millones. Poco después, en Buenos Aires, el titular del Banco Central, Guido Sandleris, anunció un endurecimiento del programa monetario En una entrevista con corresponsales argentinos en la capital estadounidense, entre ellos Clarín, Dujovne contó que los US$ 9.600 millones que comenzará a vender el Tesoro a partir de abril es una medida que se plasmará en el informe técnico que el experto del Fondo Monetario Internacional, Roberto Cardarelli, que acaba de llegar de revisar los números en Buenos Aires, está finalizando para elevar en los próximos días al Board.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Dujovne se reunió el miércoles con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y aunque dijo que se trató de una visita “protocolar”, es indudable que a nivel técnico se venía trabajando en este nuevo paquete que será incluido en el staff report de Cardarelli. El Fondo nunca fue muy favorable a que el dinero prestado fuera a parar a la estabilización cambiaria, pero ahora consideran factible la iniciativa, quizás sabiendo el fuerte impacto que la suba del dólar suele tener en la Argentina.

El Board –que debería reunirse dentro de las próximas dos semanas— analizará ese reporte para dar el visto bueno al desembolso de un nuevo tramo del acuerdo stand by, esta vez de 10.700 millones de dólares.

Las medidas anunciadas y la negociación con el FMI se conocen tras una escalada de la volatilidad financiera y un deterioro de las expectativas sobre la economía argentina. En un mes el precio del dólar aumentó 6,2%, el riesgo país pasó de 680 puntos a 735 -el martes pasado, 783-, las expectativas de inflación del año subieron de 29% a 31,9% y, como consecuencia de la reacción del Central para enfrentar las malas señales, la tasa de interés creció 2000 puntos básico.

Sandleris anunció ayer cuatro medidas para los próximos meses: extendió hasta fin de año el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria, estableció de manera permanente el sobrecumplimiento de crecimiento cero de la base, eliminó el ajuste por estacionalidad de la base para junio y fijó que el piso y techo de la zona de no intervención se ajustarán a un ritmo del 1,75% mensual. El Central dió a conocer los anuncios luego de que saliera el IPC de febrero y después de las palabras de Dujovne.

En una entrevista con Clarín, el ministro dijo que “Argentina hoy tiene un nivel de liquidez como nunca tuvo en los últimos años, con 12.000 millones de dólares en caja”, que uno de los temas que enfrentaban de aquí a fin de año es que tenían “más necesidades en pesos que fuentes en pesos, con lo cual que necesitamos convertir moneda extranjera a pesos”. Y allí agregó el detalle del plan: “Se va a iniciar en abril por un monto de 9.600 millones de dólares en licitaciones diarias por 60 millones y va a continuar a lo largo del año, hasta noviembre, diciembre”.

Dujovne buscó aclarar que el esquema actual no tiene como objetivo sostener un precio del dólar. El FMI está en contra de la manipulación cambiaria. “El BCRA tiene una zona de no intervención, no interviene fuera de la zona. Nosotros vamos a hacer licitaciones donde se van a vender los dólares al tipo de cambio vigente, en una operación transparente, y el objetivo es hacernos de pesos, no hacer política cambiaria”.

--¿Se garantizan que se evitará otro cimbronazo cambiario?

--Lo que garantizamos es la estabilidad macroeconómica de la Argentina. Tenemos un esquema muy potente en lo fiscal, una corrección fiscal de casi 3 puntos del PBI este año, convergiendo al equilibrio primario, cosa que no tenemos desde hace 10 años. Tenemos una política monetaria del BCRA muy sólida muy consistente, un esquema que da mucha previsibilidad sobre cómo actúa el banco central y en ese marco pensamos que la estabilidad macroeconómica está garantizada.