Diccionario motochorro: la intimidad de una banda mixta y con cobertura policial

Policiales
Lectura

"Hablé con el 'tomba' y me dijo que todo mal conmigo. Me dijo que tienen fotos del flaco y mías. Que el carro del flaco está re hirviendo. Me dijo el man: 'menos

mal que cambió el color de pelo. Si a usted la paran (o algo) a mí no me conoce, a mí no me ha visto, a mí nada'".

El extracto pertenece a una escucha judicial captada el 21 de noviembre de 2017. En ella, la colombiana Angie Liliana Cardozo Montaña (36) habla con su pareja, el argentino Horacio Maximiliano Rodríguez (44), e intenta coordinar una salidera bancaria con él y con su hermano, Fernando Nahuel Rodríguez (39).

Todos están apostados en la zona y mientras se ponen de acuerdo en su ubicación en el Microcentro, Angie le comenta que tiene problemas con el policía ("tomba", en la jerga colombiana) que le da protección.

Señalada como líder de una banda dedicada a las salideras, principalmente en la zona bancaria de la Ciudad, y con capacidad para coordinar motos, autos y hasta bicicletas en un mismo objetivo, al clan de Angie se le atribuyen al menos 25 robos -anclados en sus respectivas causas judiciales- concretados entre agosto de 2017 y el 5 de noviembre pasado.

Un motochorro detenido en el centro porteño. FOTO SILVANA BOEMO

Un motochorro detenido en el centro porteño. FOTO SILVANA BOEMO

Ese último día, la jueza Paula González -a cargo del Juzgado de Instrucción N° 40- y el fiscal Andrés Madrea dirigieron un operativo que incluyó 25 allanamientos y terminó con 15 detenidos.

Todos ellos -más nueve que ya estaban presos por procesos anteriores- están acusados de ser integrantes de una organización muy aceitada a la que se señala detrás del asalto al periodista Jorge Rial, a quien un motochorro le manoteó el reloj el 25 de octubre de 2017 (ahora fue detenido el dueño de esa moto) en el barrio de Palermo.

x

También, por el robo a Carolina Barros Schelotto (hermana de los mellizos Guillermo y Gustavo). El saqueo a su camioneta en un estacionamiento del Microcentro quedó totalmente registrado por las cámaras de seguridad del lugar.

En cuanto a los protagonistas de la escucha telefónica con la que empieza esta nota, no todos corrieron con la misma suerte luego de los allanamientos llevados adelante por la División Robos y Hurtos de la Policía de Ciudad.

Angie quedó prófuga y se calcula que actualmente está en Colombia. Del plan de regreso a su patria, la mujer ya le había hablado a su entorno, sobre todo después de la detención de su marido en 2018.

Aún preso, "Maxi" se mantuvo al tanto de todos los detalles de su familia y de su negocio, desde los teléfonos públicos de la cárcel. Y lo hizo incluso luego de que parte del liderazgo de la organización recayera en el colombiano Christian Camilo Cipacon Gallego (30).

Detuvieron a 24 personas acusadas de integrar dos bandas de motochorros que operaban en el microcentro porteño.

Detuvieron a 24 personas acusadas de integrar dos bandas de motochorros que operaban en el microcentro porteño.

Ahora tanto Maxi, como su hermano Fernando, fueron puestos a disposición de la jueza González, pero de hecho ya estaban presos por otras causas al momento de los allanamientos. 

Al que le fue peor de todos fue al "tomba", el policía de la comisaría 1° que le brindaba protección a la banda y que fue identificado por los investigadores.

El oficial Eduardo Aníbal Villarreal (48) quedó detenido (y se le negó la excarcelación), ya que se sospecha que protegía a los ladrones e incluso ordenaba la zona entre las distintas bandas que se la disputaban.

x

En los fundamentos del pedido de detención elaborado por el fiscal Madrea consta un curioso episodio entre el policía y Angie, ocurrido el noviembre de 2017.

En una inspección realizada en un garaje ubicado sobre la avenida Corrientes al 400 -lugar donde se marcaba a víctimas de salideras-, se encontró a Angie escondida en el asiento trasero de un Renault Logan. La mujer fue sorprendida mientras hablaba por teléfono. Estaba dando excusas a los inspectores cuando apareció de la nada el oficial Villarreal a socorrerla.

Esto también quedó debidamente registrado en la escucha telefónica del 21 de noviembre de 2017. "El 'tombo' les dijo que yo estaba descompuesta y que por eso estaba en el auto, por eso no me había bajado", se escucha que le cuenta Angie a su pareja, Maxi.

Compuesta casi mitad y mitad por argentinos y colombianos, la organización tenía también a muchas mujeres entre sus filas. Ocupaban tanto cargos de poder como trabajaban de "marcadoras", detectando posibles presas, generalmente en garajes del microcentro porteño.

Una vez elegida la víctima, se usaban autos, motos y bicicletas para ir siguiéndola y rodeándola hasta el momento de "pincharla" (atacarla).

La mejor manera de acumular poder dentro de la organización era poseer -o contar- con muchos vehículos para hacer los seguimientos. Un detalle: ninguno era robado para no generar problemas. De hecho, algunos de los detenidos son dueños de autos que fueron puestos a disposición de los robos.

Entre los allanamientos del 5 de noviembre hubo una lista de hoteles que eran usados como domicilios alternativos por algunos miembros de la banda. En habitaciones que aparecían registradas con nombres falsos, iban dejando los botines logrados durante el día. Estos eran desparejos. Llegaron a robar 350.000 pesos o 4.500 euros a dos víctimas y en algunos casos solo se llevaron un bolso con ropa de deportes o un celular.

Todo estaba pensado de forma ordenada. Como un trabajo rutinario más. El "negocio" tenía sus horarios, sus días, su zona de influencia, sus "amigos policías" y hasta su propio léxico, con palabras en clave o traídas de Colombia. Si no, que lo diga "el tomba".

El diccionario motochorro

Cuchos: víctimas de los asaltos, objetivos.

Paracaídas: mochilas.

Maletos: bolsos.

Chocolate negro: maletín o carpeta negra.

Mula: vehículo.

Reina: camioneta.

Amarillo: taxi.

Cambiadero: banco, financiera.

Pinchar: romper, interceptar.

EMJ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Cargando...