"Me pedían que trate de llevar euros en billetes de 500 porque ocupaban menos lugar"

Corrupcion
Lectura

Leer la declaración completa del financista Ernesto Clarens ante la Justicia permite comprender la magnitud del esquema de corrupción montado sobre la obra pública en los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007)

y de Cristina Kirchner (2007-2015).

Clarens, considerado el financista que manejaba los fondos de los Kirchner, confesó ante la Justicia que recaudó sobornos pagados por 86 empresas durante el kirchnerismo. Explicó que él tenía el trabajo de recaudar o cambiar a dólares los pesos que le entregaban.

Está imputado en la investigación de los denominados "cuadernos de la corrupción", en los que el chofer del ex "número dos" del ya desaparecido Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta anotó los detalles de los sobornos que iba a cobrar a distintas oficinas y empresas y a quiénes eran entregados, en algunos casos en la residencia presidencial oficial o el departamento privado de la familia Kirchner.

Una lancha como la que usaba Ernesto Clarens para llevar dinero a Uruguay. Descubren que Clarens usaba lanchas rapidas para sus viajes sospechosos a Uruguay ruta del dinero de las coimas

Una lancha como la que usaba Ernesto Clarens para llevar dinero a Uruguay. Descubren que Clarens usaba lanchas rapidas para sus viajes sospechosos a Uruguay ruta del dinero de las coimas

Según señaló Clarens, en la lista está el detalle de sobornos pagados en 2010 por empresarios de la Cámara de la Construcción y de la Cámara Argentina de Concesionarios Viales. El financista entregaba ese dinero al entonces secretario de Kirchner, Daniel Muñoz, quien falleció años atrás.

Las frases más trascendentes de la declaración de Ernesto Clarens ante la Justicia:

  • Un día me llamó José López para que le adjudique una obra a Cristóbal López, pero ese no era mi trabajo, era una obra que no estaba licitada, entonces me pidieron que llame a todas las empresas que compraron pliego para que se retiren. Bueno, actué de mensajero, y fui llamando a cada uno, y les dije: “Muchachos córranse que la tiene que ganar Cristóbal”. Cuando uno decía eso, todos se corrían. Era la Ruta 40, tramo Perito Moreno, Bajo Caracoles. En el sur del país. La ganó Cristóbal López.
La casa de Clarens, en el barrio privado El Faro.

La casa de Clarens, en el barrio privado El Faro.

  • Yo estaba en Buenos Aires, tenía que recibir la plata de las empresas y convertilas en dólares, esa era mi función, me tenían ahí, haciendo lo que tenía que hacer y punto. Sí hay una persona que manejaba estas cuestiones. Cuando yo llegué a Santa Cruz en el año 1995, el que manejaba era Eduardo Caffaro, con Aldo Ducler. Nunca supe si Caffaro era empleado de la Gobernación o de Ducler, pero era la persona que a Kirchner le manejaba los fondos de afuera era Caffaro. A tal punto que, cuando asume como Presidente, lo nombra director del Banco Central. Para hacer algo en el exterior la persona que Kirchner consultaba era Caffaro. A tal punto, yo voy un día con Merrill Lynch a ver a De Vido en Santa Cruz, a ofrecerle los servicios para poder asesorarlos en el manejo de los fondos de la provincia, que eran 600 millones de dólares, que para mí era una comisión espectacular. Entonces yo pregunté qué pasaba y Lázaro Báez me dijo: “Esto lo maneja Caffaro”.
  • Los primeros retornos que ocurrieron durante 2003-2005 se pagaban en la Camarita, los cobraban ellos. Para Kirchner yo era el financista de Baez, supongo que a partir de eso fue que me eligieron. De hecho, cuando Wagner me comunica que yo debía encargarme de esta operatoria lo chequee con José López, y Lázaro Baez, ellos me pasaron el teléfono de Muñoz, y así es como me contacto con Muñoz, quien me señaló donde encontrarnos dependiendo del monto que le debía entregar. Conmigo comenzó la siguiente operatoria. Las empresas enviaban a alguien a mi oficina, generalmente los propios titulares, o a alguien de confianza, gerentes financieros, contadores, u otros, en algunos casos iba yo a algunas empresas (…) Las personas de la Camarita me dejaban una suma en pesos con una anotación de qué habían cobrado, monto y concepto. El monto dependía de la recaudación, eran alrededor de 300.000 dólares por cada entrega y con frecuencia semanal. El monto que me entregaban era el 10 por ciento de lo que habían cobrado . Yo me ocupaba por cambiar los pesos por dólares en el mercado informal obteniendo por ello una comisión que era mi ganancia, que me quedaba en negro. (…) En determinado momento Muñoz me pide que trate de traer euros en billetes de 500 porque ocupaban menos lugar.
  • A mediados del año 2005, estando acá, me convoca Carlos Wagner, para entonces Presidente de la Cámara de la Construcción, a una reunión en la Cámara Argentina de Empresas Viales, conocida como la Camarita, -en ocasión de un a licitación por una obra en Tucumán en la que resultó adjudicataria la UTE conformada por Roggio y Perales Aguiar- y me informó que el Gobierno nacional había decidido obtener fondos de la obra pública a través de una operatoria que demandaba mi intervención en la recepción de los mismos de parte de algunas constructoras en concepto de pago de a portes o retorno y que debía ocuparme de que le lleguen al Secretario de Obra Pública, José López, o quien éste me indique.
  • Durante los años 2012-2013 López me dijo que algunas empresas traerían dinero para la campaña del kirchnerismo. Recuerdo en particular que ESUCO, CARTELLONE, LOSI, CHEDIACK, y ROGGIO trajeron dinero en ese concepto. Después de cambiar el dinero a dólares, le llevaba la recaudación directamente a José López a un departamento cerca del Hotel Faena en Puerto Madero, ignoro quién era el dueño del departamento pero en todos los casos me lo recibía López. En 2014 -2015 continuó el pedido de dinero, y le pregunte a López qué había pasado, y me dijo que había tenido un reclamo muy fuerte de Hebe de Bonafini por Sueños Compartidos.
  • Respecto de las manifestaciones de Chediack y Losi en cuanto me atribuyen que los hubiera extorsionado para el pago para la Camarita, lo niego, al contrario estaban muy conformes, de hecho se veían beneficiados, al punto que Chediack me invito a cenar con mi esposa en su casa en una reunión social en la que hasta cantó y tocó la guitarra. Justificar los sobornos en una actitud coactiva de mi parte es absolutamente inconsecuente con la cartelización previa con la conformación misma de la camarita que tanto Losi como Chediack integraban y de la que obtenían beneficios en forma voluntaria y entusiasta. A modo de ejemplo mencionó la licitación 127/13 de la planilla que he aportado donde se aprecia que Chediack con HO MAQ en UTE ganaron con un 50 por ciento de sobreprecio con relación al presupuesto oficial.
  • Da cuenta de las entregas de dinero a Héctor Daniel Muñoz: "Coordinaba luego con Daniel Muñoz para entregarle el dinero tanto en el Hotel Panamericano donde aquel tenía una habitación, que no siempre era la misma; o en el domicilio de la calle Juncal y Uruguay, del matrimonio Kirchner, en el caso de que fueran sumas más importantes. En esos casos Muñoz me esperaba en el hall de la planta baja del edificio de Juncal, yo nunca subí al departamento.
  • Muñoz siempre me mencionó que todo este efectivo estaba en archivos metálicos que se encontraban dentro de una bóveda en el subsuelo de la casa del matrimonio Kirchner en El Calafate, donde había un olor a tinta muy importante. Muñoz me comentó que el dinero era trasportado los días viernes en aviones oficiales que salían de Aeroparque del sector militar y aterrizaban en el aeropuerto de Río Gallegos, o bien en El Calafate, el destino final del dinero siempre era El Calafate.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.