Violencia en Rosario: definen con el Gobierno Nacional el envío de agentes pare enfrentar la crisis

Policiales
Lectura

En medio de la creciente ola de homicidios que sacude al Gran Rosario, y luego de que el gobernador de Santa Fe reconociera el estado de “emergencia” en materia de seguridad,

la provincia y Nación iniciaron esta tarde el trabajo de coordinación formal. Esa tarea permitirá definir necesidades y establecer el número de agentes Federales que trabajarán para reforzar el patrullaje en la provincia.

El ministro Marcelo Sain evitó confirmar esta tarde qué cantidad de personal de Gendarmería, Prefectura, policía Federal y PSA colaborarán en el territorio. “El número va a depender del conjunto de tareas que en una hora empezamos a diagramar”, explicó tras un encuentro del que participó junto al gobernador Omar Perotti y los principales intendentes de la provincia para abordar la problemática.

Aunque ayer el propio Sain anticipó que podrían ser 2 mil gendarmes y el jefe policial, Víctor Sarnaglia, especuló que entre todas las fuerzas podrían llegar 3 mil agentes, Nación evitó confirmar un número.

Sain sólo se limitó a marcar que ya hay personal operando en el territorio y que la coordinación permitirá que comience a notarse una presencia visible en las calles desde las próximas horas.

El ministerio de Seguridad de la Nación definió que el Comandante Mayor Ramón Galván sea el coordinador de todas las fuerzas federales en Santa Fe. Galván mantenía esta tarde el primer encuentro formal con el secretario de Seguridad Pública provincial, Germán Montenegro, para definir las tareas del Comando Conjunto, un equipo al que se sumará la policía provincial.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y su ministro de Seguridad, Marcelo Saín. Foto Twitter @marcelo_sain

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y su ministro de Seguridad, Marcelo Saín. Foto Twitter @marcelo_sain

Previo a ese encuentro Perotti y Sain se reunieron con intendentes para impulsar mesas de trabajo que permitan coordinar políticas en materia de seguridad atendiendo las necesidades de cada localidad. Entre otros asistieron las máximas autoridades de Rosario, Santa Fe Capital, Rafaela, Venado Tuerto, Reconquista y Villa Gobernador Gálvez.

“Estamos en una emergencia en el tema de la seguridad. No es nuevo lo que digo. La idea es coordinar, compartir información, sumar efectividad”, explicó Perotti. El gobernador aceptó que la situación es compleja, pero marcó que existe “una firme decisión tomada” para “cortar los vínculos con el delito” y advirtió que hay episodios que “no se van a tolerar”.

La referencia apuntó no sólo al accionar de bandas delictivas, sino a la sospecha de la participación de un sector de la policía que fue desplazado por la nueva gestión.

La estremecedora racha de homicidios que padece Rosario desde el inicio del año sumó hoy dos nuevas víctimas. En uno de los casos aparece la sombra de la banda narco “Los Monos”​.

El hijo de un policía que fue condenado en 2018 por formar parte de la banda liderada por el clan Cantero fue acribillado a balazos después de la medianoche. Otro hombre de 27 años murió esta tarde tras ser atacado con un arma de fuego por dos hombres que se conducían en moto. Son 17 los crímenes registrados en las dos primeras semanas del año. En sólo 18 horas, entre el mediodía de ayer y esta tarde, ocurrieron los últimos cuatro.

En medio de la ola de crímenes el jefe de policía firmó un decreto anulando una disposición administrativa que, desde 1998, sancionaba a los agentes que llevaban cartucho en la recámara de la pistola oficial.

La medida apurada por las “actuales situaciones de inseguridad reinante y de violencia inusitada” en todo el territorio de Santa Fe, recibió apoyos y críticas. Sain explicó que se busca “dotar a la policía de todos los elementos necesario para que respondan al gatillo fácil de la delincuencia”.

El funcionario aclaró además que se avanzará en un protocolo para “el uso de la fuerza de armas de fuego y de instrumentos no letales en material de seguridad pública”. Aclaró que son medidas en estudio, pero descartó la posibilidad de utilizar pistolas Taser.