Video: el momento en el que mataron a un joven a la salida de un boliche y tiraron su cuerpo frente a una ambulancia

Policiales
Lectura

Se conocieron las imágenes del centro de monitoreo de Morón que permitieron ponerle luz al crimen de Ezequiel Ernesto Moya (20). El cuerpo había sido arrojado

desde un coche frente a una ambulancia a tres cuadras del hospital Posadas este jueves bien temprano por la mañana.

Las imágenes de las cámaras del municipio fueron la clave para esclarecer el crimen de Moya: lo mataron sus amigos por error tras una pelea a la salida de un boliche de Ramos Mejía.

“Al chico le estaban pegando entre tres y cuatro jóvenes de otro grupo. Los del Peugeot 308 blanco dispararon, aparentemente, para intentar dispersar a los agresores y le dieron a él”, contaron a Clarín fuentes de la investigación la secuencia de lo sucedido en la puerta de  “Póker Disco”.

El momento en que golpean al joven que luego moriría. Las cámaras del centro de Monitoreo de Morón fueron clave para esclarecer el crimen.

El momento en que golpean al joven que luego moriría. Las cámaras del centro de Monitoreo de Morón fueron clave para esclarecer el crimen.

El fiscal Matías Rapazzo, de la UFI N°7 de Morón, en base a esas imagenes del municipio pudo identificar al autor del disparo: un joven que vive en Quilmes. La causa está caratulada como “homicidio”.

Todo sucedió cuando un grupo de jóvenes comenzaron a agredir a Moya a la salida del boliche: lo patearon y le pegaron. Ante esto, desde la parte trasera del Peugeot 308 un amigo de la víctima disparó: una de las balas calibre .9 milímetros le dio en el pecho y fue mortal.

Ante la balacera, los que golpeaban a Moya huyeron en un BMW. La víctima fue subida al Peugeot 308 por uno de sus amigos. Un par de trapitos de la zona colaboraron y el coche salió a toda velocidad.

El cuerpo frente a la ambulancia. Así descartaron el cadáver de Moya.

El cuerpo frente a la ambulancia. Así descartaron el cadáver de Moya.

A unas diez cuadras de donde lo habían baleado, en la esquina de las calles Rivera Indarte y Alberdi, a metros de Acceso Oeste, el Peugeot 308 se cruzó con una ambulancia que iba hacia el hospital Posadas y los jóvenes tiraron el cuerpo de su amigo.

"Tomá, esto es para vos", le dijeron al ambulanciero y escaparon.