El israelí que mató a su mamá y a su tía insiste con que le lleven sus gatos a la celda

Policiales
Lectura

Sus excéntricos pedidos sorprenden a las autoridades del penal de San Felipe. Es que el ex militar israelí Gilad Gil Pereg, preso por el doble crimen de su madre y de

su tía en Mendoza, insiste en llevar a sus gatos a la celda donde vive aislado del resto de los detenidos y, además, asegura que su resistencia física le permite alimentarse cada cuatro días.

Desde que fue arrestado en Mendoza por matar de tres tiros a su tía, Pyrhia Saroussy (63), y a golpes a su madre, Lily Pereg (54), Gil Pereg está detenido en el módulo N°3 de la cárcel del complejo penitenciario de la capital mendocina, sobre avenida Boulogne Sur Mer.

A escasos metros de donde "posará para la foto" Nicolás Gil Pereg, la policía Científica halló los cuerpos de las dos hermanas desaparecidas.

A escasos metros de donde "posará para la foto" Nicolás Gil Pereg, la policía Científica halló los cuerpos de las dos hermanas desaparecidas.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Las autoridades carcelarias han decidido que Gil Pereg (37) esté solo en una celda, aislado de los otros detenidos. Como no tenía antecedentes, la Justicia ha resuelto que tenga un trato como interno RIF (con Resguardo de Integridad Física). O sea, que no tiene contacto con otros presos, ni siquiera cuando va a los espacios comunes: los patios y baños del penal.

Gil Pereg solo habla con su abogado. No tiene familiares en Mendoza y tampoco ningún amigo o conocido lo ha visitado en la cárcel en las últimas semanas.

Cuando ingresó al penal, el 26 de enero pasado, inició una huelga de hambre y la mantuvo durante cuatro días, en la que apenas bebió agua. Después desistió de la protesta, volvió a alimentarse y recibió las raciones diarias de comida y bebida, aunque asegura que su cuerpo “está entrenado para comer cada cuatro días”.

Testigos que lo conocieron cuando frecuentaba un gimnasio, contaron que Gil Pereg solía alimentase con compuesto vitamínicos y evitaba ingerir comidas.

Las hermanas Pyrhia Saroussy y Lily Pereg fueron asesinadas en enero pasado en Mendoza.

Las hermanas Pyrhia Saroussy y Lily Pereg fueron asesinadas en enero pasado en Mendoza.

Pero no es eso lo que más sorprende a las autoridades del penal, sino los constantes pedidos poco comunes que hace el detenido por el asesinato de las turistas Israelíes.

Por ejemplo, solicitó que le permitan llevar a sus gatos al penal. Al momento de los allanamientos, la Policía descubrió que Gil Pereg vivía con varias mascotas, a las que mantenía con él aún después de muertas.

El cuadro insólito de esa propiedad, donde el acusado estaba construyendo unas canchas de paddle, fue relatado al diario El Sol por uno de los testigos que estuvo presente en el primer allanamiento a la casa de calle Roca al 600, frente al cementerio de Guaymallén: “Dormía en un colchón en el piso, junto a caca de gato. En el patio había al menos 10 cuerpos de animales muertos, entre perros y gatos”.

El pedido concreto que Gil Pereg hizo al director del penal de San Felipe es tener a 10 de sus gatos compartiendo su celda. El acusado de doble homicidio mostraba predilección por sus felinos, más que por su propia madre, a la que mató a golpes y, luego, enterró en un cuarto subterráneo junto al cuerpo de su tía.

Así fueron los allanamiento en el predio donde vivía Nicolás Pereg y en donde fueron hallados los cuerpos de su madre y su tía.

Así fueron los allanamiento en el predio donde vivía Nicolás Pereg y en donde fueron hallados los cuerpos de su madre y su tía.

Yo sabía que estaba escondiendo algo. Dijo que no quería cooperar con la Policía porque desordenaron su casa (hubo tres allanamientos en 12 días de búsqueda). Entonces le pregunté: ‘¿Qué es más importante, tus gatos o tu madre?’, y me dijo: ‘Mis gatos son más importantes para mí'.”, contó su tío, Moshe Pereg, quien viajó desde Israel durante las primeras semanas de las búsqueda de las hermanas y mantuvo contacto con quien terminó siendo el sospechoso de los asesinatos.

Desde el Servicio Penitenciario de Mendoza la respuesta al excéntrico pedido del israelí sigue siendo la misma: “No se puede convivir con mascotas dentro del penal, ya que tener animales en la celda puede afectar las condiciones de higiene y salud del penal”.

El caso

Las hermanas Pyrhia Saroussy y Lily Pereg, quien residía en Australia, fueron asesinadas el 12 de enero, un día después de su llegada a Mendoza desde Israel para visitar al hijo de Pyrhia y sobrino de Lily.

Pyrhia Saroussy y Lily Pereg, quien residía en Australia, fueron asesinadas el 12 de enero, un día después de su llegada a Mendoza desde Israel.

Pyrhia Saroussy y Lily Pereg, quien residía en Australia, fueron asesinadas el 12 de enero, un día después de su llegada a Mendoza desde Israel.

La Policía buscó a las mujeres hasta que el viernes 18 de enero Gil Pereg fue detenido. Al día siguiente, los cuerpos de las hermanas fueron hallados enterrados en la casa del sospechoso, donde habían ingresado pero nunca lograron salir.

La Justicia mendocina ha difundido algunos rasgos de Gil Pereg, que es ingeniero en electrónica y tiene un coeficiente intelectual de casi el doble del promedio. Está lúcido y orientado en tiempo y espacio, por lo que puede ser juzgado.

El ex militar Israelí había llegado a Mendoza en 2007, aunque primero se instaló en el departamento San Martín. Allí manejaba una rotisería, iba al gimnasio, decía que era noruego y se presentaba como Floda Reltih: Adolf Hitler, si se lee al revés.

Vecinos lo describieron como solitario, violento y malhumorado. Sus antecedentes comerciales dan cuenta de que era un estafador, prestamista y un mentiroso compulsivo.

Los perros fueron clave para dar con los cuerpos de las hermanas Pyrhia Saroussy y Lily Pereg.

Los perros fueron clave para dar con los cuerpos de las hermanas Pyrhia Saroussy y Lily Pereg.

Existe la sospecha de que vendía armas en el mercado negro. Tenía registradas 42, pero en los allanamientos realizados en su propiedad sólo encontraron cuatro.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS