Buscan a un motochorro de 16 años por el crimen del hombre que defendió a su inquilina

Policiales
Lectura

Tiene 16 años, es "conocido en el barrio" y lo acusan de ser uno de los motochorros que ejecutó a Julio Damián Castillo (36), el hombre que salió en defensa de

su inquilina durante un asalto en José León Suárez.

El adolescente está acusado de ser el autor material del disparo que mató a Castillo, quien murió en el Hospital de Boulogne, donde fue trasladado el sábado a la noche.

Marta, la madre de Julio Damián Castillo, junto a una de las hermanas del hombre asesinado por motochorros en José León Suárez.

Marta, la madre de Julio Damián Castillo, junto a una de las hermanas del hombre asesinado por motochorros en José León Suárez.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La Policía realizó allanamientos en busca del sospechoso y secuestraron varias armas que se investiga si pudieron haber sido usadas en el crimen del hombre.

Fuentes de la investigación aseguraron que los operativos se centraron esta mañana en la villa La Cárcova, de San Martín, donde buscaban a un adolescente de 16 años que fue identificado como el motochorro que hirió de muerte a Castillo.

Por la tenencia ilegal de las armas secuestradas -un revólver, una pistola y una escopeta, durante los allanamientos de esta mañana fueron detenidas tres personas, aunque por el momento ninguna de ellas quedó imputada por el asesinato de Castillo.

El hecho ocurrió cerca de las 20 del pasado sábado en el cruce de las calles Malabia y Estrada, en José León Suárez, donde Castillo se hallaba con una inquilina y otra persona y fueron sorprendidos por dos delincuentes en moto que les exigieron sus pertenencias.

Los delincuentes se apoderaron del celular de la joven que se hallaba con Castillo y luego la agredieron, por lo que el hombre salió en su defensa y recibió un balazo que le provocó la muerte.

La Policía secuestró armas que creen que fueron usadas por los motochorros en el crimen de Castillo en José León Suárez.

La Policía secuestró armas que creen que fueron usadas por los motochorros en el crimen de Castillo en José León Suárez.

Mientras tanto, fuentes policiales señalaron que la víctima asesinada por motochorros tiene antecedentes que datan de entre 2004 y 2006 por robo y tenencia de drogas. Por una de esas causas estuvo preso en la cárcel de Sierra Chica.

Esta mañana, la madre de la víctima aseguró que los sospechosos del crimen "son conocidos del barrio" y pidió a las autoridades que los detengan.

"¿Qué es lo que esperan para detenerlos?", se preguntó Marta, la madre de Castillo en la puerta de la casa donde el sábado último fue asesinado su hijo.

La Policía secuestró armas que creen que fueron usadas por los motochorros en el crimen de Castillo en José León Suárez.

La Policía secuestró armas que creen que fueron usadas por los motochorros en el crimen de Castillo en José León Suárez.

Respecto al crimen, la mujer explicó que "estaban las tres personas juntas y estos hombres quisieron asaltarlos. Le sacaron el celular a la chica, que se llama Johana y cuando le preguntaron a mi hijo, él les contestó que no tenía nada. No tenía celular, nada".

"En ese momento, uno de los delincuentes empujó a la piba y él les dijo: 'dejala tranquila, ya te dimos todo lo que tenemos'. Ahí el tipo se subió a la moto y le pegó el tiro. ¿Pero por qué lo mató? Le podía haber disparado en una pierna, en un brazo, pero no a matar...", se lamentó.

"Ocho menos diez vine acá y a las ocho ya estaba muerto. Estaba acá en la esquina, tirado como un perro, estaba blanco, con los ojos abiertos", explicó a la prensa la mujer, en medio de una crisis de llanto.

"¿Qué hago yo ahora, qué hace esta familia para seguir adelante?", se preguntó Marta.

A su lado, otra de sus hijas explicó que los autores del crimen "son conocidos del barrio".

"Hay una agrupación vecinal que los viene denunciando hace rato, pero nadie hace nada para detenerlos", dijo.

El hecho es investigado por personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial San Martín que dispuso una serie de medidas para intentar identificar y detener a los sospechosos.