¡BOLSOS!

Malú Kikuchi
Lectura

Érase una vez, desde hace muchos años, un país que tenía una pasión desenfrenada por los bolsos. Pero los bolsos eran solo la cobertura, la pasión real, absoluta, era por el contenido de los bolsos: muchos US$.por Malú Kikuchi -TNA-

 

 

¿Quién lo hubiera dicho? Se asociaba la imagen de la Argentina con el bife de chorizo, el buen fútbol, la cultura (¿dónde están?), el polo, el tango, el mate, pero de un tiempo a esta parte, la imagen se asocia con los bolsos.

 

Un poco de historia. Cuatro bolsos con cocaína, abandonados en el carrusel del aeropuerto de Barajas, Madrid, consignados a la embajada argentina. La cocaína, eran unos 17 kgs, significaba muchísima plata.

 

En junio 2007, en un vuelo privado que venía desde Caracas, aterrizó donde no estaba previsto. Un pasajero, Guido Antonini Wilson intentó pasar un bolso con US$ 800.000. Dicen que eran para la campaña.

 

En Puerto Madero, en una financiera popularmente llamada “La Rosadita”, los US$ entraban en bolsos, se contaban a mano y con máquinas, toda la operatoria era filmada, código entre ladrones, que se vigilan entre ellos.

Resultado de imagen para NESTOR Y CRISTINA BOLSOS

Un día, Miriam Quiroga, ex prensa de Néstor Kirchner, declaró haber sido amate del ex presidente (no comprobado), pero sí se sabe que formaba parte de su gobierno y era muy cercana a NK y a todo el gabinete.

 

Contó, que Daniel Muñoz, ex secretario de NK, subiendo un pesado bolso a su escritorio, le dijo, pesalo, ahora la plata se pesa, no se cuenta, viene desde Buenos Aires y se va al Calafate. Una vez más aparecieron los bolsos.

 

El 12 de julio 2016, muy de madrugada, José López, ex secretario de Obras Públicas, desesperado, revoleó bolsos con casi US$ 9 millones por encima del paredón de un convento en General Rodríguez. Fue filmado en el acto.

 

El 1/8 aparecen los 8 cuadernos de Osvaldo Centeno, chófer remisero, al servicio del ministerio de planificación (Julio De Vido), a las órdenes directas de Roberto Baratta, ex secretario de Energía y da fe de su trabajo.

 

Minuciosamente, cual libro de bitácora, explica con fechas, horarios, lugares precisos, nombres de los “aportantes”- generalmente en garajes se entregaban los bolsos con US$ - y el destino final de los mismos.  

 

Los destinos eran tres, Uruguay y Juncal (piso de los Kirchner, CFK vive ahora ahí), la Casa Rosada o la residencia de Olivos. Los K ocupaban la presidencia, él cuatro años y medio, ella ocho años. Siempre con bolsos.

 

¿Cuántos bolsos con cuanto dinero fueron los que se traficaron en tiempos de los K? Innumerables. El problema es que el dinero le fue robado al pueblo argentino, es el que le falta al país para vivir mejor.

 

Todo ese dinero fue y es corrupto. Los empresarios fueron “apretados” para “colaborar”. Por supuesto que se puede decir que NO.  Pero la construcción hubiera dejado mucha gente sin trabajo. ¿El trabajo se hizo?

 

La mayoría de la obra pública no se hizo. ¿Qué pasó? Los empresarios dieron los US$ requeridos para acceder a construir las obras y en la gran mayoría de los casos, estas obras no se hicieron. ¿Doblemente estafados?

 

Una buena pregunta para los empresarios involucrados en los cuadernos del chofer y sobre todo en los bolsos que transportaba Centeno y repartía  Baratta.  Esto se descubre porque el chofer deja a su mujer por otra. 

 

Recordando a la mujer de Vanderbroele, un buen consejo para los individuos (señores les queda grande) que tuvieron algo que ver con la corrupción, traten bien a sus mujeres, cuando estas se resienten, ¡peligro!

 

Julio De Vido, el emperador galáctico del caradurismo, que según él nunca tuvo nada que ver con nada, hasta donde se sabe, tenía en su ministerio tres secretarios, Transporte, Obras Pública y Energía. ¿Un solo chofer?

 

Se ha sugerido una pregunta para los empresarios, también se sugiere investigar a todos los choferes de todos los ministerios de la era K. Puede haber más sorpresas, perdón, debe de haber muchos más bolsos.

 

Y al poder judicial le pedimos honestidad, rapidez, juicio, castigo y ¡DEVOLUCIÓN!

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS