Imputan al gremialista Guillermo Pereyra por administración fraudulenta

Gremiales
Lectura

Neuquén (corresponsal).- El senador y poderoso líder sindical de los trabajadores petroleros, Guillermo Pereyra, fue imputado este viernes por el delito de administración fraudulenta en Neuquén. Pereyra es la cabeza del

gremio de los operarios y empleados de la industria petrolera que conforman cerca de 30 mil personas.

Los fiscales Pablo Vignaroli y Marcelo Silva acusaron a “El Caballo” y a cinco de sus más cercanos colaboradores de haber hecho movimientos fraudulentos por unos 35 millones de pesos con dineros de la organización. Podría ser la punta de un iceberg. El gremio administra alrededor de 3000 millones de pesos anuales.

 
Mirá también

Miguel Pichetto se lanza como candidato presidencial, con soporte de gremios y ex massistas

La imputación llega después de una investigación periodística desarrollada durante varios meses por el diario Río Negro. En los artículos firmados por Italo Pisani, se detalla que Pereyra y su equipo, habían contratado a la empresa ICYT S.A, con oficinas en Buenos Aires, que les facturó entre 2016 y 2017, 35 millones de pesos por “servicios de lobby institucional, apoyo técnico y consultoría integral”. A su vez, los propios miembros del directorio le facturaban a la empresa por otros servicios que no aparecen determinados por otros 20 millones aproximadamente. La Justicia ya habría confirmado que tanto las facturas de ICYT S.A como las de los gremialistas, por los millonarios montos, se realizaron desde la misma computadora puesto que coincide el número de IP.

Junto al senador están imputados Antonio Riardo Astrada (secretario adjunto del sindicato), Carlos Omar Lorenzo (Tesorero), Osvaldo Marín (Secretario administrativo), Jorge Omar Allende (Auditor externo) y Víctor Adrián Pelletieri (Asesor contable).

 
Mirá también

El gobernador de Neuquén calificó de "no federal" y "centralista" una decisión de la Nación

Las investigaciones periodísticas también han apuntado a que que la familia directa de Pereyra posee o dirige un variado número de empresas de servicios. Estas operan con algunas de las principales petroleras de Vaca Muerta. Aunque el senador no figura con nombre y apellido en estos emprendimientos, en el ambiente se sabe que su sombra pesa cuando se hacen los acuerdos entre estas firmas y las compañías.

El pasado 24 de abril el fiscal federal Carlos Rívolo impulsó una primera denuncia contra Pereyra por su presunta vinculación con firmas que operan en la Cuenca Neuquina. Algunas de ellas tenían suculentos contratos con YPF que databan de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Al senador se lo asocia, entre otras, a la firma de mantas oleofílicas (para contener derrames), Real Work. Esta empresa le facturó a la petrolera nacional entre 2011 y 2015 unos US$ 130 millones.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS