El ladrón que apuñaló al turista australiano quiso asaltar a otra persona antes del ataque

Policiales
Lectura

Mientras Terrence Luke Bulmer (65) sigue grave en el Hospital Fernández, la Justicia vinculó el ataque al turista australiano con otro intento de robo ocurrido minutos antes en la zona de Plaza Brasil,

sobre la calle Azcuénaga al 1600.

"Terry" salió a correr alrededor de las 6.30 del sábado y 40 minutos después pidió ayuda porque había sido apuñalado en el pecho. Aún consciente, logró contar que había sido sorprendido por un delincuente que lo amenazó con un cuchillo e intentó asaltarlo. Tras el ataque, huyó.

Según los investigadores, un vecino de la zona que paseaba a su perro alertó a un policía que, minutos antes, había sido increpado por una persona que deambulaba por la plaza y que intentó "amedrentarlo".

El hombre logró ahuyentarlo con ayuda de su mascota y siguió caminando hasta encontrarse con un agente. Sospechan que el atacante es el mismo que minutos después apuñaló a Bulmer. 

La investigación quedó en manos de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 61, que unificó ambas denuncias para intentar identificar al agresor. Los primeros testimonios señalaban que el atacante habría escapado en dirección a la Villa 31​.

Bulmer había llegado a Buenos Aires el viernes junto a su esposa. El plan era encontrarse con otro matrimonio para embarcar en un crucero a la Antártida el domingo por la tarde. 

Tenía una "herida en el corazón de dos o tres centímetros de profundidad" y "sufrió un paro cardiorrespiratorio en el centro de salud", explicaron los médicos que pudieron intervenirlo.

Según el parte médico de este martes, "su condición continúa siendo crítica" porque requiere "medidas de soporte para sus funciones orgánicas tanto ventilatorias como cardiovasculares". Sigue en coma farmacológico y acompañado por su esposa y sus amigos.

La Defensoría del Turista y el consulado los acompañan y pusieron a su disposición un traductor que les va transmitiendo las novedades. En tanto, el agresor abandonó el cuchillo en el lugar del ataque y sigue prófugo.

El ataque se produjo un mes después del asesinato a tiros del turista inglés Matthew Gibbard en la puerta del Hotel Faena, en Puerto Madero, durante otro intento de robo. Por ese caso hay nueve detenidos.

Gibbard era un empresario millonario de 50 años que había viajado a Buenos Aires junto a Suzane -su esposa- y su familia, a pasar las vacaciones navideñas. Los atacaron el 14 de diciembre a las 11 de la mañana en Martha Salotti al 400.

Su hijastro fue herido en una pierna tras el asalto. Por ese hecho desbarataron una banda de venezolanos que marcaban a turistas en Ezeiza y les robaban al llegar a sus hospedajes.

Un año atrás a Christoffer Persson, un turista sueco, lo balearon el 29 de diciembre en Tacuarí al 400, a la vuelta del hotel donde se hospedaba con su novia. Tuvieron que amputarle la pierna derecha después del robo.

Por este caso, Roberto "Chicho" Gramajo (25) y Rodrigo Peláez (22) fueron condenados a 15 años y tres meses y a 14 años y seis meses de prisión, respectivamente.