Tragedia en San Miguel del Monte: "Vi pasar el auto y el patrullero disparando", aseguró un testigo

Policiales
Lectura

“Vi pasar el auto y después el patrullero disparando. Me tiré al piso enseguida. Todavía me acuerdo cómo me zumbaban los oídos de lo cerca que me pasaron las balas”.

El

que habla es Rodrigo Masías (18), testigo clave de una tragedia que dejó en shock a San Miguel del Monte, a cinco familias destrozadas, a tres policías de la Bonaerense separados de la Fuerza y a una agente en terapia intensiva luego de que el dolor popular se tradujera en ira, y la ira en incidentes en un martes de furia frente a la comisaría local.

San Miguel del Monte: las cuatro víctimas de la confusa persecución policial. (FM Actitud)

San Miguel del Monte: las cuatro víctimas de la confusa persecución policial. (FM Actitud)

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Rodrigo no sabía que en ese Fiat 147 Spazio blanco que vio pasar seguido del patrullero iban chicos que él conocía. Tampoco se imaginó que vería cómo el auto chocaba contra el acoplado de un camión estacionado, cómo daba trompos y luego se partía al medio. Mucho menos pensó, como los miles de vecinos, que el ritmo de la ciudad se paralizaría y que, a más de 36 horas de la tragedia, TV de los bares y las radios locales sólo repetirían la dolorosa noticia: Aníbal Suárez (22), Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13) y Danilo Sansone (13) murieron tras el violento choque.

Rocío Guagliarello (13) se salvó de milagro y en el hospital “El Cruce” de Florencia Varela intentan salvarle la vida.

Las dudas son muchas sobre lo que pasó la madrugada del martes sobre la Ruta 3. Las sospechas sobre el accionar de la Policía se multiplican. Aunque los agentes lo desmienten, los investigadores no descartan que hayan disparado contra el auto de las víctimas durante la persecución.

En medio de la tensión, un cordón policial separó este miércoles por la tarde a los vecinos de municipalidad y los hizo concentrarse en la plaza Adolfo Alsina, donde la angustia los inunda, los carteles claman Justicia por esos chicos muertos y sus fotos ponen en imágenes lo corta que fue la vida para ellos.

En esa misma plaza Alsina los unió el destino a Aníbal, Gonzalo, Danilo, Camila y Rocío el lunes por la noche. Unas horas antes de ese encuentro Rocío había logrado que su mamá le diera permiso para ir a dormir en la casa de su amiga inseparable, Camila.

Personal de Gendarmería trabaja en el Fiat 147 Spazio en el que viajaban los chicos. (Maxi Failla)

Personal de Gendarmería trabaja en el Fiat 147 Spazio en el que viajaban los chicos. (Maxi Failla)

"Eran como hermanas, estaban todo el tiempo juntas. Las escuché reírse en la cocina, esto eran diez y pico de la noche”, recordó Yanina, la mamá de Camila. Fue lo último que escuchó de su hija y de Rocío: “Nadie me la va a devolver”.

Gonzalo también había logrado que su mamá lo dejaran ir a la plaza ese lunes por la noche para compartir con Danilo la pasión que los unía: el skate y el rap. La plaza Alsina era su escenario preferido, todos lo sabían y decían que eran “muy buenos”.

"Eran unos nenes, que estaban en su plaza de todos los días. Iban a rapear. Estos señores abusaron de su autoridad", remarcó Susana, la mamá de Gonzalo, en diálogo con Arriba Argentinos (El Trece).

Lo cierto es que ese lunes por la noche Camila, Rocío, Gonzalo y Danilo aceptaron la invitación de Aníbal, que apareció a bordo de su Fiat 147. Y todos se subieron. El coche no estaba a su nombre y, según su tía Mónica, la Policía lo venía extorsionando: "Le pidieron $5.000 para no que no quedara secuestrado".

Así quedó el Fiat 147 Spazio (FM Actitud)

Así quedó el Fiat 147 Spazio (FM Actitud)

En un tramo del paseo, comenzó la confusa persecución que terminó con el Fiat 147 destruido sobre la Ruta 3 y los cuerpo de los chicos desparramados. Sólo se salvó Rocío y sus padres esperan desesperados cada novedad de los médicos del hospital de Florencia Varela.

"Fue a encontrarse con las amiguitas en la plaza. Vino el chico este (NdR: por Aníbal) y los llevó a dar una vuelta, como cualquier auto que sale. El patrullero le hizo una seña de luz y el chico no frenó, aceleró un poquito. Uno saca el cuerpo y le empieza a tirar tiros", fue contundente ante las cámaras de TN el papá de Danilo. Y continuó: “Lo siguieron corriendo hasta que lo hicieron meter abajo de un camión, porque tenían miedo los chicos. Les iban tirando con balas, no con piedritas".

La noticia de las muertes atravesó la ciudad y la vistió de luto, de dolor, de furia mientras se sumaban testimonios sobre disparos de parte de la Policía. El martes por la tarde, los vecinos se movilizaron hasta la comisaría, donde reclamaron Justicia y lanzaron piedras. En ese marco, fue herida Noemí Baigorria, de la comisaría 1° de Lobos. Está grave en la clínica Fitz Roy de la Ciudad de Buenos Aires con fractura de cráneo.

Al mismo tiempo se conocía la imagen de minutos antes del choque: el auto donde iban los chicos y detrás un patrullero del que asoma medio cuerpo de un agente por la ventanilla. Según la versión policial, intentaba identificar la patente para darle aviso a otras patrullas.

De buzo negro, Matías Masías, testigo del accidente y un cartel donde pide Justicia. (Maxi Failla)

De buzo negro, Matías Masías, testigo del accidente y un cartel donde pide Justicia. (Maxi Failla)

"Estamos para defender a la gente, y si alguien hizo las cosas mal, lo va a tener que pagar”, dijo la intendenta de San Miguel del Monte, Sandra Mayol, y confirmó que la Justicia secuestró las armas de los policías y sus celulares tras decretar tres días de duelo. Este jueves será el velatorio y, luego, los compañeros de la Escuela Media planean una marcha en la plaza.

El jefe de turno de la comisaría, subcomisario Julio Franco Micucci, y los dos policías que participaron de la persecución, el capitán Rubén Alberto García y el oficial Leonardo Daniel Ecilape, fueron desafectados. "Les caerá todo el peso de la ley", dijo el ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo.

Este miércoles a la noche Gendarmería realizaba las pericias para determinar si los policías dispararon. Entre los elementos secuestrados, según señaló la abogado Dora Bernárdez, representante de las familias de Domínguez y López, hay "cuatro casquillos de armas calibre nueve milímetros".

La captura donde se ve al policía con el cuerpo afuera del patrullero. (FM Actitud)

La captura donde se ve al policía con el cuerpo afuera del patrullero. (FM Actitud)

"Lo único que me imagino es la última imagen de mi hijo, pensando en mí. 'Mamá, tengo miedo'. Por este dolor necesito que se haga Justicia". Lo dijo Susana, la mamá de Gonzalo, pero lo podrían haber dicho cualquiera de los padres de Carlos, de Danilo, de Camila o de Rocío.

Enviado especial

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...