Declaró contra el "Rey de la Efedrina" y le dieron nueve tiros

Policiales
Lectura

El ataque fue brutal, a quemarropa. Nueve tiros, de una ráfaga de 20, impactaron en el tórax, el abdomen y las piernas de un empresario que fue testigo en la causa

donde condenaron a Mario Segovia, el denominado “El Rey de la Efedrina”.

La víctima fue Andrés Lamboy (45), quien cayó desplomado frente al colegio al que asisten sus hijos, en la zona oeste de Rosario.

La Policía trabaja sobre la escena donde atacaron a tiros a un empresario en Rosario, (Juan José García)

La Policía trabaja sobre la escena donde atacaron a tiros a un empresario en Rosario, (Juan José García)

Dos personas en un auto con vidrios polarizados lo atacaron en forma veloz y directa, dejando claro cuál era el objetivo que buscaban.

Lamboy ingresó en el hospital lúcido y estable. Fue intervenido quirúrgicamente y su estado era reservado, según informaron los médicos del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

Lamboy es un empresario dedicado al rubro inmobiliario. En el pasado estuvo involucrado como testigo en la causa por la que se condenó a Mario Segovia, el denominado “Rey de la Efedrina”, a nueve años de prisión por contrabandear esa droga a México.

Unos 20 tiros dispararon los atacantes. Nueve de esos disparos impactaron sobre el cuerpo del empresario. Está estable. (Juan José García)

Unos 20 tiros dispararon los atacantes. Nueve de esos disparos impactaron sobre el cuerpo del empresario. Está estable. (Juan José García)

Los investigadores por el momento no ofrecieron hipótesis sobre los motivos del ataque a Lamboy.

El ataque

El empresario llegó al exclusivo Colegio San Bartolomé para dejar a sus hijos, cerca de las 8 de este martes. Luego, cruzó al predio del club de rugby Los Caranchos para desayunar en el bar. Cuando se marchaba, cerca de las 9, fue atacado.

La puerta del colegio de Rosario donde balearon al empresario que declaró contra Segovia. (Juan José García)

La puerta del colegio de Rosario donde balearon al empresario que declaró contra Segovia. (Juan José García)

Estaba por abordar su camioneta, una Dodge Ram de color negro, cuando un auto se le puso a la par y desde el interior le dispararon. Los agresores serían, al menos, dos y los impactos sobre el tapial de la escuela reflejan la brutalidad del atentado: algunos atravesaron el muro e ingresaron al campo de deportes.

Por la potencia de los disparos, los investigadores estima que pudieron utilizar un arma calibre .45. Por fortuna, ningún alumno fue alcanzado por las balas, pero sí algunas personas que hacían actividad física en el club de rugby advirtieron el ataque.

Mario Segovia, conocido como "El Rey de la Efedrina" en la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal 4 de San Martin donde fue juzgado.

Mario Segovia, conocido como "El Rey de la Efedrina" en la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal 4 de San Martin donde fue juzgado.

“Escuchamos como 20 tiros”, precisaron. Cuando salieron a ver qué ocurría encontraron a Lamboy tirado junto a su camioneta. “No entendíamos nada de lo que pasaba”, comentaron los ocasionales testigos.

Las autoridades del colegio evitaron hablar. Un padre, conmocionado, aceptó: “La sensación es tremenda. No sé si quiero volver”.

La víctima del ataque recibió cuatro balazos en las piernas, dos en el tórax y tres en la zona abdominal. Aunque el cuadro es severo, los médicos destacaban que ingresó al hospital estable, por lo que concluían que la pérdida de sangre no fue tan importante para llegar a descompensarlo. Las próximas horas serán clave.

Testigo contra el Rey

El apellido de Lamboy quedó incluido en la causa contra Mario Segovia tras declarar sólo como testigo por ocupar el cargo de director de South American Docks S.A., un depósito fiscal de Barracas donde se almacenaron 523 kilos de efedrina que pretendían enviarse a México.

Mario Segovia, “el Rey de la Efedrina”

Mario Segovia, “el Rey de la Efedrina”

La firma consumó, de acuerdo al fallo en el que se condenó a Segovia, el contrabando de sustancias “que por su naturaleza, cantidad o características podían afectar la salud pública (clorhidrato de efedrina o pseudoefedrina)”. El cargamento se detectó en paquetes de azúcar marca “M&K”.

En el juicio Lamboy declaró que figuró como director de South American Docks S.A. hasta 2007, ya que se separó de su esposa, la hija de Rubén Galvarini, quien presidía el depósito fiscal y fue condenado a 7 años de prisión.

El empresario indicó que figuró como director “sólo en los papeles”, pero que nunca trabajó para South American Docks. “Me limitaba a firmar las actas de directorio”, puntualizó.

La efedrina que tenía como destino México era elaborada en una quinta de Ingeniero Maschwitz.

La efedrina que tenía como destino México era elaborada en una quinta de Ingeniero Maschwitz.

En su declaración admitió conocer a Segovia. Lo llamaba “Nicolás Mario”, aunque su nombre es Mario Roberto Segovia. Sobre el denominado “Rey de la Efedrina” dijo que trabajó en el depósito fiscal hasta que se peleó con Galvarini.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS