Los últimos detalles que han salido a la luz sobre el episodio de los niños muertos en el bombardeo que el Ejército colombiano perpetró en contra de una disidencia de las FARC, el pasado 30 de agosto, involucraron a tres grandes organizaciones del crimen organizado mexicano: el Cártel de Sinaloa, Cártel Jalisco Nueva Generación y células de lo que alguna vez fueron “Los Zetas”.

En un principio tras el allanamiento a una finca, el gobierno evito informar sobre la liberación. A Ovidio Guzmán se lo había identificado dentro de la vivienda y detenido pero inmediatamente, los efectivos fueron rodeados mientras se producían ataques narcos en toda la ciudad. Durante el juicio y al conocerse la condena al Chapo Guzmán, López Obrador había asegurado: “No le deseo mal a nadie”

Cargando...