Con poca oferta y suba de tasas, el dólar cerró a $41,95

Economia
Lectura

El dólar tuvo hoy otro día de volatilidad y tras haber arrancado con una fuerte suba, retrocedió empujado por la suba de la tasa de las Leliq, que quedó en 64,8%.

Aún así quedó por encima de los niveles del martes: en el mercado minorista llegó a $ 41,91 y en el mayorista se ubicó en $ 40,85.

El dólar arrancó el día en alza. Tocó los$ 42,40a media mañana y se fue reubicando luego de que el Banco Central indicara en la primera licitación de las Leliq que estaba dispuesto a convalidar una nueva suba de tasas. Así, tras las dos licitaciones del día, la tasa promedio quedó en 64,8% con un monto adjudicado de $ 210.122 millones.

"Lo que llama la atención de la inestabilidad de los últimos días es que a diferencia de lo que pasó hace algunas semanas esta vez no se da en un contexto de inestable en el resto de la región", indica Guido Lorenzo, de la consultora LCG.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Para el economista, la volatilidad "tiene un gran componente idiosincrático: cuando el tipo de cambio pierde referencia de cuál debería ser el precio, la oferta se contrae y la demanda se acentúa".

Lorenzo considera que "para la macroeconomía es sano este movimiento del tipo de cambio porque evita el ingreso de capitales golondrina en el corto plazo. Pero no estamos acostumbrados a convivir con esta fluctuación. Y menos desde que el régimen monetario se transformó y pasó de ser un control de agregados para contrarrestar a la inflación a ser un régimen de control de tasa de interés para planchar al dólar".

"La inercia inflacionaria no se rompe y los precios se siguen formando mirando el tipo de cambio. Es muy difícil acotar esa inercia, parte de la inflación que estamos viendo responde a la depreciación del año pasado. Lógicamente esto te genera que el tipo de cambio se atrase y esa espiral no se termina más", indica Lorenzo. "El foco de la política monetaria no debería ser controlar la inflación a través del ancla del tipo de cambio nominal, sino que podría ser volver a operar con un esquema de metas de inflación realista -a diferencia del intento anterior- con marcos regulatorios adecuados y controles de cuentas financieras".

Desde Elypsis, Gabriel Zelpo, "la volatilidad tiene que ver con las elecciones pero esta no es la única causa. En este contexto hay poca demanda de activos en pesos. El Banco Central está limitado para operar tanto en spot como en futuros. El programa con el FMI restringe bastante la discrecionalidad de las políticas".

Para Zelpo la baja tan marcada que mostró la tasa entre fines de diciembre y comienzos de febrero, cuando disminuyó 20 puntos porcentuales de manera escalonada hasta llegar a 43%, "no ayudó". "Si la tasa se hubiera mantenido más estable habría contribuido a disminuir el grado de volatilidad".

El economista indica que la inflación "también impulsa a la inestabilidad. Claramente una inflación más elevada convalida una depreciación más elevada."

Como parte del acuerdo con el Fondo Monetario, a partir de abril el Tesoro empezará a vender diariamente US$ 60 millones. Para Zelpo, "esta va a ser una herramienta bastante importante". Además en abril y mayo "va a haber muchos vencimientos de bonos en dólares muy significativos y eso puede llegara a tranquilizar un poco las aguas".

La expectativa del Gobierno está puesta en los dólares que saldrá a vender el campo en las próximas semanas. Pese a que desde distintos sectores indican que esa liquidación podría no ser tan importante, Zelpo apuesta a que los dólares llegarán. "Yo creo que los exportadores van a liquidar. Si están esperando 'lo peor' no van a retener la cosecha porque después eventualmente no podrían liquidar los dólares. Tienen que pagar los insumos y las deudas. No veo una gran preocupación por ese lado porque no es fácil retener la cosecha con las tasas que tenemos hoy".

Para la consultora Analytica, las herramientas del Banco Central para controlar al dólar "nosólo son muy limitadas, sino que también tienen un costo elevado en términos de actividad".

Según Analytica, "la condición para que este esquema resulte sostenible es que las posiciones especulativas cubiertas no resulten rentables. Esto es, los ataques especulativos a esta especie de “tablita” deben ser controlados. Entre diciembre y febrero, la cobertura con Rofex no resultaba rentable. Esto fue implementado intencionalmente por el BCRA entonces y, creemos, debe repetirse en un futuro próximo".