Acribillan a un prestamista: investigan a tres deudores y un misterioso mensaje

Policiales
Lectura

Recibió tres disparos. Uno en la espalda, otro en el brazo y un último, letal, en el pecho. Y fue arrojado desde su propio auto, un Chevrolet Prisma color blanco. Del

asesino no se tiene información concreta. De la víctima, sí. Se llamaba Francisco Javier Ibañez, tenía 51 y su rutina diaria se dividía en tres tareas: como empleado en una empresa de gas, como remisero y como prestamista. Esta última actividad tiene en vilo a los investigadores, creen que ahí está el quid de la cuestión.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La denuncia fue realizada al 911 este martes a la noche por los vecinos que cerca de las 5.30 escucharon disparos y al salir encontraron a Ibañez muerto sobre la calle Montgolfier 3300, de la localidad de Gregorio de Laferrere. En la comisaría 3° Oeste de Rafael Castillo hicieron un rápido relevamiento de los llamados por averiguación de paradero y encontraron una que daba información coincidente con las características de Ibañez.

Ese llamado se había hecho desde la calle Icalma al 4000, a solo nueve cuadras del lugar del hallazgo. Cuando los policías llegaron a ese domicilio se entrevistaron con una mujer, la denunciante de la desaparición de la víctima. Patricia Gervasoni contó entonces que su pareja había recibido un llamado a las 21.30 de la noche del martes para hacer un viaje con destino al kilómetro 47 de la Ruta Nacional 3. Y que luego no supo más nada de él.

Cuando la mujer amplió su declaración dio datos muy importantes. Dijo que Ibañez la acompañaba a hacer cobros a deudores varios, en su mayoría de la zona, ya que sólo le prestaban a "gente recomendada".

Al parecer, el dinero que prestaban tampoco era de ellos. Pertenecía a un tercero que los tenía a ellos de "puente" en esa actividad. De todos modos, Gervasoni indicó a tres deudores en particular, con todos sus datos. La investigación también está concentrada en esos individuos, mientras se chequean los llamados entrantes y salientes del celular de la víctima.

Antes de cerrar su testimonio, la mujer aportó otro detalle, curioso al menos. Uno de los deudores había cambiado su estado de WhatsApp y allí había colocado una frase: "El de arriba los pone en su lugar, el de abajo se las cobra¡¡".

El fiscal Claudio Fornaro, a cargo de la fiscalía de Homicidios de La Matanza, caratuló la causa como "homicidio" y ordenó diversas diligencias tendientes a esclarecer el episodio.