Brutal golpiza a un jubilado durante un robo: lo intentaron ahorcar y lo dejaron atado

Policiales
Lectura

Una tarea tan sencilla como sacar la basura se convirtió en una pesadilla cruel para un jubilado de 83 años de Sierra de la Ventana. Dos ladrones le robaron, lo golpearon,

intentaron ahorcarlo con un cinturón y lo dejaron atado y tapado con dos colchones.

Según informó el portal Noticias Tornquist, todo sucedió el domingo por la noche en Iguazú 120, al Sudoeste de la provincia de Buenos Aires, cuando Juan Ernesto Simón fue interceptado por dos delincuentes cuando ingresaba a su casa tras sacar la basura.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Los ladrones comenzaron a exigirle plata al jubilado, quien les dio unos 8 mil pesos que había recibido ese mismo domingo del alquiler de unas cabañas. Pero a los delincuentes no les alcanzó esa suma y comenzaron a golear a Simón con brutalidad.

La saña de los ladrones llegó al punto de intentar ahorcar al hombre con un cinturón. Luego, lo ataron y lo taparon con dos colchones para revolver y romper todo lo que había en el interior de la casa.

Con el botín en su poder, los dos delincuentes escaparon y cerraron la puerta con llave. Cuando encontraron a Simón debieron trasladarlo al hospital, donde quedó internado con varios politraumatismos.

Según la Policía, los ladrones estarían identificados y, en diálogo con FM Reflejos, el subcomisario de Sierra de la Ventana contó que a unas cuadras de la casa de Simón descartaron sus camperas en un tacho de basura.

Una persona los vio y los siguió. Describió los rostros de la misma manera y parecido a lo que contó la víctima del hecho”, dijo el policía.

No es la primera vez que Simón es víctima de un robo. A principios de año había caído en el “Cuento del Tío”. Para los investigadores, la estafa como la entradera fueron cometidas por las mismas personas.

También sospechan que los ladrones serían los mismos que hace un mes asaltaron y golpearon a un comerciante gastronómico en su casa de Saldungaray, una localidad ubicada a poco más de 9 kilómetros de Sierra de la Ventana.