Se oponían a que saliera de prisión, lo autorizaron igual y asesinó a Nadia Arrieta

Policiales
Lectura

Con una condena a 18 años por intento de homicidio y abuso sexual, reincidió. Identificado por sus rastros en la escena del crimen, fueron a detenerlo a Banfield, pero ya había escapado.

 

La cara de Néstor Maximiliano Montiel (38) empezó a circular hoy en una imagen distorsionada. Una cámara lo captó escapando de la escena del crimen. Para la familia, el dolor se agrava con la injusticia: Montiel tendría que haber estado preso cuando atacó a Nadia Yanina Arrieta (31). Le habían otorgado la libertad condicional pese a un pronunciamiento negativo de un fiscal y un juez que fue desoído por camaristas.

Después de identificarlo y tras varios allanamientos, supieron que iba a encontrarse con una mujer en Banfield. Pero cuando llegó la Policía, y mientras su rostro circulaba por los canales de noticias, ya se había esfumado.

En el video se lo ve pelado, con lentes de sol, una mochila y un bolso de mano. Lo identificaron porque, cuando mató a Nadia, dejó sus huellas en el local. “Este es el asesino de mi ángel”, escribió Roberto, el padre de la víctima, pidiendo ayuda para hacer circular la imagen a través de las redes sociales. “Por favor difundir la foto. Avisen a la Policía. Necesitamos justicia”, agregó en el posteo.

Se oponían a que saliera de prisión, lo autorizaron igual y asesinó a Nadia Arrieta

Nadia Yanina Arrieta (31), fue encontrada dentro de un negocio llamado "NyB" dedicado, según su página de Facebook, a la venta de "regalos únicos y personalizados", ubicado en Villa Tesei.

Las huellas de Montiel estaban en un azulejo y en la base de una lata de la regalería “NyB”, ubicada en Pedro Díaz 596, en Villa Tesei (Hurlingham). Cuando cruzaron los datos con el registro de personas con antecedentes dio positivo: fue Montiel quien habría estado en el local que Nadia tenía con su mamá.

“Quedó detenido en 2001 por tentativa de homicidio, robo calificado y abuso sexual”, confirmaron fuentes de la investigación consultadas por Clarín. “Lo declararon culpable y recibió una condena de 18 años que vence el 19 de octubre de 2019”, informaron las mismas fuentes.

Pero, según su registro, aunque le “denegaron varias veces el pedido de libertad condicional” y el beneficio fue “desaconsejado por el fiscal y el juez de primera instancia”, estaba con libertad condicional desde 2014.

Es que sus defensores recurrieron ante la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Morón y, primero, consiguieron que le otorgaron las salidas para visitar a su familia e ir a trabajar, en 2012. Dos años más tarde, la condicional. Como requisito, lo “obligaron” a hacer un tratamiento psicológico pero, tras un segundo pedido de sus abogados en 2016, eso dejó de ser una exigencia.

Montiel es de Hurlingham, igual que su última víctima. Para 2001, cuando cayó por primera vez, tenía registrado un domicilio a 13 cuadras del local de Nadia y a unas 15 de la casa de la joven. Los investigadores todavía intentan descifrar si la atacó por sorpresa, si la conocía previamente o si planeó el femicidio estudiando sus movimientos.

Fuentes policiales confirmaron que “hubo varios allanamientos en busca del sospechoso”, entre ellos el de una mujer que lo iba a ver a la cárcel, y que lo ubicaron en Banfield, donde vivía y trabajaba en una peluquería. Pero cuando fueron a buscarlo se escapó.

Según Télam, los dueños del comercio entregaron una mochila que Montiel tenía entre sus pertenencias. Sería la misma que llevaba al hombro en los videos en los que quedó registrando escapando de la escena del crimen.

Adentro, hallaron unas llaves que faltaron del negocio de Nadia: tenían una cinta celeste con las siglas de la Universidad de Morón y su familia describió los detalles a la Policía. Los comerciantes de la zona contaron que la víctima y su mamá solían tener la puerta cerrada cuando atendían.

La regalería, si bien era abierta al público, se dedicaba principalmente a la venta de artículos personalizados por Internet. La mayoría de los clientes iban a retirar los productos que habían comprado online.

 

Se oponían a que saliera de prisión, lo autorizaron igual y asesinó a Nadia Arrieta

Nadia Yanina Arrieta (31), fue encontrada dentro de un negocio llamado "NyB" dedicado, según su página de Facebook, a la venta de "regalos únicos y personalizados", ubicado en Villa Tesei.

En la mochila, además, había un cuchillo que, presumen, podría ser el arma homicida. Este lunes harán las pericias para terminar de confirmarlo.

El jueves pasado, Nadia fue a trabajar a su negocio de Villa Tesei, como todos los días. Siempre abría el comercio junto a su mamá, pero esa mañana estaba sola. Cerca del mediodía, un vecino de 18 años, que trabaja en un taller de chapa y pintura justo a la vuelta, escuchó gritos de ayuda desde el fondo del local. El joven corrió para ver qué pasaba y cuando llegó, encontró la puerta abierta y a Nadia muerta sobre un charco de sangre. Fue él quien llamó al 911.

Nadia murió de un corte en el cuello: su asesino la habría degollado con un cuchillo. Estaba amordazada con una cinta adhesiva gris y con las manos atadas por detrás de la espalda. Sólo tenía una remera y estaba en ropa interior. Por eso -sospechan- su asesino intentó violarla.

Según los primeros resultados de la autopsia no había señales de abuso. Sin embargo, todavía faltan algunos estudios.

 

fuente clarín

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS