Diferencias entre veganos y vegetarianos: comidas y formas de vida

Sociedad
Lectura

Uno suele confundirlos, sobre todo si no está en el tema o no ha leído sobre sus costumbres. Un primer pincelazo nos dice que ambos, veganos y vegetarianos, no comen carnes

de ningún animal: ni cerdo, ni vaca, ni aves, ni pescados. Eso los convierte en parecidos para el mundo carnívoro. Pero en realidad, son muy claras las diferencias entre veganos y vegetarianos, así como no son iguales sus comidas y formas de vida.

Los veganos consideran que el ser humano no está por encima de ninguna otra especie animal, sino que se consideran con los mismos derechos que un cerdo o una hormiga. Centrados en esta postura ética y filosófica en defensa de todos los animales, los veganos no consumen carne ni nada que provenga de ellos: ni leche, ni manteca, ni huevos, ni quesos, ni ningún lácteo, ni miel. Nada. De algún modo, un vegano es siempre un militante que le expresa al mundo su necesidad de cambio: no usan sedas, ni zapatos o ropas de cuero, ni aceptan ningún objeto de decoración que derive de algún animal.

A diferencia de los veganos que no aceptan derivados animales, los vegetarianos desayunan con leche y quesos.

A diferencia de los veganos que no aceptan derivados animales, los vegetarianos desayunan con leche y quesos.

Los vegetarianos también excluyen por completo la carne de sus comidas, pero con el objetivo de llevar una dieta saludable y combatir la crueldad con los animales, la contaminación del medio ambiente y la deforestación de los bosques. Quieren un mundo mejor, aunque no se los suele ver polemizando en programas de TV como a los veganos ni participando como ellos de la mayoría de las manifestaciones por la defensa del medio ambiente. Además, por lo general, los vegetarianos suman a sus comidas cualquier derivado de los animales: desayunan con leches y quesos, untan sus tostadas con miel o dulce de leche, comen huevos y suelen vestirse, como la mayoría de la gente, con ropas comunes, muchas de ellas derivadas de los animales como las lanas o la seda.

Cuál es la diferencia entre ser vegano y ser vegetariano​

Hasta mediados del siglo XX, solo se hablaba de vegetarianos , no de veganos. Y los vegetarianos eran quienes no se alimentaban con carne, ni pollo, ni pescado. La palabra vegan (vegano) fue creada en 1944 por la Vegan Society, en Inglaterra, ante la necesidad de diferenciar del resto de los vegetarianos a personas que pueden descartar la carne en forma directa, pero también los alimentos producidos por animales, como la leche , la manteca, la miel o los huevos.​

Los veganos son militantes y tiene una gran conciencia en defensa de todos los animales. No usan ropas de lana, ni cuero, ni seda.

Los veganos son militantes y tiene una gran conciencia en defensa de todos los animales. No usan ropas de lana, ni cuero, ni seda.

Los veganos rechazan los productos que han implicado "explotación" de algún animal para su elaboración. Desde lácteos y miel (aseguran que las abejas son esclavizadas y muchas mueren de estrés por la alta demanda de la industria apícola), hasta el uso de prendas, medicamentos, productos cosméticos y cualquier objeto de origen animal. Seleccione la opción para todo experimento y / o ensayo sobre animales para la producción de maquillajes, cremas para la piel y artículos de limpieza. Y mucho menos aceptan la presencia de animales con multas de entretenimiento (zoológicos, carreras de caballos, corridas de toros, acuarios, etc.). Ser vegano, como se ve, es un estilo de vida llena de compromiso y militancia por causas nobles ante la sociedad.

Los vegetarianos, por su parte, ponen el foco en la alimentación y han sido maestros en todo el siglo XX y en nuestro tiempo de la vida saludable, del cuidado del cuerpo a través de comidas muchísimo más sanas. En principio, cualquier persona que no consume carne es considerada vegetariana. Pero los vegetarianos en general ​(luego veremos que hay subdivisiones) se diferencian de los veganos por ser más permisivos en sus comidas con los derivados de los animales: pueden comer un waffle de dulce de leche, tostadas con miel, tortillas hechas en base a huevos, leches y lácteos por citar algunos ejemplos.

Comidas típicas de un vegano​

Al igual que los vegetarianos, la de los veganos es una alimentación que está basada en verduras (en especial las hojas verdes), frutas de todo tipo, cereales integrales, semillas, algas, brotes, tubérculos y frutos secos. Pero no aceptan ningún derivado del mundo animal, no toman ninguna leche que no sea vegetal, ni comen miel, huevos o lácteos en general.

Vegetales y legumbres. Esenciales tanto en la dieta vegana como vegetariana, que también tiene cereales integrales, algas, y frutas de todo tipo.

Vegetales y legumbres. Esenciales tanto en la dieta vegana como vegetariana, que también tiene cereales integrales, algas, y frutas de todo tipo.

Podríamos definir una comida típica para veganos con el siguiente menú: para el desayuno, un café con leche vegetal con bizcocho vegano de limón. Para media mañana, fruta o crudités con palta. En el almuerzo, berenjenas rellenas de boloñesa de garbanzos y frutas de estación. En la merienda, un puñado de frutos secos o tortitas de arroz integral con chocolate negro. Y para la cena, ensalada de brotes y quinoa con verduras al curry y de postre, manzana asada rellena con nueces y pasas.

Los veganos deben ser muy cautelosos a la hora de comprar sus alimentos: en muchas de las comidas elaboradas que se encuentran en el mercado se reemplazan sustancias de origen animal por otras como grasas o aceites vegetales, pero de baja calidad, o donde las proporciones de alimentos saludables son escasas. Por eso se recomienda más optar por productos naturales. Y en caso de recurrir a los procesados, leer bien las etiquetas y priorizar los que contengan ingredientes similares a los que se usan en casa.

Las frutas de estación son otro pilar que une tanto la alimentación vegetariana como la vegana.

Las frutas de estación son otro pilar que une tanto la alimentación vegetariana como la vegana.

​Comidas típicas de un vegetariano

​Con una alimentación también basada en verduras, frutas de todo tipo, cereales integrales, semillas, algas, brotes, tubérculos y frutos secos, en su gran mayoría, los vegetarianos agregan a  su dieta diaria leche de vaca, miel, manteca, huevos, quesos, yogur y todo tipo de lácteos.

Para verlo en contraste con el mundo vegano, una comida típica para vegetarianos bien podría comprender el siguiente menú. Para el desayuno, un café con leche con dos tostadas de pan integral con miel o mermelada. A media mañana, un yogur con fruta fresca tipo cerezas o frutillas. En el almuerzo, una ensalada de garbanzos con queso fresco, aceitunas, tomates y rúcula con sandía de postre. En la merienda, jugo de naranja y tostadas de pan integral con dulce de leche o queso blanco con mermelada. Y en la cena, tortilla de espinacas, cebolla y huevos al horno con un durazno de postre.

Tortilla de vegetales. Muy vegetariana, los veganos la rechazan porque está hecha con huevos, derivados de un animal.

Tortilla de vegetales. Muy vegetariana, los veganos la rechazan porque está hecha con huevos, derivados de un animal.

​Dentro del mundo de los vegetarianos, hay muchas tendencias en cuanto a los derivados de los animales que pueden comer. Algunos toman leche y comen huevos de campo y miel (los Api-ovo-lacto vegetarianos). Otros sólo se permiten huevos, otros sólo leche, otros miel y leche, otros sólo miel y huevos. Cada uno va adaptando la dieta a su estilo de vida, a lo que sienten que les hace mejor. Incluso hay quienes se llaman vegetarianos y agregan a su dieta la carne de pescado.

En cualquier caso, el equilibrio nutricional es uno de los aspectos que mayor atención deben prestar tanto veganos como vegetarianos. Según los especialistas, si la dieta a base de plantas está bien planificada, puede satisfacer las necesidades orgánicas de personas de todas las edades incluyendo a los niños, adolescentes y mujeres embarazadas o en período de lactancia. "Un plato saludable debe incluir la mitad de vegetales (hortalizas, zanahorias, tomate), y el resto distribuido entre cereales o legumbres, semillas y tubérculos (papa, batata o choclo)", explica Rocío Runca, nutricionista especializada en alimentación nutritiva, natural y consciente Y recomienda evitar las mono dietas centradas solo en un ingrediente, como papa, arroz, tomate y fideos.

Un panqueque de dulce de leche es disfrutado por un vegetariano clásico. El vegano lo rechaza porque los huevos y el dulce provienen de la gallina y la vaca.

Un panqueque de dulce de leche es disfrutado por un vegetariano clásico. El vegano lo rechaza porque los huevos y el dulce provienen de la gallina y la vaca.

Los vegetarianos y veganos también deben estar atentos al aporte adecuado de proteínas, hierro, vitamina D, calcio, yodo, omega 3 y, especialmente, vitamina B12. "Hay que realizar controles médicos periódicos y complementarios esos nutrientes que se encuentran en mayor medida en alimentos de origen vegetal. La vitamina B12, por ejemplo, es esencial para el funcionamiento del organismo", explica Rocío Runca.

​Y agrega la especialista sobre el cuidado de las dietas veganas y vegetarianas: "También es aconsejable exponerse 20 minutos al sol para sintetizar vitamina D y realizar actividad física para generar masa muscular y fijar el calcio en los huesos. Y para lograr una mejor absorción de hierro, las hojas verdes (espinaca, acelga), el kale, los hongos, la levadura nutricional y las legumbres cumplen un rol fundamental".