Un preso de una cárcel de Santa Fe se tragó una bala como protesta

Policiales
Lectura

Una inusual forma de protesta utilizó un preso de la unidad penitenciaria N°11 de Piñero, en Santa Fe. El recluso, molesto porque no autorizaron su traslado a otro

penal, se tragó una bala y tuvo que ser atendido en el Hospital Provincial. La movida generó un requisa que terminó con el secuestro de celulares y elementos punzantes.

Según medios locales, el incidente ocurrió el viernes pasado en el módulo C del pabellón 5 de la cárcel de Piñero, ubicada en las intersecciones de las rutas provinciales 12 y 14.

El interno pedía ser cambiado de lugar de alojamiento y mostró un cartucho calibre 9 milímetros que dijo que iba a tragar si no hacían lugar a su pedido.

Tras la amenaza, el recluso, del que no se difundió su nombre, desistió de su acción y entregó la bala al personal del Servicio Penitenciario, pero luego contó que ya se había tragado otra del mismo calibre. Por ese motivo fue trasladado al Hospital Provincial, donde se le hizo una placa radiográfica que constató lo dicho por el preso.

Producto de esa situación, el Servicio Penitenciario ordenó una requisa a los pabellones 5 y 6 y se secuestraron 17 celulares, bastones de hierro y un elemento para abrir esposas.

Según la subsecretaría del Servicio Penitenciario de la provincia, en lo que va del año ya se secuestraron más de 250 celulares en pabellones de diferentes cárceles de Santa Fe.

Celulares secuestrados en enero de 2019 en la cárcel de Piñero, en una requisa.

Celulares secuestrados en enero de 2019 en la cárcel de Piñero, en una requisa.

En enero, también en Piñero, encontraron uno en la celda de Pablo Barreto, un violador serial que utilizaba el aparato para manejar su cuenta de Instagram​.