Vaca Muerta: Añelo, el pueblo que crece al ritmo de la actividad petrolera

Informacion General
Lectura

Añelo, Neuquén.- "Médano de la amenaza" o "paraje del muerto" son los dos significados que tiene la palabra Añelo, el nombre con el que los mapuches bautizaron al hoy centro operativo en Vaca Muerta .Por Sofía Diamante

 

 

Por día, cruzan el pueblo entre 5000 y 6000 personas, que suben a los yacimientos a trabajar en las extracciones de gas y petróleo no convencional. Este lugar alojaba apenas 2500 habitantes en 2012; siete años después, la población se incrementó a 8000.

 

"La publicidad es el daño más grande para nosotros; los números que se publican en los medios de tantas inversiones, de la generación de puestos de trabajo. La gente no tiene ni idea adónde llega cuando viene y se encuentra con esta realidad: que es difícil vivir, que no hay espacios y que conseguir trabajo no es fácil porque la industria requiere de diferentes oficios y están los sindicatos de por medio", dice sin vueltas el intendente de Añelo, Darío Díaz, que está cumpliendo su octavo y último año en la función, y que experimentó de primera mano el crecimiento del lugar.

 

En enero y febrero pasado, antes que comience el año lectivo, se multiplicó la cantidad de personas que dejaron sus lugares de origen para probar suerte en Añelo, un pueblo donde el costo de vida es alto, en línea con los salarios petroleros. "Desde que empezaron a identificar que Añelo es Vaca Muerta, todo el mundo quiere venir. Mucha gente logra acomodarse; otros, cuando no hay oportunidad, les pagamos los pasajes para que vuelvan a sus lugares", dice Díaz, y menciona Mendoza, Tucumán, San Juan y Salta como algunas de las provincias de donde han recibido inmigración.

 
Todas las tardes se forma una fila de camionetas, combis y camiones que bajan de los yacimientos y atraviesan el pueblo
Todas las tardes se forma una fila de camionetas, combis y camiones que bajan de los yacimientos y atraviesan el pueblo Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Los que se quedan consiguen trabajo en el sector gastronómico o en hotelería, dos rubros que crecieron al compás de la actividad, pero también se necesitan cada vez más electricistas, ya que aumentó la cantidad de construcciones en la zona.

Añelo está en un valle, el cual cruza al medio la ruta 7, donde todas las tardes avanzan a paso lento los últimos modelos de camionetas 4x4, combis y camiones en todas sus variedades posibles. El polvo que levantan al pasar se expande rápidamente por culpa de la falta de árboles en la parte nueva del pueblo, que crece arriba de la meseta.

"El mercado inmobiliario es potente en la industria, pero eso genera que haya muchas familias a las que les cuesta conseguir que les alquilen un lugar. Esto produce que se expandan los asentamientos provisorios. Por eso, antes de que nos hagan una toma, decidimos lotear una zona para que la expansión sea de forma planificada y se dejen los espacios para las futuras instituciones", dice el intendente, que admite que todavía es complicado pedir un crédito para construir una casa, por eso las construcciones son lentas y precarias.

Cristina Mellado es enfermera, trabaja hace 20 años en salud pública y vive hace 27 en Añelo
Cristina Mellado es enfermera, trabaja hace 20 años en salud pública y vive hace 27 en Añelo Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Distinto es el mercado inmobiliario en el que se afianzan los desarrolladores, que se anticiparon a la falta de infraestructura cerca de las bases operativas y construyeron complejos habitacionales para alquilar a las petroleras. En estos casos, hay departamentos equipados con heladera, microondas, generador propio de energía y wifi, de una o dos habitaciones, cuyo alquiler cuesta no menos de $65.000 por mes, señala Guillermo Reybet, presidente de la inmobiliaria homónima.

"Desde 2012 venimos mirando a Añelo como una posibilidad de negocios, dado el crecimiento sostenido de la demanda por la explotación petrolífera y gasífera -dice Damián Lopo, fundador de la desarrolladora Newlink, que compró un terreno para construir cinco edificios, de los cuales tiene dos terminados-. No son altos, de apenas una planta baja y dos o tres pisos, sin ascensores. Todos son para alquilar a petroleros. Cada edificio tiene entre 15 y 20 departamentos amueblados de dos ambientes, habitación y living".

"La rentabilidad de la inversión es altísima. Comprar un metro cuadrado en Puerto Madero cuesta 6000 dólares y se alquila por 22 dólares. Eso significa una rentabilidad de 4% antes de impuestos, o 2% 'limpia'. En cambio, una inversión en Vaca Muerta cuesta US$2900 el metro cuadro y US$28 el alquiler. Esto genera una rentabilidad después de impuestos del 13% anual en dólares. Pero así como el pueblo es una oportunidad, también es una amenaza, porque es muy difícil conseguir proveedores y gente que haga las tareas", agrega el desarrollador, que invirtió para los cinco emprendimientos 8,5 millones de dólares.

El pueblo cumplió 100 años en 2015
El pueblo cumplió 100 años en 2015 Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Junto con el complejo habitacional, también creció la cantidad de comercios en la zona. Al costado de la ruta se puede observar un local de cotillón, uno de electrodomésticos, un supermercado y una sucursal del Banco Galicia, que está desde 2016. Tampoco falta al pie de los yacimientos, un casino y los bares con mesas de pool.

Servicios básicos

"Tenemos que hacer más escuelas y más infraestructura de salud. La inversión en obra pública es más lenta que el ritmo de inversión privada de Vaca Muerta", admite el intendente, y se refiere también a las calles sin asfaltar, la red eléctrica y la falta de cloacas en Añelo.

Recién a fines del año pasado se inauguró el único hospital que tiene el pueblo, que tardó cinco años en construirse y costó $40 millones. Esto posibilitó aumentar de dos a cinco los médicos disponibles y de 10 a 26 las enfermeras, ya que anteriormente atendían en una casa, que había sido adaptada como centro de salud. El equipamiento del hospital es de última generación y fue donado por las empresas petroleras a través de la ley de responsabilidad social empresarial. "Ahora podemos ofrecer otros servicios, como odontología u obstetricia", cuenta el director del hospital, Jorge Ochoa, que señala también la instalación de otros consultorios privados en el pueblo.

El hospital de Añelo se inauguró el año pasado; tuvo un costo de $40 millones y todos los equipos fueron donados por las empresas petroleras
El hospital de Añelo se inauguró el año pasado; tuvo un costo de $40 millones y todos los equipos fueron donados por las empresas petroleras Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Además de la motivación económica, Ochoa indica que es necesario desarrollar más atracciones sociales para seducir a otros profesionales a una zona tan agreste. En pos de ese objetivo, en el último año se inauguró un polideportivo, que tiene canchas de fútbol, hockey, volley, pista de patín y pileta climatizada cerrada.

Sin embargo, lo que más creció en los últimos años fue la cantidad de escuelas. Hace cinco años había solo una institución que ofrecía educación primaria a la mañana y secundaria a la tarde. Ahora hay tres escuelas, con dos secundarios con especializaciones en perito mercantil y una escuela técnica industrial.

El asfalto y la construcción de veredas es una cuenta pendiente en Añelo
El asfalto y la construcción de veredas es una cuenta pendiente en Añelo Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...