La carta de un femicida a sus hijos: “Sé que nunca van a perdonarme”

Policiales
Lectura

Se pegó un tiro en la sien, después de haber matado a su esposa, pero sobrevivió por algunas horas. Ayer murió en el hospital donde estaba internado, en el partido bonaerense de Zárate. El femicida les había dejado una carta a sus hijos: “Sé que nunca van a perdonarme”.

El femicidio se produjo el viernes a la tarde en una casa ubicada en la calle Pacheco al 1.800. Se efectuaron dos disparos. Uno contra el cuerpo de Betina Mancini (38) que murió a las pocas horas en el hospital. El otro lo efectuó Gabriel Ortigoza (40) sobre su propia sien, según los investigadores del caso.

“Yo sé que nunca van a perdonarme, pero quiero que ustedes digan todo, como eran las cosas. Siempre los voy a amar”. Eso era lo que decía en una carta escrita a mano encontrada en el auto de Ortigoza, al parecer dirigida a sus hijos, de 16 y 15 años.

La hija mayor de la pareja fue la que descubrió esta escena dramática: sus padres ensangrentados y con un tiro en la cabeza cada uno. Llamó al 911 para alertar de lo encontrado. La mujer murió a las pocas horas en el hospital.

La muerte de Ortigoza se produjo ayer por la madrugada en el hospital Zonal General Agudos Virgen del Carmen en Zárate, a causa de la gravedad de la herida de bala que tenía en la sien derecha con entrada y salida de la bala.

Al llegar los efectivos de la Comisaría 1a de Zárate a la vivienda, encontraron a los padres de la adolescente baleados pero con signos vitales y con una pistola entre medio de ellos.

Ella era peluquera y él trabajaba en un peaje.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...