Una lucha que no termina: tras la condena al asesino de Nadia Arrieta, su familia irá contra los jueces que lo habían liberado

Policiales
Lectura

Roberto Arrieta se abraza a la foto de su hija Nadia. La aprieta contra el cuerpo y dice: "Esto es para Nadia, la pienso y digo: 'Bueno, es por vos, no

estás con nosotros pero por vos hicimos esto'. Fue un esfuerzo de un año y el resultado fue una condena a perpetua, que es lo que esperábamos".

El papá de Nadia Arrieta, que trabaja como encargado de una estación de servicio en Villa Bosch, esperó atento mientras leían la sentencia: "Condenar a Néstor Maximiliano Montiel a la pena de prisión perpetua", escuchó. Y se desarmó en llanto.

Montiel sólo presenció la última de las tres jornadas de que duró el juicio.

Montiel sólo presenció la última de las tres jornadas de que duró el juicio.

"Quise llorar más de lo que lloré. Es una primera etapa que se cierra, después de tanto dolor. Para nosotros esto no termina, los jueces que liberaron a esta bestia tienen que dar explicaciones. Mi hija no está más, pero por el resto de la sociedad nosotros tenemos la obligación de hacer algo para que esto no vuelva a suceder", dijo minutos después de finalizada la audiencia.

Este lunes el Tribunal Oral en lo Criminal N°4 de Morón dio a conocer su veredicto después de tres días de juicio y condenó a Montiel a la máxima pena. El día en el que entró al local de Villa Tesei que atendía Nadia para atacarla y matarla, el 1° de marzo de 2018, gozaba de una libertad condicional. Le restaban parte de una pena en otra causa por "robo agravado por uso de arma, privación ilegal de la libertad agravada por violencia, abuso sexual agravado y tentativa de homicidio por cuatro hechos".

Familiares y amigos de Nadia Arrieta abrazan a los padres de la joven asesinada tras conocerse el veredicto.

Familiares y amigos de Nadia Arrieta abrazan a los padres de la joven asesinada tras conocerse el veredicto.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Por eso, ahora los jueces Carlos Torti, Rodolfo Castañares y Pedro Rodríguez lo consideraron reincidente. Según explicó el abogado de la familia Arrieta, el siguiente paso sería que le computen los 35 años de perpetua, más los cuatro que tenía pendientes de la causa anterior y los que le correspondan por los agravantes. Montiel podría terminar cumpliendo casi 50 años de cárcel.

"Estas cosas tienen que marcar un antes y un después. Antes de atacar a Nadia, esta persona apuñaló a una familia que se salvó por gracia de Dios. Una suerte que no tuvo mi hija. ¿Cuántas Nadias tiene que haber para que esto pare de una vez? No sabemos cómo vamos a seguir. Hasta ahora esta era nuestra primera meta, fue un año de golpear puertas, de no parar un minuto en mi casa deprimiéndome y ahora seguimos por los jueces", cerró Beatriz Flores, la mamá de Nadia.

Los antecedentes de Montiel son escalofriantes. El 4 de octubre de 2001 apuñaló a un matrimonio y a sus dos hijos, abusó de la mayor (que tenía 16 años) y les robó 1.800 dólares. Por ese hecho terminó detenido y fue condenado, en 2004, a 18 años de prisión.

Los papás de Nadia Arrieta junto al fiscal Pablo Galarza y el abogado de la familia.

Los papás de Nadia Arrieta junto al fiscal Pablo Galarza y el abogado de la familia.

Estuvo en la cárcel hasta 2014. Empezó con un período de salidas transitorias a la casa de una adolescente que decía ser su novia y pronto la abuela de esa joven prometió darle trabajo en una fiambrería.

Fue entonces que la Cámara Penal de Morón, integrada en este caso por Fabián Cardozo y Fernando Bellido, accedió al pedido de la defensa y le concedió la libertad condicional. La familia de Nadia presentó una denuncia contra ambos jueces que ahora debe analizar la Comisión Bicameral de Juicio Político de la Legislatura bonaerense.

Por orden del juzgado, Montiel tenía que realizar un tratamiento psicológico mientras gozaba del beneficio. La profesional que lo atendía le dio el alta meses después, en 2015.

Roberto Arrieta y Beatriz Flores, los padres de Nadia, minutos después de conocerse la sentencia.

Roberto Arrieta y Beatriz Flores, los padres de Nadia, minutos después de conocerse la sentencia.

El 1° de marzo de 2018, aún en libertad condicional, Montiel entró al negocio de venta de regalos que Nadia Arrieta tenía con su mamá en el centro de Villa Tesei. Estaba sola. La ató, intentó abusar de ella y la mató.

Lograron detenerlo cuatro días después, gracias a las cámaras de seguridad que lo detectaron saliendo del negocio, a una huella dactilar que dejó sobre uno de los productos que Nadia vendía en su regalería y porque la joven anotó su teléfono en una agenda que tenía para tomar pedidos.

Con esos elementos lo rastrearon hasta la casa de una joven de 18 años a quien le había regalado un set de mate que había robado del negocio de Nadia. A él la Policía lo encontró mientras deambulaba por Avellaneda.