"Los dos la mataron", la convicción de la mamá de Sheila sobre la pareja detenida

Policiales
Lectura

“Pido justicia por mi hija. Fueron los dos. Son responsables, que queden presos, que les den la condena máxima y que no salgan nunca más”. Yanina Pereyra, la mamá de Sheila

Ayala (10), fue contundente al hablar por primera vez desde que encontraron el cuerpo de su hija, en San Miguel. Lo hizo mientras Leonela Ayala (25), la tía de la nena asesinada, era trasladada a la Unidad N° 3 de La Plata. Fabián González Rojas (24), su pareja y acusado de ser el coautor del crimen, fue derivado a la alcaidía de San Martín al formalizarse su detención.

“Sheila nunca me contó nada malo de su tía. Cuando iba a jugar a su casa estaba contenta, iba con los primos, nunca me dijo nada de ellos. Por eso nunca sospeché que podían tener esa maldad encima. No lo puedo creer todavía. Nunca me imaginé que iba a pasar esto con ella, siendo la tía madrina. No me resigno, me despierto a la mañana esperando noticias de mi hija”, reconoció Yanina a TN.

La mujer insistió en la responsabilidad de Leonela Ayala, que en su declaración intentó separarse de la acusación y culpó al padre de sus hijos. "Yo creo que ella estuvo en todo momento. Sabía todos los movimientos de mi familia, sabía todo, con lujo de detalles. Creo que los dos juntos la mataron a Sheila y no sé si hay más cómplices", declaró la mujer que reconoció "sospechar" de la actual pareja de Juan Carlos Ayala, el padre de Sheila.

Los tíos de Sheila, Fabián González Rojas (24) y Leonela Ayala (25), detenidos por el crimen.

Los tíos de Sheila, Fabián González Rojas (24) y Leonela Ayala (25), detenidos por el crimen.

Este sábado Leonela había sido indagada por el fiscal Gustavo Carracedo y dijo que el domingo 14 de octubre, entre las 12 y las 18, después de la desaparición de Sheila, y la franja horaria en la que creen que fue asesinada, estuvo almorzando en la casa de un familiar.

“Siempre tuve el presentimiento de que Sheila estaba ahí adentro (por el predio donde la encontraron, el barrio Tupasy). Ella no salía a ningún lado, si salía era con alguien conocido, nunca con ningún extraño. Pero ellos empezaron a desviar la investigación, a acusarme a mí en vez de buscarla ahí adentro”, se quejó Yanina, que vio a su hija por última vez tres días antes del crimen.

Yanina todavía no pudo reencontrarse con sus otros tres hijos, que están en un hogar de guarda hasta que se defina si puede recuperar la tenencia de los chicos. "Ya les dijeron lo que pasó con su hermana, ellos están teniendo contención, parece que el más grande, el de 11 años, reaccionó bastante mal, pero los más chiquitos todavía no se dan cuenta. Yo todavía estoy shockeada con lo que pasó y si me ven mal a mí se pueden poner peor", explicó.

El dolor de la familia de Sheila Ayala, asesinada en San Miguel. Foto Mario Sayes.

El dolor de la familia de Sheila Ayala, asesinada en San Miguel. Foto Mario Sayes.

La versión de Yanina coincide con una de las pistas que siguen los investigadores. Además de tomar declaración a testigos que podrían haber visto a Leonela Ayala fuera de "Tupasy", analizarán sus comunicaciones telefónicas y declaraciones en televisión para determinar si intentó desviar la investigación, acusando a la madre de Sheila, con la intención de encubrir a su pareja.

"Sheila era una nena alegre, contenta. Le gustaba jugar, le gustaba bailar, hacer chistes. Era muy alegre. En todo lo que la recuerdo, está alegre. Nunca voy a pensar en ella como dijeron que la llegaron a encontrar. En las fotos siempre está sonriendo, no puedo creer lo que estoy pasando", recordó la mamá de la nena asesinada.

Para el fiscal Gustavo Carracedo, Leonela Ayala y Fabián González Rojas son "coautores" del crimen e "idearon un plan común para causar la muerte de la menor". Esa es la acusación que pesa sobre los tíos de Sheila, "al menos con los elementos que encontraron al momento".

El crimen de Sheila Ayala (10) en San Miguel y el dolor de su familia. FOTO MARIO SAYES

El crimen de Sheila Ayala (10) en San Miguel y el dolor de su familia. FOTO MARIO SAYES

Este lunes, en la fiscalía de Carracedo "tomaron declaraciones de testigos y continuaron recopilando pruebas" para avanzar con la investigación, confirmaron fuentes del caso consultadas por Clarín.

Además, adelantaron que hay dos elementos que serán clave para el futuro de la acusación: si se prueba que Leonela Ayala no estuvo en su casa el día del crimen y los resultados de las pericias en el cuerpo de Sheila. Hicieron hisopados en busca de rastros genéticos y extrajeron muestras de las uñas de la nena, para saber si quedaron rastros del ADN de sus asesinos mientras intentaba defenderse. Creen que podría haber resultados en 20 días.

Según los fundamentos de la Fiscalía N° 20 para que el juez Mariano Grammatico ordenara la detención de los acusados, Leonela Ayala y Fabián González Rojas, "ambos poseen lesiones traumáticas de reciente data, que podrían tratarse de lesiones de defensa producidas por la menor al intentar en forma infructuosa defenderse ante el ataque de dos personas que la superaron en fuerza y tamaño".

Sheila desapareció el domingo de la semana pasada en un predio de Trujui, en la localidad bonaerense de San Miguel. En el barrio, denominado Tupasy, los vecinos temen un inminente desalojo después del hallazgo del cuerpo de la nena.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS