Condominios: aspectos y oportunidades que ven los desarrolladores

Real Estate
Lectura

Con alturas menores, una fuerte apuesta a los espacios comunes y amenities y protagonismo de los espacios verdes, los condominios ganan terreno en la Ciudad. El nuevo código puede favorecer este tipo de construcciones. ¿Cuáles son sus beneficios? ¿A qué público apuntan? Por Gabriela Koolen

 

 

Alan Mohadeb, gerente Comercial de Consultatio -a punto de lanzar un emprendimiento de estas características en Avenida Ingeniero Huergo entre Belgrano y Venezuela- sostiene que el condominio es uno de los desarrollos inmobiliarios con mayor demanda por parte del público, ya que vincula la seguridad de un departamento y el confort de una casa. "Se trata de emprendimientos con espacios verdes y amenities de última generación. Los beneficios son múltiples, pero principalmente las unidades son viviendas versátiles, luminosas, de dimensiones eficientes, y las áreas sociales se trasladan a los espacios comunes", dice.

 

El nuevo proyecto de Consultatio, afirma Mohadeb, está pensado teniendo en cuenta la búsqueda de las nuevas generaciones: viviendas bien ubicadas, luminosas, versátiles y amenities de máximo confort. "Los millennials han cambiado mucho los esquemas establecidos y las viviendas son el primer centro neurálgico que se ha modificado. Hoy el concepto de trabajo, vínculos familiares o incluso la decoración impactan visiblemente en cómo las jóvenes parejas viven sus hogares. Por ello, los espacios que privilegian son los versátiles, donde puedan trabajar y vivir", afirma.

 

En este sentido, adelanta que este edificio prevé un diseño joven, con áreas de socialización y coworking, una amplia plaza central con espacios verdes, pileta con vista panorámica a la ciudad, gimnasio multifuncional y laundry room. Su ubicación a metros del futuro Paseo del Bajo, dice Mohadeb, permitirá estar a pasos de universidades, del rio y del polo gastronómico de Puerto Madero o San Telmo.

 

El gerente comercial de Consultatio señala que además de los condominios horizontales, este concepto existe también en viviendas verticales. "Ambos precisan de plantas flexibles para adaptarse a la vida actual que requiere un mix entre trabajo y residencia. En el caso de los condominios en altura, maximizan el valor potencial de la tierra y ofrecen una inversión de largo plazo. Es necesario entender al público que busca una vivienda más asociada a una casa dentro de un edificio", agrega.

Nuevas propuestas en los barrios

 

Jorge Moscatelli, desarrollador de la marca Pavillon, creadora del emprendimiento Pavillon San José, en el barrio de Flores, afirma que entre los beneficios que ofrecen los condominios está el equilibrio entre las ventajas de una casa y las de un departamento. "En una era de millennials que valoran los espacios de encuentro y socialización, este formato aporta el beneficio de una vecindad más integrada y no segmentada por pisos".

 

El concepto de integración con el barrio está presente en Pavillón San José. Ubicado en Pedernera al 50, en una manzana considerada patrimonio histórico de la ciudad, Moscatelli cuenta que a la hora de diseñar fue necesario respetar la altura de la Basilica de San José de Flores y del edificio sucursal Flores del Banco Nación, linderos al emprendimiento. Además, como parte del proyecto se realizará la recuperación histórica del Pasaje Espejo.

 

El desarrollador cuenta que se inclinaron por este tipo de emprendimiento porque al mantener una altura reducida se mejoran los tiempos de obra y la relación con su entorno inmediato edilicio. "Como negocio, permite dividir la obra en etapas de construcción y comercialización. Esto es muy importante para los desarrolladores, por los vaivenes del mercado", dice.

 

La entrada en vigencia del nuevo código puede fomentar este tipo de proyectos, y el desarrollador de Pavillon vaticina que los condominios se convertirán en la nueva tendencia constructiva desde mediana a gran escala. Entre las zonas con potencial menciona Parque Patricios, Barracas, Parque Avellaneda, Mataderos, Liniers y Floresta. La apuesta serían los barrios que presentan lotes grandes y baja altura.

 

IN Lope de Vega, el emprendimiento de RED Real Estate Developers sobre Avenida Lope de Vega al 1055, en el terreno donde funcionaba la fábrica Aurora Grundig, es otro de los que apuntan en esta línea. Alejandro Reyser, socio de RED, destaca que una de las características salientes de los condominios es que ofrecen la posibilidad de tener acceso a amenities que en un edificio tradicional no es posible. "El condominio, para muchas personas, reemplaza también a la necesidad de asociarse a un club", dice. Otro beneficio señala, está en la eficiencia de la superficie propia de los departamentos: "Al tener muchos espacios comunes no es necesario ocupar superficie propia y por lo tanto se minimiza la superficie a comprar", dice.

 

El desarrollador dice que los condominios son tendencia local y mundial. En este sentido, destaca que desde RED captan la existencia de una demanda. "Son emprendimientos que se destacan respecto de proyectos tradicionales, y dicho valor agregado es apreciado por el comprador o usuario, convalidando precios más altos, lo que permite generar un margen más alto para el desarrollador", dice.

 

El modelo de negocio en este tipo de proyectos, según explica Reyser, implica la compra de terrenos grandes en donde se puedan desplegar los amenities. Por lo tanto, dice, se trata de inversiones importantes en las que es clave que pueda participar el propietario de la tierra aportando el terreno. La zona oeste y sur de la ciudad, así como el Gran Buenos Aires, permiten desarrollarlos. "Estos proyectos se estructuran dentro de la figura del fideicomiso para darle mayor seguridad jurídica a los compradores. Dependiendo del proyecto, el financiamiento puede llegar por un préstamo bancario, por inversores privados o por una combinación de ambos. En nuestro caso, tenemos aprobado un préstamo de un banco privado para el 50% del costo de la obra", afirma.

 

fuente cronista.com