El Central busca restarle volatilidad al dólar y además estudian emitir leliqs a 15 días

Economia
Lectura

Después de los anuncios del jueves, en los que Guido Sandleris formalizó un endurecimiento de la política monetaria para reforzar la pelea contra la inflación, el Banco Central organizó reuniones para

reforzar su discurso ante el mercado y, de paso, escuchar la opinión de quienes tienen que tomar decisiones -con dinero propio o de terceros- en función de las señales que emita el propio BCRA.

El "subibaja" del dólar y las tasas

Tocá para explorar los datos.


TIPO DE CAMBIO MAYORISTA
Y ZONA DE NO INTERVENCIÓN » En pesos


RENDIMIENTO LELIQ » Tasa, en % anual.


Fuente: BCRA Infografía: Clarín

Por eso, ayer fueron convocados a la sede del organismo monetario economistas, consultores, miembros de los equipos de research de los bancos locales y extranjeros, agentes de Bolsa y porftolio managers. Todos fueron recibidos por los vicepresidentes primero y segundo del BCRA, Gustavo Cañonero y Verónica Rappoport y el economista jefe del organismo, Mauro Dalessandro.

En estas reuniones se enfatizó el compromiso del Central para hacer todo lo que esté a su alcance para quebrar la tendencia al alza de la inflación y al mismo tiempo reconocieron, según contaron a Clarín, que se está buscando la forma de hacer los ajustes necesarios para quitarle volatilidad al mercado cambiario.

Este es un punto que generó mucha ida y vuelta, porque hubo consenso en que el precio del dólar en el mercado único y libre de cambio (MULC) a veces sobre reacciona cuando hay turbulencias locales o globales.

De ahí que se esté estudiando crear un sistema de “market makers” (o creadores de mercado) para darle profundidad y liquidez al mercado cambiario, para evitar los sobresaltos de los últimos días. Hacienda está haciendo lo propio para el mercado de letras.

La idea del Central es lograr que un grupo de operadores esté muy activos en el mercado cambiario. Si no operando, al menos poniendo precios de compra y venta, para que ninguna de las dos puntas del mercado quede desierta. Es para evitar casos como los de los últimos días, en los que una pequeña oferta de compra hacía saltar el precio del dólar porque no había nadie en la parte vendedora

En este punto se habló también de trabajar en lo que en el mercado se denomina “descalce de plazos”. Es un problema real que surge porque los bancos colocan su liquidez en Letras de Liquidez a 7 días pero reciben fondos de sus clientes a plazos mínimos de 30 días. Es descalce provoca problemas porque los bancos no saben si están pagando una tasa pasiva acorde, dado que el BCRA modifica su tasa todos los días.

Ante este problema, el Central empezó a analizar la posibilidad de emitir letras de liquidez a dos semanas de plazo, según dijeron en ese organismo. La idea, contó a Clarín un banquero, es que la liquidez de las entidades financieras quede mejor “calzada” o no tan descalzada, porque quedarían mas cerca los plazos a los que los bancos compra las leliq con los plazos a los que reciben los depósitos de los bancos.

En su momento, se dijo que al emitir letras de liquidez a 7 días se podía hacer más sintonía fina con la política monetaria y esta se “transmitía mejor”, pero la volatilidad de la tasa de interés -en el año bajó de 59 a 44 y subió a 64% en cuestión ese razonamiento.

En estos días, los bancos tienen el problema de que pueden quedar mal parados ante una suba o baja brusca de la tasa de interés. Y corren peligro de que ese descalce de tasas termine incentivando la dolarización.