La eterna crisis

Malú Kikuchi
Lectura

Se dice que en China, el ideograma “crisis” significa al mismo tiempo “peligro” y “oportunidad”. Ha de ser cierto porque Argentina pasa inevitablemente, de una explosiva fiesta en gastos, a una crisis devaluatoria y de ajuste.Por Malú Kikuchi -Especial TotalNews-

 

 

Lo repetimos una y otra vez, sin aprender la sabia frase de Einstein, “repetir lo mismo y esperar algo distinto, es locura”. Los argentinos, ¿estaremos locos, seremos masoquistas? No sé. Corto placistas, seguro.

 

Y así es que otra vez, enfrentamos una nueva crisis. Palabra interesante, que viene del griego Krisis y significa “decisión” y “ruptura”, el momento en que se produce un cambio muy marcado. En español, situación grave.

 

Estamos acostumbrados, pero duele como si fuera la primera vez. Se sabe que habrá más inflación, más recesión, menor crecimiento económico, y entre la gente, menos $$$, más tristeza y depresión, menos esperanza.

 

Si sabemos de memoria que las fiestas se pagan con pobreza y angustia, ¿porqué insistimos una y otra vez? Algunas razones, no todas, por las cuales estamos como estamos, mal.

 

El gobierno anterior dejó tierra arrasada, sin infraestructura, con inflación alta (escondida), sin reservas, sin INDEC, con un Banco Central a las órdenes del ejecutivo, y se robaron todo los que encontraron a su paso.

 

1.El 10/12/2015, Macri debió hacer un detallado recuento de la situación en que se encontraba el país. No lo hizo. No habló del tema de las tarifas planchadas desde Menem, que implicaba menos electricidad y menos gas.

 

2.Inventaron el gradualismo. Parecía mejor para la gente que una política de shock. Pero el ajuste ya está entre nosotros y el FMI no tiene nada que ver, esto es “made in Argentina”. Ahora se va a ahorrar en obra pública.

 

La gestión era el fuerte de este gobierno de empresarios. No entendieron que la  gestión depende de la política. 3. El congreso sancionó el impuesto a los tenedores extranjeros de Lebac. Estos le vendieron al BCRA U$S 2.500 millones. 4. El agro no trajo los U$S que se esperaban.

 

5.En EEUU, la FED (su Banco Central), aumentó la tasa de interés. En todo el mundo (excepto el yen que subió el 0,06%), las monedas se depreciaron y el U$S subió. 6. El BCRA vendió U$S para mantenerlo bajo y no devaluó el $. Los Bancos de los países vecinos compraron U$S baratos en Argentina.

 

7.El gobierno perdió credibilidad. La inflación no baja a la velocidad necesaria, la economía crece muy despacio, las inversiones no llegan, el BCRA vende U$S y las reservas están, según Standard & Poor’s en U$S 55.000 millones. La situación no es desesperante, pero asusta.

 

El gobierno le pidió ayuda al FMI. Que tiene mala prensa en Argentina. Dicen que cambió, que ya no ordena, sólo sugiere. No sabemos de cuanto será el préstamo y se dicen que será un stand by. Dura entre 12 y 36 meses.

 

No conocemos el interés, que se descuenta, será bajo. Pero la Argentina, dependiente de los préstamos del exterior, por gastar más de lo que entra, ya no consigue esos préstamos. Necesita mostrar el aval del FMI.

 

El gobierno debe cambiar algunas de sus políticas y comunicarse mejor. Debe hacer profundos cambios en la educación pública y convertirla en   excelente. Mejor educados rechazaremos al populismo y optaremos por la realidad, aunque esta no parezca tan atractiva.

 

Y nosotros debemos cambiar, porque estamos como estamos porque somos como somos. El cambio es imprescindible, la crisis debe servir para eso. De las crisis, se sale, la Argentina lo hace  cada 12 o 15 años.

 

Que esta sea la última, que sea al estilo chino o al griego, una oportunidad o un cambio profundo. Pero cambiemos. Debemos terminar con las eternas crisis, porque de no de hacerlo, las crisis terminarán con nosotros.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS