Buscan a un prófugo por asesinar al dueño de una pollería frente a su familia

Policiales
Lectura

Estaba por cerrar su negocio junto a su familia cuando llegaron dos ladrones que les exigieron plata y celulares. Pero antes de escapar, los asaltantes acribillaron de cuatro tiros al dueño

del negocio. Por el crimen hay un sospechoso detenido y otro prófugo.

El violento asalto ocurrió este jueves al mediodía en la granja "El Pollo", ubicada en Hualfin y Soldado Sosa, en Rafael Castillo, partido de La Matanza. Allí se encontraba Alejandro Cano (33) junto a su pareja, su bebé de un año y otro de sus cinco hijos menores de edad.

En ese momento, cerca de las 13, llegaron dos ladrones armados en un Volkswagen Suran, se bajaron y amenazaron a la familia a punta de pistola. Las víctimas les entregaron el dinero y los celulares.

 
 
Mirá también

Brutal ataque a un colectivero: lo golpearon hasta desmayarlo

Se trata de Luis Alberto Leal (22), alias "El Choy", quien fue indagado este viernes mediodía por el fiscal Marcos Borghi, a cargo de la Fiscalía Temática de Homicidios de La Matanza. Se negó a declarar.

Mientras tanto, los investigadores continúan buscando al prófugo. Aseguran que ya fue identificado. Creen que el asalto en la granja fue el último capítulo de un raid delictivo que comenzó en Villa Luzuriaga con el robo del auto a un repartidor de planchetas para cocina, siguió en el barrio Los Pinos de San Justo y luego terminó en la pollería donde mataron a Cano.

La víctima presentaba siete orificios de entrada y salida en su cuerpo, por lo que se cree que recibió 4 tiros en la zona de las piernas y el torso. Según testigos, le dispararon porque a pesar de que entregó todo el dinero se "resistió a ir al fondo del local". El crimen ocurrió delante de su pareja y dos de sus hijos.

Mirá también
Los
Mirá también

Los “marcadores” de la City atacan de nuevo: adónde eligen a sus víctimas

Por su parte, la Bonaerense informó que además de "El Choy", hay otros tres detenidos. Aunque fuentes judiciales explicaron a este diario que, en principio, esas personas no tienen nada que ver con el asesinato de Cano.

Según la hipótesis policial, los detenidos son cuatro porque dos fueron los que asaltaron el negocio, mientras que otros dos hicieron de campana en el Suran y luego participaron del incendio del auto para borrar rastros.

Luego del crimen, vecinos y comerciantes de Rafael Castillo realizaron una manifestación exigiendo justicia y más seguridad en la zona.

Mirá también
Dos motochorros tenían aterrorizado a un barrio de La Matanza: 2 crímenes en 16 días
Mirá también

Dos motochorros tenían aterrorizado a un barrio de La Matanza: 2 crímenes en 16 días

"Nos duele porque era una excelente persona", explicó a Crónica TV un vecino que contó que a Cano "ya le habían robado dos o tres veces antes", a pesar de que había abierto el local solo hacía dos años.

Una vecina dijo que pasó por el frente del negocio poco antes del crimen y estimó que el asalto ocurrió cuando el comerciante "estaba por cerrar", al tiempo que describió a Cano como "un buen muchacho" y "colaborador".

La mujer recordó, además, que Cano había abierto el local "con la indemnización con la que lo habían despedido de otro trabajo".

Los vecinos continuaron la protesta frente a la comisaría del barrio San Carlos, hasta que fueron recibidos por las autoridades, que prometieron el esclarecimiento del homicidio.