El llamativo vínculo de una empleada doméstica de Cristina Kirchner con Los Sauces

Corrupcion
Lectura

La ex Presidente acumula dolores de cabeza en la Justicia federal.Un nuevo personaje se sumó al entramado de relaciones que une a Lázaro Báez con la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner.Por Guadalupe Vázquez  

 

 Su nombre es María Soledad Zazo Gómez y es una de las tres empleadas domésticas de la ex jefa de Estado. Zazo Gómez es la pareja de Ramón Ángel Díaz Díaz, el único empleado que tenía hasta hace un año Los Sauces, la compañía inmobiliaria de los Kirchner.

Esta empresa le reporta ganancias millonarias a la ex mandataria, tiene como uno de sus pocos clientes al dueño de Austral Construcciones y es investigada por el juez Claudio Bonadío a raíz de una denuncia de la diputada Margarita Stolbizer. Los imputados son Cristina y Máximo Kirchner, quienes están bajo la lupa por los presuntos delitos de cohecho (cobro de coimas), lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y asociación ilícita.

"Resulta llamativo que la sociedad de Cristina Kirchner reciba millones y haya tenido un sólo empleado, que curiosamente es un jubilado. Para nosotros es un indicio del carácter simulado de esta empresa", había advertido Silvina Martínez, abogada de Stolbizer, cuando se conoció que Díaz Díaz era el único trabajador de la firma.

María Soledad Zazo Gómez ( de espaldas en la foto) trabaja con Cristina Kirchner
María Soledad Zazo Gómez ( de espaldas en la foto) trabaja con Cristina Kirchner

Fuentes de la investigación creen que la relación entre el encargado y la mucama personal de la ex mandataria aumenta las sospechas de que los Sauces sea una pantalla para el cobro de coimas a través de "retornos" y no una compañía inmobiliaria con fines lícitos, como alega el abogado de los Kirchner.

En su declaración ante la Justicia, Díaz Díaz aseguró que realiza tareas de jardinería y admitió que nunca tuvo compañeros de trabajo. Sin embargo, esta semana el diario Clarín informó que Florencia Kirchner, embargada por los casi USD 6 millones encontrados en sus cajas de seguridad y cuentas bancarias, también integró la nómina de empleados entre junio de 2015 y mayo de este año.

Jubilado de 68 años y con domicilio en El Cañadón, un barrio humilde de El Calafate, Díaz Díaz figura en los papeles como trabajador de Los Sauces desde el 1° de mayo de 2010, casualmente el Día del Trabajador. Cobra un haber de $10.413 y vive en una casa de material sin revocar. Sus condiciones de vida parecieran contrastarse con su patrimonio. Es que en la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor (DNRPA) aparecen a su nombre seis autos de mediana gama por un valor total al momento de la compra de $900 mil.

Su pareja, Zazo Gómez, no tuvo tanta suerte: sólo tiene a su nombre el 50% de un Fiat Uno Fire modelo 2010 que comparte con su marido y cobra un sueldo de $2800 por mes. Según los registros oficiales a los que tuvo acceso Infobae, esta mujer de 56 años es empleada en relación de dependencia de la "doctora" desde el 27 de junio de 2013 y no registra empleos anteriores -al menos en blanco-.

La firma Los Sauces, para la que trabaja su marido, administra propiedades millonarias en El Calafate, El Chalten y Río Gallegos, de la provincia de Santa Cruz, y en el emblemático edificio Madero Center, de Puerto Madero.

La empleada doméstica es un nuevo eslabón en el complejo entramado de corrupción que rodea a la ex familia presidencial y podría complicar aún más su ya comprometida situación ante la Justicia.

Colaboración: Ignacio Montes de Oca (Eliminando Variables) y Federico Teijeiro

fuente infobae