El motivo por el que la Argentina no puede ser víctima de un ciberataque global

Policiales
Lectura

El celular de Pablo Lázaro “explotaba”. Eran las siete de la mañana del 16 de junio de 2019. El director del área de Ciberdelito, dependiente del ministerio de Seguridad de la Nación, no

comprendía por qué su teléfono se había convertido en una segunda alarma.

“El fono no paraba, cuando lo contesté me preguntaron: '¿Fue un ciberataque?' No sabía qué responder. ¿Ciberataque? Hasta un amigo que vive en Europa me preguntaba: '¿Es un ciberataque?' Después me contaron del apagón y ahí pensé: difícil”, relata a Clarín el funcionario.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Su dirección, junto a la Fundación CAPA 8, es la organizadora del “2° Taller Internacional de lucha contra el ciberdelito”, que este martes y miércoles reunió a algunos de los principales expertos en el tema del mundo, durante una conferencia en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA), en el barrio porteño de Puerto Madero.

Conferencia sobre ciberdelito en la UCA, en Puerto Madero.

Conferencia sobre ciberdelito en la UCA, en Puerto Madero.

Lázaro utiliza el ejemplo del “apagón” para explicar las fallas tecnológicas de la Argentina y los irónicos beneficios devenidos de esas carencias. “El país posee estructura, hay conocimiento, capacidad técnica, pero a la vez no está superconectado como ocurre en Norteamérica o Europa. Las redes no están comunicadas, entonces no es tan sencillo que seamos víctimas de un ataque global”, indica con una sonrisa.

“No, no puede pasar algo como Duro de Matar 4”, responde ante la duda del periodista. En la película, John McClane (el personaje que encarna Bruce Willis) se enfrenta a un grupo terrorista que toma el control de las principales redes (electricidad, transporte) de Estados Unidos.

“De todos modos, las grandes empresas distribuidoras y los organismos y fuerzas del Estado están protegidos por sistemas de seguridad”, advierte el funcionario.

Lázaro es ingeniero y uno de los expertos más respetados del país en su área. No exhibe un discurso pregrabado para la prensa. Tampoco duda en señalar lo que queda por hacer en la Argentina.

“En el país tenemos programadores y personal muy bien preparado, lo que ocurre es que hoy son otros los países que llevan la delantera. También nos faltan estadísticas, aunque ya las vamos haciendo, y tenemos deudas en materia de legislación. El grooming, por ejemplo, no es considerado un delito federal y la Justicia de cada provincia se ocupa de los casos”, agrega.

La mención no es casual. En el grooming, un adulto acosa y engaña a personas menores de edad. Y puede hacerlo desde una ciudad mientras que sus víctimas se encuentran en otras. “Puede asumir numerosas cuentas y personalidades”, subraya Lázaro.

La dirección que tiene a su cargo trabaja en unos 1.000 casos por año. En 2018, más del 30% de ellos fueron por grooming, amenazas y búsqueda de paraderos. En 2019, más del 40% por búsqueda de personas y narcotráfico.

Se trata de un equipo compacto y en donde predominan los expertos con amplia experiencia y reconocida labor en el distintas áreas de seguridad y defensa. Su segundo es Pedro Janice, ex director Nacional de la Oficina Nacional de Tecnologías de Información y especialista en ciberseguridad.

Pablo Lázaro y Pedro Janice (segundo de Cibercrimen).

Pablo Lázaro y Pedro Janice (segundo de Cibercrimen).

La Dirección de Ciberdelito se creó en marzo de 2018 y el terreno por delante es difícil de mensurar, reconoce Lázaro.

“Avanzamos en todos los sentidos en una sociedad que tiene conciencia pero a la que le falta prevención. Hay delitos que ocurren porque la gente no es cuidadosa con su correo, por ejemplo. Usan su correo personal con temas laborales y ahí empiezan los problemas. Es una puerta para el hackeo”, apunta.

EMJ

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS