Investigan si el sindicalista rosarino detenido controla departamentos en Punta del Este e inversiones en el exterior

Gremiales
Lectura

La Justicia investiga si el detenido líder del sindicato de portuarios del Gran Rosario, Herme “Vino Caliente” Juárez, controla departamentos en Punta del Este, campos, yates y un avión Cessna,

entre otros bienes lujosos, y se hizo inversiones en Panamá a través de sociedades fantasma.

El sindicalista peronista fue detenido el jueves en su mansión de San Lorenzo, ubicada cerca de Rosario, durante 30 allanamientos realizados en esa ciudad, San Luis y Entre Ríos, junto contra otros 9 cómplices. Herme era muy poderoso política y económicamente porque de hecho controlaba los movimientos en los puertos del Gran Rosario por donde sale el 75 por ciento de la cosecha de soja. Durante los allanamientos se le secuestró autos de lujo, dólares y pesos en efectivo, dos barras de oro y un arsenal.

 

Desde el jueves Juárez está detenido a disposición del juez de Zárate-Campana, Adrián González Charbay, quien dispuso el bloqueo de sus cuentas bancarias, sus socios y la de la cooperativa de Trabajadores Portuarios de San Martín por más de 100 millones de dólares, así como envió un exhorto a Uruguay para pedir el congelamiento de sus bienes en ese país. Sucede que Juárez, junto a sus hijos, controlaría por ejemplo un departamento en el lujoso complejo inmobiliario “Imperiale Luxury Condeminius” de Punta del Este y otros seis inmuebles en la localidad de San Lorenzo. A sus hijos también les hizo una llamativa donación en vida de 7 millones de pesos.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, atribuyó la detención de “Vino Caliente” a la “decisión del presidente Mauricio Macri de luchar contra las mafias”. La detención de Juárez se suma a las del ex secretario del SOMU, Omar “Caballo” Suárez, del ex titular de la UOCRA de La Plata “Pata” Medina y del ex secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación Marcelo Balcedo, en su mansión en Punta del Este. Mientras la justicia investigan a Pablo Moyano, hijo del titular del sindicato de Camioneros, por supuesto fraude a Independiente, entre otras causas.

En fuentes judiciales consultadas por Clarín trascendió que también se investiga si a través de la sociedad llamada “Herme Juarez- López Mario SH”, hizo millonarias inversiones financieras en dólares y pesos y donaciones financieras para las campañas de políticos santafesino.

Juárez de 78 años de edad es hipertenso y el viernes, antes de quedar detenido en el hospital de la cárcel de Ezeiza, pidió su excarcelación al juez quien la negó, aunque en los próximos días se debatirá su prisión domiciliaria por la edad que tiene y sus problemas de salud.

Ante el magistrado negó haber cometido delitos y dijo que la cooperativa que lidera “es única en el mundo y que fue electo presidente cuando tenía 27 años”. También, afirmó la denuncia es su contra “es falsa y que no tiene nada que ver” con los hechos investigados.

Juárez fue detenido luego de seis meses de una investigación secreta del juez de Zárate-Campana con el apoyo de la Policía Federal, la AFI y la AFIP que está haciendo un análisis patrimonial del imputado.

En la causa se lo acusa de ser supuestamente el jefe de una asociación ilícita que administró en forma fraudulenta la cooperativa, obtuvo ventajas fiscales, evadió obligaciones previsionales y tuvo conductas extorsivas contra distintas empresas vinculadas a las actividades de estiba en los puertos, como así también el lavado de dinero de estas de actividades ilícitas.

Una de las formas con las que hizo una fortuna personal fue, según se investiga, "el pago de altísimos sueldos por parte de la cooperativa a sus familiares y la emisión de facturas truchas" con las que pretende justificar el desvío de fondos.

En estas maniobras usó empresas como, por ejemplo, una llamada “Servicios Fluviales San Martín” a la cual le habrían pagado 18 millones de pesos; otra denominada “DZ Seguridad SRL” a la cual se le habrían facturado 92 millones de pesos. En la causa también se investigan gastos publicitarios presuntamente apócrifos por 12 millones de pesos para sponsorear a corredores de carreras, gasto que no tiene relación con la actividad de la cooperativa. Otro ítem que no encuentra justificación razonable son los 57 millones de pesos en facturas para la provisión de alimentos para la cooperativa, de los que 37 millones se facturaron a nombre de monotributistas o pequeños empresarios. También se investigan los fondos que se habrían facturado en el rubro entretenimiento en favor de “CLUB 38 SRL”, que recibía unos 120 mil pesos mensuales. Al igual que 37 millones de pesos de erogaciones en favor de una monotributista por transporte.

A la supuesta organización delictiva liderado por “Vino Caliente” -tiene este apodo porque en verano regala vino- también se la investiga por supuestamente extorsionar a distintas empresas portuarias que tenían intenciones de efectuar operaciones comerciales en los puertos controlados su sindicato. A estos empresarios se les exigía abonar “un porcentaje de los ingresos obtenidos a la cooperativa presidida por Juárez”, importes que ingresaban a su patrimonio mediante facturas truchas. Una de las firmas extorsionadas, a modo de ejemplo, entre los años 2015 y 2018 habría abonado por tales conceptos la suma de 56 millones de pesos, según informaron fuentes judiciales, con tal de que le permitan cargar y descargar los barcos sin problemas sindicales.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...